Paro de los autónomos: un “quiero y no puedo” que no acaba de funcionar

paro de los autónomos

paro de los autónomosEl cese de actividad fue toda una noticia allá por el 2011 cuando por fin entró en vigor la tan demandada prestación por desempleo para los autónomos, un derecho social con el que cuentan los trabajadores asalariados pero que, hasta hace pocos años, era impensable para los profesionales independientes. Desgraciadamente, el paro de los autónomos ha terminado siendo un “quiero y no puedo”.

Es un quiero y no puedo para los propios autónomos, que quieren acceder a la prestación, pero no pueden por varios motivos. Recordemos que para acceder a esta prestación, de momento voluntaria, es necesario cotizar un 2,2% adicional sobre la cuota de autónomos durante al menos un año, un incremento que muchos profesionales independientes no pueden o han decidido no asumir, además de la obligación de acreditar correctamente los motivos del cese de actividad a la hora de solicitarlo. Al final, a muchos autónomos no les sale a cuenta, y más cuando los datos sobre las dificultades para poder cobrar el paro de los autónomos hablan por sí mismos.

Hasta septiembre de 2014, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), las mutuas y otras entidades gestoras de la prestación han denegado el 51,6% de las solicitudes que han presentado trabajadores autónomos para recibir la prestación por cese de actividad.

En concreto, entre enero y septiembre de este año se presentaron 5.416 solicitudes para el cobro de esta prestación, de las que 2.797 han sido rechazadas, frente a 1.941 que han recibido el visto bueno (el 35,8%) y 678 que se encuentran todavía  en fase de tramitación.

Por otra parte, los “afortunados” que consiguen acceder a una prestación por la que han estado cotizando tampoco ven cumplidas sus expectativas a la hora de cobrarla. En la actualidad, el tiempo medio de cobro del paro de los autónomos es de 6,2 meses y, si bien es cierto que se ha producido un notable incremento desde el año 2012 (cuando comenzaron a cobrar los primeros autónomos en cese de actividad durante una media de cuatro meses), la duración de la prestación no es suficiente para algunos profesionales que han tenido que cerrar su negocio.

Los “parches” del paro de los autónomos

Pero el paro de los autónomos es también un quiero y no puedo para el Gobierno que, pese a haber puesto en marcha diversas medidas para facilitar el acceso a la prestación en los últimos meses, éstas no acaban de cuajar entre el colectivo, ya que no son capaces de adaptarse a su problemática real.

De esta forma, el Ejecutivo decidió rebajar las condiciones de acceso al cese de actividad. Así, con la nueva Ley de Mutuas, los trabajadores por cuenta ajena podrán cobrar el paro de los autónomos alegando sólo un 10% de pérdidas.

Hasta ahora, para poder acceder al cese de actividad por pérdidas derivadas del ejercicio de la actividad era necesario declarar pérdidas superiores al 30% de los ingresos en un año completo o superiores al 20% en dos años consecutivos y completos. No obstante, la consideración de las pérdidas suele ser bastante subjetiva y no se toma en cuenta, por ejemplo, el sueldo del autónomo.

Y aunque las mejoras han propiciado un aumento del número de cotizantes, un incremento del periodo medio de cobro y un aumento en la cantidad de solicitudes reconocidas y abonadas por las mutuas, la realidad es que éstos datos aún distan mucho del ideal de prestación por desempleo que los profesionales independientes necesitan en la actualidad.

Imagen | FreeDigitalPhotos

Esta entrada fue publicada en Ayudas y subvenciones, Economía, General y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 Comentarios en Paro de los autónomos: un “quiero y no puedo” que no acaba de funcionar

  1. jose jimenez serta dijo:

    En fin que a mi parecer ha sido una estafa a los autónomos tan sólo hay que ver lo que ha recaudado y lo que han abonado por la prestación, lo dicho el estado nos ha estado mangoneando dinero como siempre, y por fin ya lo han separado de la cobertura de accidente, con lo que voy a solicitar la baja de la cuota por desempleo que me ahorraré unos 240 euros al año más otros 240 de mi mujer son casi los 500 euros, para que se los chuleen ellos que los disfrute mi hijo.

3 Pingbacks

  1. Pingback: Los parados de larga duración también son autónomos y no reciben subsidio

  2. Pingback: Los parados de larga duración también son autónomos y no reciben subsidio - Laura Torres

  3. Pingback: Paro de los autónomos: un “quiero y no puedo” que no acaba de funcionar. » Mundo Laboral