Las 11 grandes verdades del trabajo autónomo

ser autónomo lucreativo

Aún reciente el Día del Trabajo, hay que hacer una mención especial a los autónomos, el submundo de la economía. Si Forges nos dibujó con una nube sobre la cabeza mientras afuera brillaba el sol, es por algo. Y no es que no le pongamos empeño en salir de la tormenta. Es que la lluvia que viene de arriba siempre acaba cayendo sobre los mismos. Así que, con tanta penuria impuesta, hemos acabado enfrentándonos al mundo con un estilo de vida particular: la vida ‘freelance’ que se sustenta sobre 11 grandes verdades. Si eres autónomo ya debes saber cuáles son, ¿no?

  1. Has pasado de vivir en la pobreza a ser rico en un solo día. Bueno, tampoco nos emocionemos. Digamos que tu cuenta bancaria puede haber cambiado los números rojos por una cantidad de más de cuatro cifras en menos de lo que canta un gallo. Y todo gracias (sí, GRACIAS) a las facturas atrasadas, que llegan a tu tarjeta de crédito cuando menos te lo esperas para devolverte la felicidad.
  2. Crees que tener horarios está sobrevalorado. Al igual que los fines de semana, las vacaciones de Navidad, las de Semana Santa y, por qué no, las de verano. Te gusta pensar que no eres esclavo del reloj, solo un espíritu libre que adora trabajar cuando los demás descansan.
  3. Tienes un sexto sentido: hueles los impagos. Y, además, si hace tiempo que vives la vida ‘freelance’ has aprendido a detectar a los clientes tóxicos con una sola llamada de teléfono.
  4. No eres Dios, pero de algún modo puedes hacer lo imposible. O, al menos, eso es lo que creen tus clientes. ¿A quién no le han pedido una cosa y la contraria en la misma frase? ¿Cuántos proyectos para antes de ayer tienes en tu colección? Cuando uno es autónomo, sabe bien que los límites de lo imposible se difuminan.
  5. Temes a Hacienda por encima de todas las cosas. Da igual que tengas todos los pagos en orden y que seas alguien legal. Una notificación o una inspección de la Agencia Tributaria te pone los pelos de punta. Nunca se sabe qué puedes haber hecho mal sin ni siquiera saberlo. Además, no dejas de leer y escuchar historias de terror de otros empresarios que dan alas a tu ‘Haciendafobia’.
  6. A menudo has deseado que el mundo se acabase o paralizase antes del cierre trimestral de la contabilidad. Abril, julio, octubre y enero son meses que no deberían existir en el calendario ‘freelance’. Eso sí, las veces que los superas sin echar por tierra tus objetivos te sientes como un auténtico superhéroe. Y, realmente, lo eres.
  7. Tachar tareas te da la felicidad. Es más, aunque te cueste, tienes que reconocer que más de una vez has incluido trabajos ya terminados en tu lista tan solo por el mero placer de eliminarlos después.
  8. Internet es tu mejor amigo. Y todos los ‘cacharritos’ que funcionan gracias a él también. Si se estropean el ordenador, la ‘tablet’ o el móvil, tu mundo se hunde. Si te quedas sin conexión… prefieres no pensar que exista la remota posibilidad de que algo así pueda ocurrir.
  9. Estás empezando a valorar lo de comprar pijamas de trabajo. Si tienes la oficina en casa, te habrás propuesto en innumerables ocasiones vestirte y ponerte los zapatos antes de empezar la jornada laboral por las mañanas, pero jamás lo habrás hecho. Ahora te preguntas si puede ser una buena opción comprar “pijamas de oficina” para enfrentarte al día con otro ánimo.
  10. Te encanta quejarte de ser autónomo. Y tienes muchos motivos para hacerlo: la cuota mensual a la Seguridad Social, los impuestos trimestrales, unos derechos laborales bastante reducidos…
  11. Pero, a pesar de todo, no dejarías de ser ‘freelance’ por nada del mundo. Quieres, corrijo, necesitas que la situación mejore, que los autónomos salgan del submundo y vean algo de luz. Sin embargo, lo tuyo es trabajar por cuenta propia. Ser emprendedor te lleva de cabeza, pero también te da la vida.
Nuria Molina
Esta entrada fue publicada en autónomos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 Comentarios en Las 11 grandes verdades del trabajo autónomo

  1. Sinnombre dijo:

    No tenemos tiempo ni para salir a la calle los autónomos y protestar todo esto, solo veo protestas de funcionarios para cobrar más o mejoras de contrato y el autónomo que?, Recolectan firma y ganan.
    A nosotros nos.suben 8e más en junio y todos.nos callamos y a pagar.
    En mi caso pedí una.ayuda de mil euros y después de dar más de 3 vueltas con los mimos formularios para entregarlo en el registro me envían una carta diciendome de que se han quedado sin fondo.
    Deberíamos de salir a la calle y que no.nos estrujen más.
    Firma un autónomo en número rojos y currante de lunes a domingo 18h al dia

  2. Elena dijo:

    Hola, Nuria!

    En tu post leo algunas cosas con las que estoy de acuerdo y otras con las que no. No olvides que autónomo es el que trabaja en pijama desde casa como “freelance” pero también el taxista o el que tiene una carnicería. En mi opinión esta variedad de perfiles y problemáticas es lo que hace que no se unan para reclamar derechos y condiciones más humanas. En mi experiencia de cuatro años y medio como consultora de comunicación nunca he “adorado” trabajar los fines de semana ni creo que recuperar facturas atrasadas de meses sea “volverse rico”. Tampoco creo que nos encante quejarnos, creo que de hecho damos muy poca visibilidad a problemas muy graves derivados de las condiciones en las que trabajamos. Por ejemplo, una mujer con la cotización mínima (267 € de cuota) percibirá una prestación de menos de 900 euros mientras sigue pagando una cuota de 267. Eso son menos de 600 euros al mes para sobrevivir durante los 4 meses de baja a los que tiene derecho. Pero si no le dan para vivir, que se apriete: por ley está obligada a parar un mínimo de 6 semanas, así que si no tiene ahorro… lo lleva crudo. Compáralo con 4 meses de sueldo completo de una baja maternal por cuenta ajena, que tanto se cuestionan por ser insuficientes. Antes de ser autónoma jamás había oído hablar de esto (imagínate qué risa cuando me quedé embarazada sin pareja), así que me parece que no nos estamos quejando lo suficiente, si nadie se está enterando.
    Desde el respeto te digo que los tópicos que comentas en tu post no me parecen representativos y que no ayudan a que la sociedad tome conciencia de estas injusticias. Personalmente, ser autónoma me ha servido para sobrevivir cuando la crisis bajó a los submundos los sueldos y cerró puertas a los profesionales con experiencia, pero ahora que vuelvo a tener un trabajo en equipo, decentemente remunerado y con condiciones laborales compatibles con la vida no echaré de menos la falsa libertad de horarios ni esperar año y medio a que me paguen el dinero que necesito para pagar en el supermercado.

    Un saludo!

    • Respuesta a Elena:
      Nuria Molina dijo:

      Hola, Elena:

      Entiendo bien lo que me comentas. Creo que a nadie le gusta trabajar los días festivos ni enfrentarse a facturas atrasadas. Todo lo contrario.

      Este post está escrito en clave de humor y con un punto de ironía. Los autónomos nos enfrentamos a problemas realmente duros y debemos quejarnos de situaciones tan injustas como la que explicas de la cuota y la baja por maternidad.

      También tienes razón en que se trata de un sector con perfiles muy variados. No obstante, como te explicaba, el objetivo de este artículo es sacarnos una sonrisa, a pesar de todos lo obstáculos que tenemos. De ahí que recurra a situaciones tópicas.

      Espero que tengas suerte en tu proyecto.

      Un saludo.

      • Respuesta a Nuria Molina:
        Elena dijo:

        Hola, Nuria:

        Gracias por tu respuesta. Se capta desde el principio la clave de humor, aunque me parece que solo lo entiende quien ya forma parte de esto. Para los demás (o muchos de ellos), seguimos siendo unos espíritus libres que no queremos amoldarnos a las condiciones laborales normales (horarios, tener jefe…) y que nos quejamos de vicio. Estoy a favor de que las cosas se cuenten con humor pero que al mismo tiempo se pelee y se haga un poco de pedagogía, que aunque no lo parezca este es un problema de todos. Gracias y suerte a ti también!

  3. Andrea dijo:

    Verdades como puños 🙂 Y un gran artículo. Felicidades!

  4. Eliu marquez dijo:

    La 3 es una gran verdad… pero he de decir que ser autónomo no es tan malo si sabes lo que haces y en que medio te mueves.
    Hay que tener un modelo de negocio claro, los márgenes operativos bien calculados, y un sistema eficiente para gestionar el trabajo y la contabilidad.
    Lo malo es que España está llena de lo contrario… gente sin un modelo claro, que se lanzan a ser autónomos sin haberse informado, sin establecer un sistema de trabajo… y la improvisación a los seis meses te tiene agotado…
    Por favor… eduquemos a los demás y no nos quejemos tanto de que ser autónomo es terrible, que no es para tanto

    • Respuesta a Eliu marquez:
      Nuria Molina dijo:

      Hola, Eliu:

      Solo puedo darte la razón. Estoy de acuerdo contigo y, de hecho, hoy he publicado un post que habla precisamente de lo que comentas aquí: http://infoautonomos.eleconomista.es/blog/era-falso-emprendedor-tarifa-plana/

      “No es oro todo lo que reluce”. Emprender está bien cuando se hace con cabeza y hay un plan detrás.

      De todos modos, también creo que hay que mejorar algunos aspectos del autónomo, como la cuota, la carga tributaria o los derechos sociales.

      Un saludo.

    • Respuesta a Eliu marquez:
      Elena dijo:

      Como en todo en la vida, nada es terrible ni maravilloso, ser autónomo tampoco. Estoy de acuerdo contigo en que es una opción estupenda si sabes organizarte, pero hay carencias graves que difícilmente se pueden explicar: me remito a mi comentario anterior sobre bajas de maternidad (sustituye “maternidad” por “prolongadas” o por “incapacidad laboral”). Cuando hablamos de las pensiones, por ejemplo, es cierto que se puede más o menos prever mitigar a largo plazo (aumentando la base de cotización en los últimos años). Pero cuando estás empezando, que es cuando generalmente te toca tener hijos, la cosa se pone muy muy difícil. No digamos si es un imprevisto sobrevenido como un accidente o una enfermedad. No hay que confundir queja con reivindicación, y de esto último falta mucho en mi opinión.
      Saludos!

  5. juan dijo:

    Muy bueno, lo has clavado, que identificado me he sentido.

  6. Tatiana dijo:

    Me ha encantado el artículo. ¡Me he sentido muy identificada!

  7. La vida del autónomo siempre ha sido muy complicada pero satisfactoria si te llena lo que haces día a día… Nosotros llevamos años como autónomos y nuestra experiencia y habilidades aumentan con cada trabajo realizado! Gracias por el blog!

  8. Cristina Ferández dijo:

    ¿Esa ilustración de quién es? es genial!