10 graves errores en tu estrategia de email marketing

10 errores campañas de email marketing

Tu lista es el bien más preciado de tu empresa…

Tener una lista de personas interesadas en tu negocio te da ventajas competitivas frente a tu competencia ya que gracias a la publicación de un newsletter regular creas un vínculo y una relación con tus clientes potenciales que desemboca, si bien hecho, en ingresos y beneficios.

Con el email marketing acortas el ciclo de ventas, además de ahorrarte prácticas tan incómodas como las “cold calls” que tan desagradecidas y poco resultados dan.

Implementar email marketing con eficacia requiere una inversión en conocimiento y estudio. Sin embargo, y para evitar que pierdas tu tiempo y valiosas oportunidades, voy a contarte diez de los más graves errores que se cometen en los envíos.

Error #1: Falta De Permiso

Este error es garrafal, además de ilegal y poco eficaz.

Parte del motivo por el que la gente manda emails sin el permiso expreso del destinatario es porque es difícil conseguir suscriptores.

No creas que estás libre de este error. Puede ser que ya lo hagas debido a que asumes un permiso que realmente no tienes.

En esta categoría entran argumentos como:

  • “Ya son clientes míos así que seguro que querrán saber de mí”
  • “Introdujeron su email en el formulario de contacto, así que ya sabrán que voy a usarlo”
  • “Sus direcciones de emails están publicados en la red u otros medio así que puedo añadirlo a mi lista”
  • “Como ya les mandé algo gratis, puedo usar su email sin avisarles previamente

Lamentablemente, la mayoría de personas víctimas de esta práctica no están de acuerdo contigo y consideran intrusivo, spam e impertinente recibir emails y publicaciones sin su consentimiento.

Además, se trata de una acción muy poco eficaz ya que, ¿de qué te sirve incordiar a alguien que no está predispuesto ni ha indicado su expreso interés en saber más de ti y tu empresa?

Error #2: Absoluta Deficiencia En La Segmentación

El mayor objetivo del email marketing debe ser dirigirte a tus suscriptores con un contenido altamente relevante para ellos.

Puedes basar tu segmentación según:

  • El comportamiento y las reacciones de tus lectores en previos envíos
  • Ciclos de ventas e intereses expresos

Para poder aplicar un segmentación eficaz puedes:

  • Preguntar con antelación en el momento de la suscripción cuáles son sus intereses
  • Si ya están suscritos, puedes mandar una encuesta

Error #3: Penoso Mensaje De Bienvenida

Parece que una vez ya está suscrita la persona nos olvidemos de cuidar los pasos y siguientes puntos de contacto posteriores a la suscripción sin darnos cuenta de que éstos también formar parte de nuestro branding y son oportunidades para establecer una relación más próxima o iniciar el cliclo de ventas.

Piensa que tus envíos e emails son lo que más recibirán y verán de ti y tu empresa. No los descuides.

Muchos aprovechan el mensaje automático que ofrecen los softwares de email marketing — sin darse cuenta que dan una imagen mecánica y administrativa — en lugar de aprovecharlo como una oportunidad de marketing.

¿Cómo evitarlo?

Da la bienvenida con un trato y lenguaje personal y un cálido en el mensaje.

Repasa el contenido que ya hayas publicado en tu web. Quizás tengas ya cuatro o cinco artículos muy buenos y aún vigentes. Añade un link hacia ellos y sugiere a tu nuevo suscriptor que los lea.

Si tienes un comercio online, puedes ofrecer un cupón de descuento como bienvenida para incentivar la compra.

También es una buena oportunidad para invitarle a conectar contigo y tu negocio en las redes sociales. Pero no antes de que ya estén suscritos.

Error #4: Frecuencia Establecida Por Los Motivo Equivocados

¿Cuán a menudo mandas tu newsletter?

¿Lo decidiste en función de cuán a menudo querrán tus lectores saber de ti? ¿Elegiste una frecuencia por defecto — “Una vez al mes ya me parece bien”?

¿Elegiste una frecuencia teniendo en cuenta tu capacidad, tiempo y recursos?

La frecuencia es una de la decisiones estratégicas más importantes. Desde el minuto en que pasas la línea establecida según las expectativas de tus lectores puedes pasar de ser un valioso remitente a un mero incordio.

Sin embargo, si no mandas suficientes envíos con la frecuencia o regularidad necesaria, la gente se olvida de quién eres y para cuando reciben tu newsletter ya no saben de dónde viene y te consideran spam igualmente o se dan de baja.

Error #5: Mensajes Institucionales

Los emprendedores y empresarios olvidan que la personalización viene de dos formas.

Una de ellas mediante un mensaje personal que puede crearse añadiendo el nombre del suscriptor y customizando el contenido según las preferencias ya indicas por el lector.

La otra manera es la personalización en el tono y lenguaje procurando escribir de persona a persona y no de institución a persona.

Demasiado a menudo muchos newsletters son redactados como si fueran escritos por un organismo o administración. Algo que corta mucho el rollo además de ser estéril en sus resultados.

Es importante desarrollar tu propia voz, tono y estilo según, evidentemente, el posicionamiento de tu empresa. Pero déjeme decirte una cosa, en esta nueva economía sólo las empresas cuyos clientes sienten una relación emocional y visceral por ellas serán las que más prosperen.

Error #6: Defectuosa Capacidad De Entrega

La capacidad de entrega REAL de tus envíos es uno de tus mayores retos en el email marketing ya que todo falla cuando tu email deja de ser entregado o recibido.

Los empresarios caen en dos errores en lo que a filtraje de emails se refiere:

  1. Piensan que a ellos no les afecta. “Mis estadísticas me indican que entre el 95% y el 99% han sido correctamente recibidos.”
  2. Esto no es mi trabajo sino el de nuestro proveedor de email marketing

Algunas de las razones por las que puede que tus envíos no sean correctamente recibidos es porque quizás formateaste mal el HTML de tu mensaje, tu copywriting es detectado como spam porque contiene palabras normalmente usadas por envíos spam (Ej: viagra) o tienes una mala reputación como remitente.

Error #7: Diseños En Gráficos Que No Aparecen En La Lectura

¿Aún te preguntas si debería mandar envíos en HTML (gráficos) o con simple texto?

El problema de los emails basados únicamente en gráficos e imágenes es que si el receptor no tiene activado “Mostrar Imágenes” el email deja de tener sentido.

Es increíble como muchas grandes corporaciones siguen mandando newsletters diseñados en su totalidad en banners y gráficos.

Puedes minimizar este problema:

  • Sugiriendo a la gente que active “Mostrar Imágenes” al inicio del email
  • Combinando una correcta proporción de gráficos y textos
  • Utilizando Atl-text Tags con descripciones sugerentes

Error #8: No Tener En Cuenta La Telefonía Móvil

¿Sabías que un sorprendente alto porcentaje de tus suscriptores leen tus envíos desde su smart phone?

Ignorar el impacto de tus campañas en el formato móvil es un grave error.

¿Qué puedes hacer? Esta tema puede estar en mayor o menor medida cubierto por tu proveedor de email marketing. Sin embargo no es mala idea comprobar tú mismo el aspecto de tus envíos desde un iPhone, BlackBerry o otro tipo de smart phone.

Diseña tu newsletter para que pueda ser leído en un formato abierto standard. Esto está relacionado con el punto anterior. Quieres que haya textos para que puedan ser leídos con facilidad desde cualquier soporte.

Error #9: Repetida Composición De Los Anuncios

Si en tus envíos añades banners de anuncios de productos ajenos o propios, es muy probable que no estés obteniendo los resultados que esperabas.

La gente se acostumbra a los banners de tus emails, perdiendo así toda su efectividad.

¿Qué puedes hacer?

  • Cambia la disposición de tus banners cada tres o cuatro envíos para captar la atención de tus lectores.
  • Rota los anuncios y banners para que no sean siempre los mismo.
  • Alterna el formato de anuncios entre banners y campos de texto

Error # 10: No Analizar Las Métricas

La capacidad de monitorización instantánea del email marketing es asombrosa y lo convierte en uno de los mejores canales de marketing para toda empresa e industria.

Como en cualquier acción dentro del marketing directo, la efectividad de una campaña se mide según las métricas y la respuesta de la gente.

Analizar las métricas te permite saber el número de aperturas, clicks, rebotes y demás.

Es tu responsabilidad como empresario conocer éstas métricas para saber el retorno en inversión de cada campaña, qué no funcionó y debe cambiar, qué sí funcionó y debe repetirse y optimizar y qué versión obtuvo mejor respuesta.

Afortunadamente la mayoría de softwares de email marketing ofrecen ya la métricas automáticamente ahorrándote tener que estar calculando los porcentajes.

Conclusión

El email marketing es el mejor canal para todo autónomo y empresa que quiera expandir su negocio gracias a su bajo coste, alta efectividad y potencial de generación de ingresos.

Las grandes corporaciones lo saben y son las primeras en apuntarse a esta rama del marketing online.

Sin embargo, no debe ser implementado de cualquier manera. Existen estrategias que lo hacen altamente rentable permitiendo a las empresas generar beneficios, conseguir más clientes, reactivar antiguos clientes y acortar el ciclo de ventas.

Así que no te quedes atrás y ¡pasa a la acción! Invierte en la implementación de email marketing en tu negocio o empresa. Estás perdiendo valiosas oportunidades de convertir a gente interesada en verdaderos clientes.

Laura Ribas
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones, General, Internet, Marketing y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Un Comentario en 10 graves errores en tu estrategia de email marketing

  1. Juan Ignacio dijo:

    Hola Laura; enhorabuena por el artículo. Como bien apuntas el email marketing es una de las herramientas más potentes y efectivas de promocionar un producto o servicio de una empresa (o autónomo), independientemente de su tamaño; siempre y cuando se emplee correctamente.

    Además, si ofrecemos la posibilidad de compartir dichos contenidos a través de las redes sociales y el mensaje es lo suficientemente atractivo, el efecto de la campaña aumenta gracias a su viralización (consiguiendo no sólo mayor número de impactos, sino nuevos suscriptores).

    También podemos añadir enlaces a nuestros diferentes perfiles en redes sociales, retroalimentando otros canales de comunicación, como pueden ser Facebook, Twitter, LinkedIn o YouTube, entre otros.

    Otra ventaja que ofrece el email marketing es la posibilidad de realizar una campaña A/B test, es decir, una misma campaña con pequeñas variaciones para comprobar cuál de ellas funciona mejor, por ejemplo cambiando el asunto del mensaje, la disposición de las imágenes o botones, el titular principal, etc.

    Existe una gran variedad de herramientas profesionales en el mercado que nos ofrecen todo este tipo de posibilidades, escoger una u otra dependerá de nuestras necesidades. Algunas de ellas, incluso ofrecen planes gratuitos limitando el número de suscriptores máximo y el volumen de envío mensual, ideales para comenzar a trabajar y si en el futuro, nuestras necesidades aumentan, cambiar a alguno de sus planes profesionales.

    Por otro lado y para terminar, me gustaría añadir a tu listado de malas prácticas, el no ofrecer la opción de darte de baja de la lista de suscripción, o no hacerlo de forma clara; no atender a las respuestas de dichas comunicaciones; no ofrecer un enlace al formulario de suscripción para nuevas altas, las cuales se pueden lograr como comentaba a través de redes sociales o de los mensajes reenvías a un amigo porque consideras que dicha información es de su interés; y aunque no se trate explícitamente de email marketing, otra mala práctica (al menos a mi juicio) y cada vez más empleada, es la de enviar mensajes a través de algunas redes sociales como LinkedIn, incluso de personas que no se encuentran entre nuestra lista de contactos, vendiendo sus productos o servicios masivamente. Al menos, primero tómate la molestia de invitarme a establecer contacto para posteriormente preguntarme si estoy interesado en tus productos o servicios, ¿verdad?

    Un vez más, enhorabuena por el post.