Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

La contabilidad del autónomo y la pyme

Principios contables para autónomos y pymes

Los principios contables son las líneas directrices para las empresas y autónomos en la elaboración de toda información contable sobre su actividad profesional. Es crucial conocerlos y saber interpretarlos. Te lo contamos.

Artículo actualizado el 25/10/2016 y escrito por Infoautónomos

La contabilidad, como se explicó en la Introducción a la contabilidad, va dirigida tanto a agentes externos (los denominados stakeholders: Estado, empresas, clientes, proveedores…) como para agentes internos; o sea, la propia empresa para que sus directivos, financieros y gestores puedan tomar las decisiones adecuadas en el funcionamiento de la organización.


Ahora bien, son tantas las empresas existentes y cada una de ellas con sus contabilidades correspondientes; y tantos los agentes que reciben dicha información, que sería un verdadero caos no establecer unos criterios a cumplir por toda empresa a la hora de elaborar sus estados contables en aras de preservar cierta homogeneidad.


Gracias a esa homogeneidad la interpretación de la información contable se hace más fácil y coherente para cada uno de los agentes que la recibe.

Pero he aquí el kit de la cuestión, ¿cómo se consigue esta homogeneidad de la que hablamos?

El Plan General de Contabilidad para PYMES plantea una lista de 6 principios obligatorios que las empresas y también los trabajadores autónomos deben aplicar a sus cuentas. Para las Pequeñas y Medianas Empresas, es obligatorio llevar libros de contabilidad; mientras que no lo es para el segundo grupo, los autónomos. Sin embargo, ciertamente les conviene para evaluar los resultados de su actividad e incluir sus aciertos y los riesgos inmediatos que pueden afrontar en el futuro.

Principios contables de obligatorio cumplimiento

1. Empresa en funcionamiento

La finalidad del libro contable es mostrar el estado de una empresa que no solo se encuentra activa, sino que seguirá estándolo en el futuro. Esto implica que el informe carece del propósito de comprobar el valor neto del patrimonio para su venta o liquidación. Para las transacciones (venta o liquidación), hay que recurrir a otro procedimiento de valoración e incluir el panorama general de la empresa y su evolución en el tiempo.

Previsión de continuidad de la actividad y no de venta o liquidación.

2. Devengo

Para registrar un gasto o ingreso (distinto de pago o cobro) en el libro contable, es necesario que ocurran a lo largo del ejercicio en cuestión. Con independencia de su liquidación efectiva. Esto afecta, por ejemplo, a una factura emitida y pendiente de cobro o pago.

Registro de los movimientos en la contabilidad del ejercicio en el que se produzcan.


3. Uniformidad

Este principio implica mantener en el tiempo los criterios que se adopten para reportar. Es decir, que cada categoría (transacción, evento y condición) refleje siempre la misma acción en el tiempo.

No es más que el uso de los mismos criterios de registro a lo largo de cada ejercicio de vida de la empresa. Solo es posible el cambio de dichos criterios si está justificado debidamente en la memoria.

4. Prudencia

Cada estimación y valoración que se realice debe ser prudente en medio de la incertidumbre que implica hablar sobre el futuro de la empresa, pero siempre ajustando las cuentas al reflejo fiel de la situación, que constituye la finalidad del libro contable. Como beneficios de la empresa, se contabilizan únicamente los que tienen efectos durante el ejercicio reportado. Pero, por su parte, los riesgos sí se reseñan completos en cuanto surgen, con independencia del momento de su aparición en el panorama e incluyendo los que provengan de ejercicios previos o afloren en el último minuto. Esto último se aplica, incluso, cuando se conoce el riesgo en el período entre la elaboración y aprobación del informe (en ese caso, debe ser reformulado).

O sea, ante la incertidumbre los gastos siempre se registran pero con los ingresos hay que ser más prudente.

5. No compensación

La valoración de activo y pasivo, gastos e ingresos no se compensa, salvo que alguna norma contemple lo contrario. Cada renglón se considera como un valor separado en las cuentas sin que tenga que producirse un balance entre ellos.

Olvídate de contemplar un equilibrio en el balance cuando vendas 2 pero compres 2 a la vez. Esto no equivale a 0.

6. Importancia relativa

Este principio constituye la atenuante general del procedimiento de elaboración del libro contable, pues permite que no se aplique estrictamente alguno de estos principios y criterios cuando su variación afecta escasamente (cuantitativa o cualitativamente) al reflejo exacto de la empresa. Por ello, pueden agruparse partidas que no tengan un impacto significativo en los resultados con otras similares en función o naturaleza. Ante un conflicto entre principios contables, se impone el que mejor refleje la situación del patrimonio, de las finanzas y de los resultados de la empresa.

Esta es una cláusula conciliadora; es decir, resuelve posibles conflictos entre algunos de los principios contables anteriores dándole supremacía a aquel que refleje más fielmente la realidad de la empresa.
Además, también sirve para omitir el registro de algunos movimientos de la empresa no influyentes en su funcionamiento, por ejemplo, no tienes que registrar que se ha perdido un lápiz de la oficina. Parece tonto pero hay que saber relativizar este tipo de cosas.

Contar con una asesoría adecuada es un buen consejo, especialmente en las etapas iniciales del negocio o cuando el empresario comienza a adentrarse en estos temas. Esto permite al empresario o trabajador estar actualizado respecto a las normas y los cambios que surgen en las regulaciones y concentrarse en lo esencial de su negocio, al tiempo que cumple con obligaciones legales y financieras.



comments powered by Disqus