Traspaso de negocio: qué hay que tener en cuenta antes de comprar

traspaso de negocio

El otro día, un vecino se quedó mirando el bar de debajo de casa y me dijo: “¡Lo que haría yo con ese local..!”. Ahora, los dueños han colgado el cartel de “se traspasa” y se plantea hacer una oferta. La verdad es que es una buena forma de montar una empresa sin tener que empezar desde cero. Pero, si tú estás en una situación parecida, más te vale ser cauteloso para que, como dice el refrán, no te den gato por liebre. En este post, te voy a explicar qué hay que tener en cuenta antes de adquirir el traspaso de un negocio.

¿Qué es un traspaso de negocio?

Antes de empezar con los consejos, tienes que saber bien a qué nos referimos cuando hablamos de esto. El traspaso de un negocio es la cesión del contrato de arrendamiento de un local y de los activos comerciales tangibles (mobiliario, productos, etc.) e intangibles (clientes, marca, etc.) a cambio de un precio determinado.

En este artículo de la web, puedes informarte en profundidad sobre las características y el procedimiento de los traspasos. No obstante, lo que quiero que tengas muy presente es que, cuando adquieres una empresa traspasada, también te llevas contigo el pasivo: deudas, obligaciones, pérdidas económicas y, en definitiva, toda esa parte “menos bonita” que puede haber detrás de un negocio. Ahí es, en parte, donde reside el riesgo.

Los pros y contras del traspaso de negocio

Lo primero que debes plantearte a la hora de aceptar el traspaso de un negocio es si, realmente, esta es una buena opción para emprender en tu caso. De primeras, puede que te parezca la panacea, pero te aseguro que te también tiene algunos inconvenientes, más allá del riesgo económico.

Mira esta lista de pros y contras:

PROS CONTRAS
  • Cuentas con una marca comercial ya consolidada y una cartera de clientes.
  • El negocio tiene trabajadores con experiencia.
  • Dispones de una red de proveedores.
  • La inversión inicial es menor y, si todo sale bien, el retorno de la inversión puede ser bastante rápido.
  • Adquieres una empresa ya en funcionamiento, pero tú eres ajeno a todo el proceso. Quizá no sepas cómo gestionarla.
  • Es posible que pierdas clientes debido al traspaso.
  • El personal de la empresa puede ser reacio a los cambios.
  • Existe el riesgo de que el negocio tenga pérdidas y se convierta en una ruina.

Consejos antes de aceptar el traspaso de un negocio

¿Qué pesa más en la lista anterior? Si te decides por montar tu propia empresa a partir de un negocio traspasado, lo ideal es que tomes algunas precauciones para minimizar el riesgo al máximo. Estos consejos te ayudarán:

  • Solicita toda la información económica y financiera a los dueños: libro diario, inventario, cuentas anuales… Comprueba los resultados de la empresa y la relación de créditos y deudas. Es posible que el propietario se niegue a facilitarte ciertos datos por asuntos confidenciales, pero si te pone demasiadas pegas, sospecha. Otra opción es contratar una auditoría externa para valorar el estado del negocio, aunque tendrás que hacer un desembolso.
  • Analiza las perspectivas del sector. Uno de los grandes errores cuando se acepta el traspaso de un negocio, es que en la mayoría de ocasiones no se realiza un estudio de mercado. La consecuencia es que, lo que a simple vista parece una empresa próspera, puede acabar siendo una ruina.
  • Comprueba si hay restricciones legales. Por ejemplo, en algunos locales, el arrendador no permite realizar obras o cambiar de actividad.
  • Valora la situación. En este post sobre la ubicación del negocio, te explicamos por qué es clave para el éxito o fracaso y los aspectos que es necesario evaluar.
  • Averigua por qué se traspasa el negocio. No es lo mismo que el dueño lo deje por asuntos personales (enfermedad, jubilación, etc.) que porque no ha conseguido que funcione. Esto te dará una idea del valor que tiene esa marca comercial y los clientes con los que vas a contar. A veces, es casi como empezar de cero.
  • Negocia el precio. Los resultados de tu investigación te permitirán hacer una oferta adecuada y pagar lo justo. Ten en cuenta además que, aunque no es necesario el consentimiento del arrendador para hacer el traspaso, este tiene derecho a subirte la renta hasta un 20%.
  • Por último, infórmate sobre los aspectos legales y tributarios. En este artículo sobre el traspaso de negocio tienes las claves. Entre otras cosas, no olvides que tienes que actualizar la licencia de actividad en el ayuntamiento y que la operación está exenta de IVA.
Nuria Molina
Esta entrada fue publicada en Lecturas recomendadas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*