Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros visitantes una forma mas cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas nuestra Política de Cookies

Seguir navegando

¿QUIERES REDUCIR TU GASTO FISCAL CON INFOAUTONOMOS?

Desde 25€ /mes deja en nuestras manos tus obligaciones fiscales

Ley de Morosidad y consejos para prevenir impagados
Volver al índice

Ley de Morosidad y consejos para prevenir impagados

En este artículo ofrecemos una serie de consejos para que los autónomos puedan prevenir situaciones de impagos y morosos, un problema que a pesar de estar regulado por la Ley de Morosidad se encuentra entre las principales causas de cierres de negocios en España.

Por ello se vienen adoptando distintas medidas para conseguir reducir los plazos medios de pago. Te las explicamos.

Patrocina
einforma
Consigue gratis tu pack bienvenida

5 informes de empresa gratis

Conseguir oferta

27/07/2015    Artículo actualizado por Infoautónomos

La ley de morosidad establece un marco regulatorio que lamentablemente se incumple con demasiada frecuencia por lo que es conveniente que autónomos y pymes tomen medidas preventivas para protegerse de morosos e impagados. A lo largo de éste artículo te explicamos lo que puedes hacer a través de estos puntos:

  • Ley de Morosidad
  • Morosidad y plazos medios de cobro en 2015
  • Novedades 2014 en la Ley de Morosidad
  • 6 Consejos para prevenir impagos y morosos

1. Ley de Morosidad

Desde el 7 de julio de 2010 está vigente una importante modificación de la ley contra la morosidad, la Ley 15/2010  que fija desde 2013 unos plazos máximos de pago en las operaciones comerciales de 60 días en el caso de la empresa privada y de 30 días en el caso de las Administraciones Públicas, a contar a partir de la entrega de los productos o prestación de los servicios.

Originalmente la morosidad viene regulada por la Ley 3/2004 de medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

La modificación de la Ley de Morosidad estableció un periodo de adaptación de dos años desde su aprobación en 2010 hasta 2013, en los que la reducción de plazos de pago se debía ir aplicando de forma progresiva, tanto en el sector público como en el privado.

En el caso de la empresa privada y por tanto de los autónomos, se debía pagar a los proveedores en un plazo de 85 días como máximo en 2010 y 2011, de 75 días en 2012 y finalmente de 60 días desde 2013. Se establecía una excepción para los productos de alimentación frescos y perecederos, en lo que se fijó el plazo máximo de pago en 30 días desde el año 2010.

Por lo que se refiere a la Administración Pública, en 2011 el plazo máximo era de 50 días, en 2012 de 40 y desde 2013 de 30 días.

La Ley también contempla la posibilidad de reclamar intereses de demora e indemnizaciones por los costes de cobro a los que se tuviera que hacer frente. Sin embargo en la gran mayoría de los casos no se solicitan por temor a que el cobro se retrase todavía más.

También hay que mencionar las modificaciones introducidas por el Real Decreto-ley 4/2013, de medidas de apoyo al emprendedor, por el cual el plazo de pago será de 30 días si no se hubiera pactado un plazo más amplio en contrato, en cuyo caso el límite será de 60 días.

2. Morosidad y plazos medios de cobro

La morosidad tanto privada como pública es uno de los grandes problemas a los que se deben enfrentar las pymes y autónomos. Cuando el problema se agrava genera un desfase de liquidez y tesorería que en muchos casos conduce inexorablemente al cierre del negocio. Y eso es en parte lo que ha ocurrido con demasiada frecuencia desde el inicio de la crisis en 2008.

Conscientes de la magnitud del problema los representantes de los colectivos de autónomos y pymes impulsaron aprobación de la Ley de morosidad y la creación de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad con objeto de concienciar acerca de la importancia de hacer frente al problema y acercarnos a plazos de pago más europeos.

Según datos extraidos de la encuesta que anualmente elabora dicha Plataforma, la morosidad viene reduciéndose en los últimos dos años pero queda lejos de los objetivos establecidos por la Ley de Morosidad. Así según datos publicados en primavera de 2015, en 2014 el periodo medio de pago en el sector privado se amplió hasta 89 días de media desde los 85 de 2013. No obstante, este dato de 2014 es mejor que los 93 días de 2012 y los 98 de 2011.

En el sector público los últimos dos años ha sido muy positivos ya que en en 2014 el plazo medio de cobro fue de 82 días frente a los 111 días de 2013, los 142 días de 2012 y los 162 de 2011.

De donde se deduce el importante esfuerzo que están teniendo las Administraciones públicas, que en tres años han reducido a la mitad su plazo medio de pago, aunque todavía casi triplican el plazo establecido en la Ley de Morosidad, lo que sugiere la necesidad de acometer una reestructuración muy importante para dejar de financiarse a costa de los autónomos y las pymes.

Además, la tasa de morosidad (impagos sobre el total de facturas) se mantiene en el 5,7% cuando la media europea es del 2,6%, siendo la construcción y la industria los sectores con plazos de pago más largos.

También hay que destacar que en 2014 el 85% de las empresas encuestadas no cobraron intereses de demora y el 69%  firmaron contratos que les exigían plazos de pago superiores a los 60 días que establece la Ley de Morosidad.

3. Novedades 2014 en la Ley de Morosidad

Está claro, La  Ley de Morosidad está muy lejos de cumplirse, por ello parece que el gobierno ha asumido que sin acciones de presión no se van a lograr reducir  los plazos de pago a los periodos establecidos. En consecuencia ha legislado ya para el sector público y se espera que pronto lo haga para el sector privado:

Sector público: a final de julio se aprobó el Real Decreto 635/2014, de 25 de julio por el que se desarrolla la metodología de cálculo del periodo medio de pago a proveedores de las Administraciones Públicas, que establece que todas ellas deberán publicar antes del mes de Octubre de 2014 cuáles son sus períodos medios de pago a proveedores.

Las Administraciones Autonómicas que no cumplan con los periodos legales podrán ver intervenida su cuota correspondiente al sistema de financiación autonómica y local. Es decir, el Ejecutivo pagará las facturas y deudas de aquellas comunidades y ayuntamientos que no puedan cumplir con la ley, pero se lo descontará de su financiación.

Sector privado: el ministro Montoro anunció en mayo que las grandes empresas que no cumplan con la Ley de Morosidad y se retrasen en el pago de sus deudas podrán ser sancionadas por Hacienda. Se espera la próxima aprobación de una normativa al respecto.

4. Seis consejos para prevenir impagos y morosos

Demandar a tu cliente por impago debe ser el último recurso ya que el proceso judicial que conlleva puede implicar que el cobro se retrase todavía mucho más. Por ello debes poner todos los medios a tu alcance para prevenir este tipo de situaciones. Aquí tienes unos consejos a considerar:

  • Conoce el riesgo que entraña tu cliente

Si vas a firmar un contrato con un cliente privado y el importe es lo suficientemente significativo como para que si no te paga, tu negocio corra riesgo de desaparecer o de pasarlo muy mal, lo mejor que puedes hacer es contratar un informe de riesgo y solvencia con alguna de las empresas de información empresarial que ofrecen este servicio en el mercado y asegurarte de que tu cliente no pertenece a los registros de morosos (RAI y ASNEF) ni tiene causas pendientes con la Administración Pública o la Justicia ni una empresa en dificultades. Y si tu cliente es una sociedad, pide informes de sus principales directivos.

La sabiduría popular nos aporta frases de toda la vida como "las apariencias engañan" y "las  palabras se las lleva el viento". Por algo será. Y más en tiempos de crisis. Y como más vale prevenir que curar asegúrate al menos de que tu cliente no arrastra problemas antiguos. Dependiendo del detalle de información requerida, un informe de este tipo, dependiendo de su  puede oscilar entre 20 y 50 euros. Lo puedes contratar online fácilmente en e-Informa. Como patrocinador de Infoautónomos, eInforma te ofrece un Pack de Bienvenida gratuito con 1.000 fichas de empresas, 5 informes de empresas y dos informes de empresa. Si te interesa sólo tienes que registrarte en nuestro CLUB profesional y abrir el cupón correspondiente.

                          Pack de bienvenida de e-informa

En el caso de la Administración Pública es conveniente que indagues acerca de los plazos de pago del Ayuntamiento u organismo con el que vayas a trabajar. Hasta que se hagan oficiales los plazos de pago conforme al mencionado Real Decreto 635/2014, te recomendamos preguntar en el área de administración de la entidad con la que vayas a trabajar y también al técnico responsable del encargo que te hacen. Y si consigues identificar a proveedores habituales del Ayuntamiento con los que confirmar esos plazos, mucho mejor.

Recuerda además que desde 2011 el gobierno ha tenido que lanzar diversos planes de pago a proveedores de entidades locales y comunidades autónomas, una medida que ha permitido a muchos autónomos cobrar facturas pendientes con más de un año de antigüedad. Más vale tarde que nunca, pero mejor evitar semejantes retrasos y la burocracia asociada a estos planes de pago.

  • Cobra una parte por anticipado

Este sistema, práctica habitual de muchos profesionales autónomos como abogados o economistas, es no empezar a ...

¿Quieres seguir leyendo este artículo?

Registrarme GratisInicia sesión

RegaloRegalo nuevos registros: Pack Basic del Club Infoautónomos (plantillas, recursos, seminario online de claves de éxito) valorado en 25 €

¿Quieres comentar este artículo?

Este espacio se destina exclusivamente a comentarios.
Para dudas o preguntas personales, utiliza por favor el servicio de Consultas o regístrate y publica en los foros. Gracias

    • Servicobro
    • 14 de mayo de 2014 a las 08:14
    • Efectivamente, tal como se indica en el articulo, la ley 15/2010 de lucha contra la morosidad que modifica parcialmente la ley 3/2004 permite la reclamación de hasta el 15 % del principal ( en los casos que la deuda no supere los 30.000 €) en concepto de gastos e indemnización en la gestión de cobro.

      Con respecto a las empresas de gestión de cobro, desde Servicobro confirmamos que la intermediación de empresas de nuestro sector, posiciona favorablemente a nuestros clientes a la hora de cobrar.

      www.servicobro.com
    • Cauciona
    • 18 de noviembre de 2015 a las 16:40
    • Muy buen artículo, actualmente las empresas deberán de destinar una partida de recursos importantes a la labro de prevención de impagados pues es uno de los frentes con mayor desinformación y necesidad de blindar en nuestras pymes.

      www.cauciona.es
    • ICIRED
    • 9 de enero de 2016 a las 17:00
    • Consideramos muy útiles estos consejos, el impago es una lacra que en ICIRED conocemos a la perfección, somos totalmente conscientes de la falta de protección que se ofrece al acreedor en muchas ocasiones (sobretodo a las PYMES y los autónomos).


      Es por eso que ponemos a la disposición de cualquiera un registro de impagos que no sólo es la herramienta recobro más potente que utilizan las grandes entidades, sino también es el método de prevención definitiva. Lo mejor de todo es que esta prevención la estamos ofreciendo de manera gratuita por medio de consultas en nuestro fichero.


      Producimos un cerramiento social y financiero a deudores hasta que paguen la deuda y estamos obteniendo muy buenos resultados.


      Saludos.


      www.iciredimpagados.com
comments powered by Disqus