Empleados “multitarea” : Ventajas y desventajas para la pyme

multitarea

multitareaEn un contexto en el que las dificultades económicas nos impiden, en muchas ocasiones, contratar a tantos empleados como quisiéramos para poder desempeñar cada función con total dedicación, son muchas las pymes y, en especial, micropymes, que se ven obligadas a buscar perfiles o empleados “multitarea”, a los que confiar diferentes labores dentro de la empresa.

De hecho, es un fenómeno cada vez más extendido tanto del lado empresarial como del lado de quien ofrece su talento o busca empleo, ya que los primeros no buscan tanto un perfil “experto” en un área determinada, sino profesionales capaces de “adaptarse” a diferentes entornos.

Por su parte, los segundos centran cada vez más sus esfuerzos en tener nociones básicas sobre diferentes ámbitos y materias para profundizar en ellos con mayor grado de profesionalidad una vez comiencen a desempeñar una u otra función.

No obstante, y pese a los beneficios que, a priori, pueden suponer para una empresa (y en especial si tiene una capacidad económica limitada), los empleados multitarea también suponen ciertas desventajas para el negocio.

Ventajas del empleado “multitarea”

  • Suponen un ahorro de costes para las empresas con un presupuesto limitado, que pueden confiar a un solo profesional las tareas y/o funciones de varios especialistas.
  • Tiene una mayor facilidad para crecer y evolucionar en la medida en que lo hacen las necesidades de la empresa, por lo que su capacidad de adpatación a nuevos entornos y paradigmas es mayor
  • Dota de flexibilidad al organigrama de la empresa, permitiendo a ésta realizar cambios sin que éstos sean “traumáticos” para el proceso productivo del negocio.

Desventajas del trabajador “multifunción”

  • Se pierde visión de experto y profundidad a la hora de llevar a cabo ciertas tareas ya que hay una menor especialización
  • Los empleados multitasking diluyen la posibilidad de identificar los procesos que pueden ser mejorados
  • Se arriesgar la cadena de valor confiando muchos procesos a un sólo colaborador, que puede volverse indispensable, pero también irremplazable
  • Puede darse un descenso de la productividad del empleado, ya que al tener más roles y tareas en muchas ocasiones debe, por un lado, emplear más tiempo en su desempeño y, por otro, puede perder el foco de lo que está haciendo en un determinado momento.

En definitiva, como en todo y aunque no siempre es fácil, la clave de éxito a la hora de contratar a un trabajador está en saber guardar el equilibrio entre flexibilidad y estabilidad.

Imagen | FreeDigitalPhotos

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, General y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.