5 razones por las que los informes comerciales de empresas facilitan la toma de decisiones

informes comerciales

Comenzando por el principio, los informes comerciales reflejan las características más relevantes de una empresa en concreto. Por consiguiente, como fuente de información empresarial fiable -sus datos se extraen de fuentes públicas oficiales-, pueden ayudarte a tomar una decisión que afecte en mayor o menor medida a tu negocio.

Y es que consultar los informes comerciales te permitirá evaluar la solvencia y nivel de riesgo de operar con un nuevo proveedor, cliente o colaborador empresarial, aportándote información de utilidad sobre su situación económica actual, la evolución que ha experimentado en su volumen de ingresos, las relaciones comerciales que ha tenido o su fiabilidad de pagos, entre otros.

En plataformas especializadas en este tipo de informes es posible acceder de forma rápida y sencilla a la información necesaria para analizar, desde un mismo documento, todos los datos de interés sobre la compañía: identificación, estructura corporativa, ratios financieros, posible morosidad o score de liquidez -esto es, una puntuación de 0 a 100 que mide la probabilidad de que una empresa se retrase en sus pagos, un dato eminentemente práctico cuando de negociar un acuerdo se trata-, además de otras informaciones de interés para el empresario como si tiene alguna reclamación judicial o administrativa pendiente.

 Informes comerciales antes de decidir

Como no podía ser de otro modo, los informes comerciales recogen especialmente datos de carácter financiero, muy útiles para evaluar la conveniencia, o todo lo contrario, de establecer una relación contractual con otra persona física o jurídica.

Es por ello que son muchas las razones por las que consultar informes comerciales es una opción más que recomendable antes de dar un paso en falso. Aquí te contamos las 5 principales:

1.Evaluar la viabilidad de una operación comercial

Para seleccionar la mejor opción entre proveedores, clientes y colaboradores habituales es necesario analizar previamente a los mismos. Entidades financieras, empresas de telecomunicaciones y proveedores de suministro consultan los informes comerciales con la finalidad de evaluar la rentabilidad de las operaciones contractuales antes de su firma.

2. Descubrir cómo es la estructura organizativa de una empresa

Parte del éxito de una compañía está en su organización y contactos, por lo que conocer la estructura de su consejo administrador te ayudará a descubrir a algunos de sus protagonistas, como por ejemplo los fundadores de la entidad, auditores de cuentas, dirección ejecutiva y accionistas que la forman. Información de gran utilidad ante la búsqueda de alianzas empresariales, al posibilitar conocer a las personas que forman parte de su dirección y su vinculación con otros profesionales y empresas.

3. Evolución de sus ratios comerciales

Además de recoger su estructura jerárquica, el informe añade un bloque sobre la evolución de sus ventas y su impacto en el mercado con respecto a la media de su sector. Analizar el nivel de ingresos y gastos de la compañía y el desarrollo a lo largo de los años te facilitará identificar sus posibilidades de crecimiento y, con ello, la viabilidad de invertir en su idea de negocio, formar parte de la compañía o incluso comprarla.

4. Acceder a su información financiera

Conocer su estructura financiera, esto es, la composición de su balance, las fuentes que sustentan el desarrollo de su actividad empresarial y el resultado de su cuenta de resultados posibilitarán conocer la rentabilidad y nivel de riesgo de una operación comercial antes de su cierre.

5. Conocer la tendencia del sector

Los informes comerciales también contribuyen al análisis de los distintos competidores que conforman un determinado sector de actividad y, con ello, cuáles son las mejores posibilidades de hacer negocio. Comprender el funcionamiento del mercado y la tendencia del sector te permitirá identificar posibles oportunidades empresariales, lanzar una nueva línea de producto o servicio o adquirir una ventaja competitiva.

Eduardo Cruz
Esta entrada fue publicada en autónomos, Pymes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*