Negocios multinivel: ¿oportunidad o estafa?

Negocios multinivel

Negocios multinivel

Son muchas las culturas en las que crisis es sinónimo de oportunidad y personalmente, me apunto a ese carro. Sin embargo en momentos de crisis también afloran multitud de nubes de humo y estafas disfrazadas de oportunidad que pueden llevarte sin darte cuenta a la desilusión y lo que es peor, a la ruina.

Un claro ejemplo de lo que digo es un tipo de negocios, que si bien llevan tiempo inventados, han proliferado muchísimo en los últimos años cuando la crisis pegaba fuerte. Me refiero a los negocios multinivel también llamados de venta directa o de network marketing.

La verdad es que son magníficas oportunidades de negocio, pero lo triste es que algunas estafas se camuflan entre ellas, lo que perjudica enormemente a los negocios serios y a las personas que ponen toda su ilusión en este tipo de oportunidades.

Si a esto añadimos la falta de experiencia de muchos de los que desarrollan estos negocios y las malas prácticas de venta que se utilizan muchas veces, el resultado es que los negocios multinivel están muy mal vistos en numerosos entornos y generan rechazo.

Sé de lo que hablo porque durante un tiempo me moví y desarrollé con mayor o peor acierto negocios de network marketing y conozco a la perfección el medio en el que se desarrollan. En la actualidad sin embargo, no entran en mis planes y al final de este artículo te cuento por qué.

En este artículo, lo que quiero es compartir mi experiencia contigo con 2 objetivos muy claros:

  1.  Que seas capaz de distinguir las oportunidades reales de las estafas.
  2.  Que aprendas a enfocar el negocio correctamente y desarrolles buenas prácticas con las que ganes reputación y consigas construir una red que te aporte los beneficios que quieres lograr.

Y lo hago porque, si bien como te he comentado, es algo que tengo claro que no es para mí, sé que los negocios multinivel pueden ser lo que muchas personas estaban buscando para cambiar sus vidas. Sólo hay que conocerlos a fondo y como con todo en esta vida, saber lo que hay que hacer y llevarlo a la práctica.

Tengo de hecho clientes que acuden a mí precisamente para superar la cantidad de obstáculos que este tipo de negocios entrañan, porque, en contra de lo que te digan, el multinivel requiere tanto o más esfuerzo y dedicación que cualquier otro negocio.

Por eso no es de extrañar que la tasa de abandono en el multinivel después de un año sea de hasta el 95%. Y de lo que se trata es que pertenezcas al 5% restante y realmente disfrutes con ello y avances.

La carrera de empresario es igual para todos y generar los ansiados “ingresos pasivos” (uno de los mayores reclamos del multinivel), es algo que requiere tiempo, esfuerzo y mucha constancia, no te engañes. Nadie te va a regalar nada.

Pero dejémonos de preámbulos y entremos ya en materia 😉

Pon tu olfato a funcionar

El primer paso es entrenar tu olfato para que seas capaz de distinguir la oportunidad real del timo de la estampita. Te confieso que he vivido y aprendido mucho de las 3 situaciones que te voy a contar. Toma nota:

Si no hay un producto físico, desconfía

Para que el negocio se sostenga tiene que haber un producto que se consuma y por lo tanto que se venda. Es de cajón, como en cualquier otro negocio. Si de lo que se trata es de meter dinero, poner unos anuncios de la oportunidad de negocio en determinadas páginas o cosas así, y echarte a dormir, no te fíes. Eso no es venta directa ni network marketing ni nada que se le parezca y más tarde o más temprano se caerá por su propio peso y de un día para otro te verás sin nada y habrán desaparecido como por arte de magia.

Si te dicen que no tienes que hacer red, ojo con lo que te están vendiendo

Con el negocio multinivel sólo hay dos formas de ganar dinero: vendiendo un producto de manera directa a una red de clientes o disfrutando una comisión por las ventas que las personas de tu red están haciendo. Hacer red significa enfrentarte al rechazo, a que muchos te digan que no para obtener un sí y eso es muy incómodo y más para quienes no tienen ninguna experiencia en ventas. Por lo tanto, si te dicen que no tienes que hacer red, es fácil que pienses algo así como que “te libras de vender”. Nada más lejos de la realidad. Si tú no vendes alguien tendrá que hacerlo por ti y es algo que no tiene mucho sentido.

Sólo te piden una gran inversión que aparentemente recuperas en tiempo record y sin hacer prácticamente nada.

Esto es estafa segura. Aparentemente hay un producto que se vende, pero suele ser un intangible. Se supone que tú lo financias con una determinada inversión que recuperas multiplicada por mucho y a corto plazo, vamos que pegas el pelotazo padre y te llenas los bolsillos. Es muy tentador porque realmente los argumentos suelen estar muy bien hilados y suenan muy convincentes pero esto y jugar a la ruleta rusa es prácticamente lo mismo.

En el multinivel de verdad hay un buen producto detrás. Muchas veces son patentes relacionadas con productos para el bienestar e implementan este modelo de negocio en vez de la distribución tradicional porque las ganancias son mucho mayores dado que los costes de distribución se reducen al “boca oreja” de las redes de vendedores.

Que tu negocio crezca depende de tu buen hacer y puedes ganar tanto o más que la persona que te introdujo en su red. Es como si montaras tu propia franquicia pero a un coste muchísimo menor.Ahora bien, te tiene que enamorar el producto, te tiene que encantar vender o tienes que estar dispuesto a aprender a hacerlo para tener éxito en el negocio.Una vez que ya eres capaz de distinguir la oportunidad de la estafa, vamos a ver cuál sería, bajo mi punto de vista, la manera correcta de enfocar este tipo de negocios y qué buenas prácticas te recomiendo que desarrolles.

1. Define tu target

Normalmente lo que te dicen es que se lo digas a tu círculo más cercano y después a todo bicho viviente, hasta tal punto que sin darte cuenta te conviertes en cazador de prospectos las 24 horas del día, 16 de las cuales te dedicas a perseguirles y las 8 restantes sueñas con cómo perseguirles hasta que el despertador te saca de la cama.

Bajo mi punto de vista, ése es uno de los mayores errores de planteamiento de este tipo de negocios y lo que te hace ser visto como “otro pesado del multinivel”.

Al igual que con cualquier otro negocio, te recomiendo que definas quién es tu target, a qué tipo de personas te diriges, cuál es tu cliente ideal. Define claramente cómo quieres que sean las personas que estén en tu red y ten en cuenta 3 factores importantes:

  • Que les guste el producto: busca por ejemplo, personas que ya estén consumiendo productos parecidos.
  • Que distribuyan productos similares
  • Que realmente quieran hacer un cambio importante en su vida: por ejemplo, personas que estén descontentas con lo que hacen y estén abiertos a experimentar nuevas opciones.

Es fácil cometer el error de fijarse únicamente en las habilidades de la persona y en el tamaño de la red de contactos que tiene detrás y automáticamente piensas “éste me puede hacer una red espectacular y me retiro” y lo siguiente es lanzarte a echarle el lazo. ¡Error! Si esa persona está enfocada en lo que hace y disfrutando con ello, se te va a cerrar en banda. No insistas. No busques el pelotazo. El multinivel es trabajo y pensar en los demás.

2. Define tu estrategia de ventas

En función de tu target define tu estrategia de cómo llegar a él. Es lo mismo que en cualquier otro negocio. Define muy bien tus canales de acceso a tu cliente y no te lances a vender. Primero indaga en cuáles son sus inquietudes. El multinivel no es para todo el mundo ni todo el mundo es para el multinivel.

Lo de que el multinivel no es venta es una mentira como la copa de un pino. Otra cosa es el tipo de venta que hagas: de la de generar confianza o de la de ir a la caza. Pero vender vas a tener que vender.

3. No salgas a la caza ni presiones

Si eliges bien tu target y defines bien tu estrategia de ventas, no saldrás a cazar, saldrás a ofrecer una oportunidad de crecer a otros, saldrás a ofrecer una solución a un problema que otros tienen, saldrás a escuchar.

Si haces lo contrario serás visto como un pesado y huirán de ti. La mayoría de multinivelistas van con un cartel en la cara de “salgo a cazar”, lo que hace un flaco favor a la reputación del sector.

Ten en cuenta los tiempos de decisión de las personas, apóyate en las herramientas que te aporte la empresa de multinivel en cuestión como folletos, reuniones con gente más experimentada, etc.

Enfócate en los que realmente quieran saber más acerca del producto o la oportunidad que presentas y no seas plasta con el que no ha mostrado ni un ápice de interés. Pídele referidos y déjale ir. Vive y deja vivir.

Distingue el NO del AHORA NO.

4. Planifica y ejecuta tu plan sistemáticamente

Seguramente tengas estadísticas. Por ejemplo de cada 10 sólo uno se interesa. Por lo tanto, planifica en función de eso cuántas llamadas vas a hacer y ponte objetivos de a cuántas personas vas a contactar cada semana y sé sistemático. Repite y repite.

5. Lidera a tu equipo

Tus beneficios aumentarán exponencialmente a medida que vayas teniendo red y mejor entrenes a las personas que pertenecen a ella. No caigas en el error de pensar que quienes entren a tu red van a trabajar por ti. Las personas que entren en tu red harán lo que tú hagas, por lo tanto, trátales como colaboradores o socios porque no son tus empleados, no trabajan para ti, trabajan para ellos mismos y tú trabajas para ellos para que sean una réplica de ti.

Por lo tanto, piensa en qué tipo de empresario te quieres convertir porque la gente de tu red acabarán siendo los empresarios que tú seas.

Te recomiendo a este respecto que leas mi artículo NEGOCIOS MULTINIVEL: 5 CLAVES PARA LIDERAR A TU EQUIPO CON ÉXITO, en el que te doy muchos más detalles acerca de qué tipo de liderazgo emplear y cómo llevarlo a la práctica.

Conclusión

Conseguir vivir de un negocio multinivel requiere esfuerzo, constancia y enfrentarte a tus propias inseguridades, exactamente igual que en cualquier otro negocio. Por lo tanto, la clave para tener éxito y afrontar todos los obstáculos consiste en hacer de tu negocio multinivel un negocio con alma en el que disfrutes con lo que haces y realmente le dé sentido a tu vida.

Eso fue lo que me hizo a mí darme cuenta de que el multinivel no era para mí, porque ni lo disfrutaba ni me enamoraba. Y es que mi negocio con alma iba por otro camino muy distinto que tengo cada vez más claro, con el que disfruto día a día y con el que estoy segura de que puedo aportarte muchísimo más y ayudarte a crecer.

Te invito a conocerlo y a que te unas a mi comunidad. Podrás acceder a mi selección de recursos gratuitos, un amplio conjunto de seminarios y herramientas con los que tomarte el pulso y potenciar tu liderazgo para vivir de lo que te gusta.

Esta entrada fue publicada en Emprender y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 Comentarios en Negocios multinivel: ¿oportunidad o estafa?

  1. Muy buen artícuo Azucena. El multinivel puede ser una muy buena oportunidad laboral en este mundo tan globalizado y tecnologico, pero hay que tomarselo en serio, y trabajar mucho, creer en lo que estas haciendo y aunque las flaquezas y desanimos aparecen cada dia, la constancia es la gran palabra que hay que repetirse para seguir adelante.

  2. Patri dijo:

    Hola,

    Muy buen artículo Azucena, gracias. Sin duda, que habrá buenos profesionales y empresas serias que se dedican a generar ingresos por esta vía y que está legalizado.
    Y me van a permitir la expresión, es un “bombardeo continúo” para el desempleado que trata de generar/buscar oportunidades por la via contrato/alta en SS.

  3. Te entiendo perfectamente, Patri. Lo más importante es que tengas claro lo que quieres y lo que no quieres y digas que sí sólo a aquello con lo que te sientas realmente conectada.
    Un abrazo

  4. excepcional artículo.
    Desgraciadamente una gran mayoría de empresas piramidales disfrazadas de multinivvel inundan el mercado ahora mismo.
    El multinivel está sufriendo muchas estafas en estos dos últimos años.
    Sin duda falta una regulación y control sobre las empresas que desarrollan el negocio, la mayoría con domicilios en paraisos fiscales, y deslocalizadas.
    Desconfía también de ellas y nos quedaremos con muy poquitas empresas multinivel confiables.
    Saludos cordiales.

  5. Mil gracias por tu comentario y tu aportación, Rubén.

  6. Gregorio dijo:

    Hola Azucena.
    Me gusta tu articulo y es muy bueno.
    Mi pregunta es que
    Yo estoy formando una empresa de esta indole sobre las grandes marcas de alimento y mi problema es que nadie sabe formarme sobre la legalidad de este tipo de empresa y que epigrafe acogerme sobre este tipo de empresa ni siquiera hacienda save el sistema legal para estas empresa solo se acogen que son empresas piramidal que eso es ilegal.
    Podrias ser tan amable y aconsegarme o indicarme donde puedo recoger informacion para legalizar una empresa multinivel.
    Gracias.

  7. Gracias por tu comentario, Gregorio. Lo mejor es que consultes directamente con un asesor fiscal. En cualquier caso de lo que estamos hablando es de venta pura y dura de productos, con lo cuál el epígrafe será el que corresponda a este tipo de actividad comercial. No sé si habrá algún epígrafe de comisionista porque lo que haces realmente es cobrar comisiones por la venta de dichos productos. Pero como te digo, ahí no soy ninguna experta y lo que te sugiero es que consultes con un asesor fiscal.
    Un abrazo