Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

La idea de negocio

Introducción a la franquicia para autónomos y pymes

Montar una franquicia es una manera de crear tu propio negocio basándote en la experiencia exitosa de otro empresario, en este caso el franquiciador. Es una fórmula cada vez más extendida que debes tener muy en cuenta. Esta breve introducción te ayudará a entender mejor qué es la franquicia, cómo funciona y sus ventajas e inconvenientes.

Artículo actualizado el 18/5/2015 y escrito por Barbadillo Asociados

Identificación y valoración de Ideas de Negocio (II)
Javier Santos, consultor de Infoautónomos, explica la importancia de introducir elementos innovadores en tu idea de negocio y presenta el test "Mide la viabilidad de tu idea de negocio", diseñado por Infoautónomos.

La forma más extendida de encontrar ideas de negocio es simplemente copiar aquello que funciona bien y tratar de mejorarlo. Y la manera de hacerlo que facilita más las cosas, es optar por montar una franquicia.

Las franquicias son una buena opción para iniciar un negocio como autónomo, ya que facilitan la copia de un modelo de negocio que ha tenido un éxito demostrado y es una forma rápida y eficaz de ponerlo en marcha con ciertas garantías de rentabilidad.

¿Cómo funciona una franquicia?

Es un sistema de colaboración empresarial regulado mediante contrato privado entre dos partes:

  • El franquiciador, que es la empresa que aporta el modelo de negocio: marca, imagen, experiencia, manuales, procesos, formación, asistencia...
  • El franquiciado, que es el autónomo o sociedad independiente que va a gestionar ese modelo de negocio en una zona determinada a cambio del pago de una cuota fija o variable.

Los contratos de franquicia regulan aspectos como la zona de actuación del franquiciado, la exclusividad territorial, la actividad, los objetivos de ventas, los servicios de apoyo a prestar por el franquiciador, la política de compras, el sistema de pagos, la vigencia y las causas de rescisión.

¿Por qué se han extendido tanto las franquicias?

Porque son una buena fórmula de crecimiento empresarial que aporta ventajas a las dos partes:

  • Ventajas para el franquiciador: la franquicia le facilita una rápida expansión territorial apoyándose en la iniciativa empresarial de sus franquiciados, lo que reduce la inversión y los riesgos que asume el franquiciador. Además contribuye a rentabilizar las campañas de marketing, consolidar la marca en el mercado, optimizar los activos de la compañía y negociar mejores condiciones de compra.
  • Ventajas para el franquiciado:  reduce el riesgo asociado a poner en marcha un negocio ya que el franquiciador además de la marca le aportará el conocimiento, la formación y la asistencia necesarias, acceso a los proveedores del grupo y en ocasiones acceso a la financiación bancaria, lo que en su conjunto refuerza su competitividad y sus posibilidades de supervivencia y éxito.

Por todo ello montar una franquicia es una opción que ha crecido mucho entre autónomos del comercio o la hostelería, ya que les permite especializarse y competir en igualdad de condiciones con las grandes superficies, hasta el punto de complementarlas como ocurre en la mayoría de grandes centros comerciales.

Inconvenientes de montar una franquicia

Los principales inconvenientes de monta una franquicia para el franquiciado son la pérdida de independencia y el menor control de su negocio, ya que su capacidad de actuación está limitada por contrato, el cual beneficia en muchas ocasiones a la parte más fuerte, es decir, al franquiciador.

Además ya se sabe que no es oro todo lo que reluce y en los últimos años, y especialmente a raíz de la crisis, es cada vez mayor el número de autónomos con establecimientos franquiciados de todo tipo que se han visto obligados a cerrar por su baja rentabilidad, debido a las condiciones impuestas por los franquiciadores.

Consejos para elegir franquicia

  1. Investiga: debes recoger y analizar información sobre las empresas franquiciadoras existentes en la actividad que quieres realizar. Te recomendamos echar un vistazo a la web del registro de franquiciadores y sobre todo visitar alguna de las principales ferias de la franquicia  existentes en España: También debes consultar publicaciones especializadas (online y offline) y quizás contactar con consultoras especializadas y asociaciones de franquiciadores y franquiciados.
  2. Asesórate bien. No te creas todo lo que dicen los franquiciadores ni las consultoras especializadas en franquicias. Debes echar tus propias cuentas, contrastar sus datos e informes y medir las posibilidades reales de éxito del negocio en tu mercado local.
    Te conviene visitar a otros establecimientos franquiciados en otras ciudades, al fin y al cabo tus futuros colegas te pueden orientar muy bien. Y si vas a hacer una cuantiosa inversión te compensa contratar a un especialista que te ayude a elaborar un buen plan de negocio.
  3. Prepárate para que te seleccionen: las empresas franquiciadoras no firman un contrato con el primero que llega con el dinero necesario. Suelen seleccionar personas con capacidad de tener éxito, que cumplan con un determinado perfil de empresario autónomo. Si quieres saber si tu perfil es adecuado consulta nuestra sección “Clave de éxito: madera de empresario” y realiza el test de capacidad emprendedora.
  4. Encuentra el local adecuado: ten cuidado porque una misma franquicia puede funcionar estupendamente en una calle y fracasar en la de al lado. A la hora de montar una franquicia debes medir muy bien el atractivo comercial de cada local que visites hasta encontrar el adecuado. En "Cuando la ubicación es la clave", puedes ampliar información al respecto.
  5. Negocia bien el contrato de franquicia: apóyate en abogados especializados hasta conseguir un contrato equilibrado y verdaderamente beneficioso para las dos partes.
    • Juan M.
    • 22 de febrero de 2013 a las 08:25
    • Hola, tengo una duda: ¿Cómo debo reconocer el gasto del Canon de entrada a una franquicia? ¿Gasto? ¿inmovilizado inmaterial a depreciar durante la vigencia del contrato? Gracias
    • Javier Santos
    • 22 de febrero de 2013 a las 09:18
    • Hola, se considera inversión ya que se trata de una aportación a realizar en el momento inicial para poder funcionar, cuya repercusión tendrá lugar a lo largo de varios. Por su naturaleza, se trata de inmovilizado inmaterial, derechos de entrada o similar. Saludos
    • Juan M.
    • 22 de febrero de 2013 a las 16:04
    • GRACIAS!
    • osiris valdivieso
    • 30 de mayo de 2013 a las 17:45
    • Excelente informacion ya me he integrado a una franquicia italiana Smoke Quality que es una <a rel="dofollow" href="http://www.smokequality.es">franquicia cigarrillo electronico</a> y la que me ha dejado buenas ganancias, es importante conocer todo esto
comments powered by Disqus