Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Gestión Financiera

Capital riesgo: cómo conseguir grandes inversores

El capital riesgo es una fórmula de financiación idónea para startups y empresas innovadoras que hayan alcanzado el grado de madurez necesario para abordar un proceso de expansión que exija ya una cuantiosa inversión. Te contamos qué es el capital riesgo, la diferencia entre capital semilla y capital desarrollo, las características, ventajas y desventajas del capital riesgo como fuente de financiación y una serie de consejos prácticos para encontrar y convencer a los gestores de este tipo de fondos.

Artículo actualizado el y escrito por Infoautónomos

Recurrir al capital riesgo como vía de financiación es una opción difícil pero muy adecuada para empresas con un alto potencial de crecimiento que necesiten importantes cantidades de dinero para financiar su expansión.

Tradicionalmente los fondos de capital riesgo han estado reservados a empresas ya consolidadas, con una experiencia sólida y demostrada en el mercado. En los últimos años sin embargo el capital riesgo se viene mostrando cada vez más interesado en startups y proyectos innovadores, que generalmente hayan ya recibido el apoyo de family fools and friends y de business angels. Es decir, el capital riesgo sería el tercer escalón en el camino de la financiación privada.

A lo largo de éste artículo conoceremos:

  • ¿Qué son los fondos de capital riesgo?
  • Características de los fondos de capital riesgo
  • Ventajas del capital riesgo
  • Desventajas
  • Consejos prácticos para conseguir inversión de capital riesgo
  • Cómo encontrar fondos de capital riesgo y dónde recurrir

1. Qué son los fondos de capital riesgo

Se trata de fondos gestionados por sociedades anónimas especializadas que invierten sus propios recursos en la financiación temporal de pymes, generalmente innovadoras, con objeto de vender su participación al cabo de unos pocos años obteniendo un considerable beneficio.

Se pueden encontrar dos grandes tipos de fondos de capital riesgo en función del perfil de proyectos al que están dirigidos:

  • Capital semilla (venture capital en inglés) dirigido a empresas en su fase inicial o su primera etapa para financiar su consolidación. Los fondos de capital semilla son por tanto, los fondos de capital riesgo más interesados en invertir en startups y emprendedores.
  • Capital crecimiento o capital desarrollo (private equity en inglés) dirigido a empresas ya consolidadas para financiar su expansión e internacionalización. Orientado a proyectos que hayan demostrado en el mercado su viabilidad durante al menos uno o dos años y que necesiten capital para financiar su expansión, consolidación e internacionalización.

Los fondos de capital riesgo son por tanto inversores privados muy profesionalizados y en consecuencia, exigentes con los proyectos que apoyan, a los que pedirán suficiente madurez y potencial de crecimiento, además de una participación en la toma de decisiones.

2. Características de los fondos de capital riesgo

Las características más destacadas de este tipo de fondos son:

  • Están regulados por la Ley 25/2005, de 24 de noviembre, sobre entidades de capital-riesgo y sus sociedades gestoras, modificada por la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de economía sostenible y por la Ley 21/2011, de 26 de julio.
  • Gestionan de manera profesional fondos de terceros, por lo que son bastante estrictos a la hora de exigir el cumplimiento de los planes de negocio y planes de expansión comercial.
  • Muchos están formados exclusivamente por empresas que han reunido capital exclusivamente privado, aunque también hay otros impulsados por grandes empresas, bancos y Administraciones que en los últimos años han derivado más hacia la forma de aceleradoras tecnológicas.
  • Su apoyo se puede concretar mediante una participación directa en el accionariado o a través de un préstamo participativo, en el que aval será el propio proyecto.
  • Sus aportaciones suelen superar los 500.000 euros, salvo en el caso del capital riesgo público, que suele realizar aportaciones desde 150.000 euros.
  • Su vocación de permanencia es temporal: quieren vender su participación en un plazo de 4 a 7 años y poder recuperar así con creces el dinero invertido. La rentabilidad mínima que esperan alcanzar en el momento de la venta es del 30%, aunque su objetivo es lograr al menos doblar el capital invertido.
  • Buscan por tanto proyectos escalables que permitan un crecimiento exponencial de los beneficios y que estén liderados por personas emprendedoras convincentes.
  • En muchas ocasiones se involucran facilitando sus contactos y conocimientos de gestión, lo que puede resultar de importante apoyo a emprendedores noveles.
  • Valoran los proyectos en base al plan de negocio y a varias entrevistas con el equipo promotor / emprendedor.

3. Ventajas del capital riesgo

  • El proyecto o la empresa y su equipo gestor son la garantía, es decir, no se exige aval.
  • Los fondos de capital riesgo permiten acceder a cuantías considerables de dinero (desde medio millón de euros a varios millones o desde 150.000 euros en el caso del capital riesgo público) que aporten la estabilidad financiera necesaria para afrontar con garantías un proceso de expansión.
  • Apoyo de entidades con una amplia experiencia en negocios, generalmente además especializadas en un sector determinado, lo que refuerza a la empresa beneficiaria tanto a nivel de contactos como de conocimientos y experiencia de gestión.
  • El apoyo de un fondo de capital riesgo a un proyecto le reporta no sólo la financiación, sino también prestigio y credibilidad, al haber pasado el filtro que supone conseguir el apoyo de un fondo de este tipo.

4. Desventajas

  • Los fondos privados de capital riesgo suelen exigir presencia en el consejo de administración y en la toma de decisiones estratégicas de la empresa, a la que pueden condicionar en gran medida. No suelen involucrarse en la gestión diaria pero está claro que este tipo de fondos supone una pérdida de libertad para el emprendedor.
  • Al igual que ocurre con los business angels, debido al alto riesgo de la inversión, suelen exigir un alto retorno de inversión y resultado en el medio plazo, lo que no siempre se puede asegurar. Para ello pueden exigir la firma de contratos que en ocasiones pueden priorizar sus intereses sobre los del proyecto financiado.
  • Su vocación de permanencia es corta y claramente temporal, lo que en ocasiones puede chocar con los intereses del grupo promotor.
  • Preferencia por los proyectos de capital desarrollo frente al capital semilla, en los que el riesgo es mayor. Por ello es más fácil encontrar apuestas por el capital semilla entre fondos impulsados o participados desde la administración que los que funcionan de manera totalmente privada.
  • La salida del fondo de capital riesgo a veces genera fricciones debido a la posible diferencia de criterios en la valoración de las participaciones.
  • En el caso de los préstamos participativos será necesario ir pagando unos intereses de manera periódica al igual que en cualquier otro préstamos, lo que puede suponer un considerable coste si la empresa no alcanza sus objetivos comerciales.

5. Consejos prácticos para conseguir inversión de capital riesgo

Como hemos comentado, los fondos de capital riesgo son inversores muy profesionalizados. Por ello, si te vas a dirigir a ello, será conveniente que te prepares de una manera muy profesional. Para ello, te sugerimos una serie de consejos que te ayudarán a preparar tu propuesta:

  • Localiza fondos que hayan demostrado estar interesados en invertir en tu sector mediante inversiones en otras empresas.
  • Es conveniente haber contado anteriormente con el respaldo financiero de tu círculo de conocidos (Family, Fools and Friends) y a poder ser de algún business angel que incluso puede ser quien te presente ante el fondo de capital riesgo.
  • No quemes tus naves antes de tiempo, debes tener una cierta trayectoria como empresa antes de dirigirte a un fondo de capital riesgo. Y eso significa sobre todo ventas.
  • Prepara un plan de negocio muy profesional, detallado y muy bien sintetizado, que parta de la experiencia y los resultados comerciales conseguidos y establezca un sólido plan de crecimiento.
  • Destaca en tu plan y en las presentaciones que hagas la propuesta de valor, la innovación que aportas y el plan de marketing que va a permitir la expansión y el crecimiento deseado.
  • Analiza el papel que quieres ofrecer al fondo de inversión en la toma de decisiones de tu empresa y en tu consejo de administración.
  • Diseño un plan de salida atractivo para el fondo inversor, a poder ser en base al conocimiento del tipo de operaciones que le interesa al fondo al que te diriges.
  • Si no tienes experiencia previa puede ser conveniente contratar los servicios de un experto en captación de fondos profesionales. Este tipo de expertos suelen cobrar inicialmente una cantidad fija y después una variable en función de la financiación conseguida. Pero sobre todo os pueden ayudar a preparar muy bien el plan de negocio, el plan de salida y las entrevistas a realizar.

6. Cómo encontrar fondos de capital riesgo y dónde recurrir

La mejor manera es dirigirte a la Asociación Española de Entidades de capital Riesgo para que te orienten sobre fondos que estén interesados e invirtiendo en el sector de tu actividad. Esta asociación cuenta como entidades asociadas con 94 sociedades de capital riesgo que operan en España, en su página web puedes encontrar un buscador que te permite filtrar por sectores de actividad y por tipo de capital riesgo y que te da acceso a las fichas de cada uno de los fondos asociados con enlace a la web de cada uno.

También es recomendable contactar con la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), que se ha especializado en los préstamos participativos para jóvenes emprendedores (hasta 50.000 euros) y para pymes innovadoras (desde 100.000 euros).

Algunos de los fondos de capital riesgo más conocidos, con líneas de capital semilla e interesados en proyectos de startups de internet son:

  • Nauta capital: con sede en Barcelona y EEUU, interesados en ecommerce, software y proyectos Wireless. En España destaca su inversión en Privalia. Cuentan con un equipo gestor que se implica en el refuerzo de la gestión de las empresas en las que invierten.
  • Inveready: también con sede en Barcelona y vinculaciones en EEUU, están interesados en proyectos de biotecnología, comunicaciones, energía, informática, sanidad y tecnología. Algunos de los proyectos en los que han invertido son Masmovil o iahorro.
    • Roberto Touza David
    • 7 de septiembre de 2015 a las 17:37
    • Hola.

      Excelente articulo sobre como son fondos de inversión que invierten mayoritariamente en Startups. Me ha gustado especialmente el apartado Desventajas, para que todo aquel que decide trabajar con este tipo de empresas sepa de antemano con lo que se va a encontrar.

      Yo he elaborado un listado de 8 puntos (riesgos) en los que más se fija un inversor a la hora de seleccionar una startup en la que invertir: http://www.startupsinversores.com/8-riesgos-controlar-startup-captar-inversion/ que puede ser de utilidad para cualquier persona que este buscando inversión.
comments powered by Disqus