Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Gestión Financiera

El Renting, financiación sin endeudamiento

El renting es un sistema de arrendamiento de bienes que supone una buena opción de financiación. Conoce en qué consiste, quién puede utilizarlo, qué puedes financiar en una operación de renting, qué necesitas para solicitarlo, qué beneficios reporta y como quedarte con el bien al finalizar la operación.

Artículo actualizado el 16/6/2014 y escrito por Alkanza

Conseguir financiación, hoy, para adquirir los bienes que necesita para consolidar o hacer crecer su negocio, es el gran reto al que se enfrentan los autónomos, las pymes y los emprendedores. Y, para ello, además, tienes que mantener bajo control tu endeudamiento bancario. A lo largo de éste artículo veremos:

  • ¿En qué consiste el renting?
  • ¿Quién puede utilizar el renting?
  • ¿Qué puedo financiar con el renting?
  • ¿Qué necesito para solictar el renting?
  • ¡Qué porcentaje de la inversión me financian?
  • ¿Qué beneficios obtengo con la financiación vía renting?

Puede ser que no tengas problemas con tus entidades financieras y que planifiques tus inversiones y su financiación. O puede que sí tengas “ciertos problemillas” con tus entidades. En cualquiera de los dos casos, el renting es una herramienta de financiación que puede facilitarte tus objetivos de crecer y/o renovarte sin incrementar tu endeudamiento bancario.

¿En qué consiste realmente el renting?

Es muy sencillo.

Tu eliges lo que necesitas para tu negocio.

Y tú le das a la compañía de renting la instrucción de comprar lo que necesitas a quien tu quieres.

Ella lo compra y te lo cede en arrendamiento o alquiler.

A cambio, tú le pagas una cuota mensual por ello.

Sencillo ¿no?

Eliges, mandas, te ceden y pagas un alquiler por lo cedido.

¿Quién puede utilizar el renting?

Cualquier negocio que tenga actividad económica o profesional dada de alta en el IAE.

Es decir, empresas, pymes, microempresas y autónomos. También asociaciones y colegios profesionales.

¿Qué puedo financiar con el renting?

Casi todo es financiable vía renting.

Menos la obra civil y los inmuebles (se está viendo cómo hacerlo), todo lo demás podríamos financiarlo vía renting.

Vehículos profesionales e industriales, maquinaria, informática, tecnología, mobiliario, elementos de decoración, luminarias, centralitas, fuentes de agua, equipamiento deportivo, etc.

Uff, relacionarlas todas puede ser un poco cansino, pero aquí puedes consultar hasta 80 cosas que puedes financiar con renting

Seguro que si te paras a pensarlo casi todo lo que utilizas en tu negocio es susceptible de financiación vía renting.

¿Qué necesito para solicitar el renting?

Lo primero que te va a hacer falta es identificar los bienes que quieres financiar mediante renting.

Es fácil, la factura proforma o el presupuesto que te facilite tu proveedor.

Lo segundo es justificar nuestra capacidad de pago. Que somos capaces de hacer frente a la operación.

Para ello, si somos autónomos tendremos que aportar:

  • DNI
  • Alta de actividades económicas (modelo 036 de Hacienda)
  • Última declaración de Renta (IRPF)

Y si somos empresa:

  • Último Impuesto de Sociedades cerrado

Todos tenemos que aportar, además:

  • Resumen anual de IVA (Mod. 390) y los cuatro trimestres (Mod. 303) del último ejercicio cerrado
  • IVA trimestral del ejercicio en curso
  • Pool bancario (qué tenemos en cada entidad, detallado)
  • Declaración de bienes de los avalistas valorada

¿Qué porcentaje de la inversión me financian en el renting?

El 100%

Sí, sí. Has leído bien. Hasta el 100%.

Una financiación muy ventajosa, ¿no te parece?.

Puede ser que no quieras el 100% de la financiación.

Algo muy recomendable por otra parte. Lo que se hace en este caso es que la 1ª cuota sea más elevada. Sea superior y en ella haces esa aportación de fondos propios planificada.

Y cuando termino de pagar la operación, ¿cómo me quedo con el bien?

Se puede establecer una opción de compra.

Puede ser el equivalente a una cuota o un porcentaje del total de la inversión. Depende del tipo de bien. Una vez pagada “esa cuota adicional” el bien es de tu propiedad.

¿Qué beneficios obtengo con la financiación vía renting?

Utilizar el renting para financiarse autónomos, pymes y empresas tiene importantes ventajas:

  • No aparece en el endeudamiento de la empresa, en el balance. Es un alquiler puro y duro. Así, mantienes tu endeudamiento bajo control.
  • No aparece en la CIRBE, en el endeudamiento bancario, quiero decir. Ellos no saben que lo tienes. De esta forma, también tienes bajo control, y disponible, la posibilidad de endeudarte con las entidades financieras.
  • Es 100% deducible, con el consiguiente ahorro de impuestos. Aunque atento a los vehículos. Aquí habría cosas que matizar.
  • Es flexible, puedes ajustar las cuotas planificando la opción de compra.
  • No tengo que pagar el IVA de golpe, porque me lo repercuten en las cuotas de arrendamiento mensuales.

Utilizar el renting como modalidad de financiación de bienes para los negocios de autónomos, pymes y empresas es una opción muy válida. Que no requiere nada especial para solicitarla y que permite un gran juego a la hora de planificar necesidades y proyectos.

Sobre el autor: José María Casero es experto en financiación y negociación bancaria. Asesora y enseña a autónomos, pymes y emprendedores en cómo mejorar su acceso a la financiación. Es autor del blog Sherpa Financiero.

    • Oriol López
    • 3 de abril de 2013 a las 15:46
    • El renting es una deuda y, si existe obligación por parte de la empresa de ejercer la opción de compra, además es un pasivo según el Plan General Contable.

      Incluso, aunque contablemente no se refleje como pasivo, el hecho de que el contrato sea de obligado cumplimiento en toda su duración y/o de que existan penalizaciones a su cancelación anticipada, lo convierten en una forma de endeudamiento camuflada de gasto corriente (transparente a efectos de quien mira el balance pero no de los resultados de la empresa).

      Por último, como la cuota no es del mismo importe que el valor que paga la empresa financiera, el rent-back tiene un gasto que, si bien no catalogaremos de financiero, lo es a efectos reales.

      PD: el que se 100% deducible no afecta a su consideración como deuda para la empresa, entiedo yo, y además no lo marca la fórmula financiera, sino la realidad de la operación. En este caso, un arrendamiento de un bien afecto a la actividad que se utiliza de manera exclusiva para la misma es deducible, se financie como se financie. Igual que el arrendiento de una casa en la playa para el titular no seria deducible, se financie como se financie. Lo digo porque existe la duda generalizada de que algunos sistemas de financiación o adquisición de activos permiten la deducibilidad completa, cuando eso no es cierto
    • RentingMovil
    • 17 de junio de 2014 a las 14:46
    • Por lo manos en nuestro caso, El renting no tiene opción a compra, ya que pasaría a ser un leasing, un renting es un alquiler del bien por el plazo indicado con fecha de inicio y fin, con servicios añadidos y 100% deducible, no incrementa el endeudamiento financiero, es un bien de alquiler a todos los efectos,
      ademas (por lo manos en nuestro caso) incluye servicios de asesoría, gestión y todo riesgo incluido para las reparaciones.
      Desde rentingmovil.com estamos asesorando a Pymes y Autónomos para reducir el coste de sus comunicaciones y puedan acceder al bien y renovarlo cada año para aportar ahorro en las facturas y renovar cada año las tecnologías de los clientes.
comments powered by Disqus