Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Gestión de proveedores

Cómo montar un TPV

Conoce cuáles son los elementos clave que conforman un Terminal Punto de Venta o TPV, que se distribuyen entre el Hardware, el Software y el acuerdo con el banco, y las diferentes opciones que puedes escoger en función de las necesidades de tu negocio, así como las nuevas posibilidades que desde 2016 ofrece el Big Data asociado a tu TPV para reforzar el marketing de tu comercio.

Artículo actualizado el 14/11/2016 y escrito por Infoautónomos

El TPV o Terminal Punto de Venta es una de las herramientas imprescindibles para cualquier autónomo, PYME o emprendedor decidido a montar su propio negocio en sectores como el comercio minorista o la hostelería así como en otro negocios que conlleven atención y venta al público. De hecho casi todos los taxistas disponen ya de TPV.

La importancia de tener un buen TPV la confirman los datos aportados en 2015 por el Banco de España sobre operaciones de compra en terminales de punto de venta. En total se registraron 2.683.857 operaciones. Y es que la implantación de los TPVs está creciendo, en 2015 se batió el récord con 1,58 millones de "bacaladeras" instaladas gracias por una parte a que con las mayores comisiones por sacar dinero de los cajeros la gente está usando menos efectivo y a la caída de las comisiones que se aplican a los negocios por el cobro con tarjeta.

Es importante matizar que el TPV es mucho más que una caja registradora, ya que, además de gestionar los pagos en metálico, permite recepcionar pagos mediante tarjeta de crédito y, en función de la opción escogida, gestionar stocks, hacer inventario, emitir facturas e incluso obtener estudios de mercado en base al Big Data, como los que ofrece Commerce360. Si te interesa más información de este innovador servicio cumplimenta el formulario que se encuentra a la derecha de este artículo.

Los componentes de un TPV

A la hora de elegir los elementos que formarán parte de nuestro Terminal Punto de Venta y cuál será su configuración, es necesario realizar un estudio previo de las necesidades de nuestro negocio:

  • Volumen de ventas que prevemos tener y cuantía media de cada ticket de venta.
  • Medios de pago más utilizados en nuestro sector.
  • Tamaño de nuestro catálogo de artículos y de nuestro almacén (stocks), así como la conveniencia o no de informatizarlos e integrarlos en nuestra TPV.
  • Nuevas posibilidades para nuestros estudios de mercado y campañas de marketing que nos ofrecen las soluciones de Big Data como la de Commerce360, de la que puedes hacer una demo.

En función de este análisis podremos decidir adecuadamente  los elementos que compondrán nuestro Terminal Punto de Venta, que se puede componer de cuatro partes: el Hardware, el Software, el acuerdo con el banco proveedor del servicio de pago con tarjeta y la solución de Big Data asociada al TPV.

Hardware del TPV

En cuanto al hardware, podemos optar por un TPV compacto, que integra todos sus elementos en una misma pieza, uno modular, que permite una mayor personalización de los elementos en función de nuestras necesidades y suelen montarse en torno a un PC que integra el software de gestión o un términal 

Los principales elementos que integra un TPV modular son:

Monitor y teclado:

Normalmente, se trata de un monitor de PC, ya sea normal o plano, con el objetivo de ahorrar espacio, aunque cada vez más se están extendiendo los monitores táctiles, que evitan la utilización de un teclado y ratón externos y que se integran directamente con el software de gestíon elegido, lo que permite agilizar aún más el proceso. En caso de optar por un monitor tradicional, el teclado clásico de PC es válido, aunque existen teclados adaptados a Terminal Punto de Venta que, de la misma forma que las pantallas táctiles, facilitan el trabajo de cobros y gestión.

Datáfono o "bacaladera":

El datáfono permite el cobro mediante tarjetas de crédito y débito en los comercios, puede estar integrado en el TPV o ser externo. Funciona a través de una conexión telefónica y/o de datos para poder enviar y recibir información a la entidad financiera en el momento en el que se produce cada transacción.Cuenta con un lector de la banda magnética de las tarjetas, un pequeño teclado para introducir las claves y una pequeña impresora incorporada para emitir los tickets. Normalmente lo facilita el banco en el marco del acuerdo TPV.

Datáfono o TPV para teléfonos móviles:

También existe la posibilidad de aceptar pagos seguros con tarjeta usando tu Smartphone o tableta, lo que facilita la gestión y la implantación de un TPV en determinados negocios como por ejemplo taxis o negocios que abren de forma ocasional o que no cuentan con un establecimiento permanente. Se realiza con un nuevo tipo de dispositivos de sencillo uso para lo que debes generalmente descargar una aplicación, registrar una cuenta y comenzar a aceptar pagos con tarjetas.

Es el caso de Setpay, el punto de venta móvil con condiciones de comisión por venta de entre 0,99 y 1,99% que te permite gestionar tus productos y además obtener información útil de tus ventas. Una solución con un precio atractivo y unas comisiones más atractivas que las que ofrecen los bancos a autónomos con un número limitado de operaciones de venta.

                                            Ver solución TPV para móviles

Lector de código de barras:

Se trata de un lector láser capaz de interpretar y codificar la imagen del código de barras en un código numérico, que contiene información sobre el producto y su precio. Existen cuatro tipo de lectores: el lápiz óptico, el láser de pistola, CCD (Charge Coupled Device) y el láser omnidireccional.

Cajón Portamonedas:

A la hora de elegir un cajón portamonedas, también existen varias posibilidades. Normalmente, se abren de forma automática en el momento de efectuar el cobro, aunque también se puede optar por el de apertura manual. Muchos de ellos llevan integrada la impresora de tickets. En los últimos tiempos, han comenzado a extenderse los cajones portamonedas en los que es el propio cliente el que introduce la cuantías a ingresar, sin necesidad de que el cajero se ponga en contacto con el dinero, siendo el mismo cajón el que gestiona el sistema de devoluciones.

Impresora de Tickets:

Como hemos comentado anteriormente, puede estar integrada o no en el cajón portamonedas o en el datáfono. Sirve para expedir el recibo de compra y existen tres tipos: matricial, térmica o de tinta, aunque ésta última es poco usual.

La más económica es la primera opción, pero su funcionamiento es más lento. Por su parte, la impresora térmica es más rápida y permite la impresión de logotipos, aunque los tickets tienden a deteriorarse con el paso del tiempo.

Software del TPV

El software es el programa con el que se gestiona el funcionamiento del TPV y puede ser un desarrollo hecho a medida y adaptado a las necesidades particulares de un negocio, una opción costosa y normalmente utilizada en grandes empresas, o comercial, es decir, un programa diseñado para un tipo de comercio o sector concreto y adaptado a los requerimientos básicos de éste.

Este software de gestión, además de las transacciones por venta de tu negocio, puede incluir funcionalidades de gestión de stock, catálogo e inventario.

Puedes encontrar en el mercado una amplia gama de TPV sectoriales (peluquerías, talleres, restaurantes, supermercados, ópticas, joyerías, etc).

Acuerdo con el banco para montar un TPV

Se trata de un punto muy importante y sobre el que es necesario hacer una cuidada planificación y barajar las posibles opciones y servicios que nos ofrece cada entidad, ya que de esto dependerán en gran medida los gastos por comisiones. Además la competencia es intensa, conviene preguntar al menos en dos o tres bancos y hay que tener en cuenta que las comisiones a menudo se componen de una cuota fija y otra variable.

Entre los servicios que ofrecen las entidades bancarias, destacan la posibilidad de aplazar el pago para los usuarios de sus entidades, obtener un anticipo en función de la facturación media mensual de nuestro negocio o permitir a los compradores extranjeros pagar sus compras en su moneda local.

Pero, en este proceso, lo más importante es la negociación de la comisión por transacción, que es la opción más extendida, o de una tarifa mensual de una cuota fija en función de la facturación.

Big Data para el pequeño comercio con tu TPV

Recientemente han salido al mercado innovadora aplicaciónes basada en el Big Data y el uso de tu TPV, que te ayudan a una buena toma de decisiones comerciales y de marketing en tu negocio. Como por ejemplo la de Commerce360 con la que podrás acceder mes a mes a los datos de tus compras de tu TPV y compararlos con la actividad comercial de las empresas de tu sector. Es una solución ligada de manera gratuita al TPV de BBVA. Si te interesa probar la demo, cumplimenta el formulario que hay a la derecha de este artículo para recibir más información.

El objetivo de Commerce360 es dotar a negocios del sector comercio y servicios de una herramienta de inteligencia que aportará un completo estudio de mercado muy útil para segmentar la oferta. Por ejemplo, la empresa podrá conocer mejor a sus clientes (datos como el sexo, la edad, el horario de compra, la procedencia o la fidelidad de su clientela) o comparar sus precios con los de su competencia.

    • jorge encinas
    • 9 de septiembre de 2015 a las 17:54
    • Yo en el taxi trabajo con SetPay https://getsetpay.com/ y me va genial!
comments powered by Disqus