Las trabaciones del autónomo

salvavidas

Preparar maletas, echar la sombrilla, la nevera que no falte, el flotador del niño, inflar los neumáticos y empezar oficialmente las vacaciones de verano. ¿Te suena? Es la tónica general en los meses de verano pero como en toda norma genérica, existen excepciones y probablemente una de ellas seas tú.  Y como tú, muchos autónomos que se quedan un verano más trabajando en vacaciones, en trabaciones.

De nuevo sin sentir la brisa marina, sin escapar en avión a tierras desconocidas o sin tomar ese color de piel dorado que tanta envidia malsana te da. ¿Hasta aquí todo muy dramático no? Demasiado. Los nostálgicos sabrán que toda cinta de música tiene dos caras. Y en Infoautónomos queremos producir la cara B para que escuches la cinta completa. Pero dejémonos de metáforas y vayamos al grano. ¿Qué ganas y que te pierdes al no tener esas vacaciones oficiales de las que hablábamos?

1. Qué ganas en trabaciones

  • Ingresos para tu negocio: Mantener tu negocio abierto porque no te compensa echar el cierre en verano o porque es una buena temporada para tu negocio son motivos forzosos para trabajar en verano. Esto te permitirá continuar haciendo caja y añadir números al apartado de ingresos que llevas en tu contabilidad. Piensa que mantener el cartel de abierto te permitirá realizar pagos a tiempo a tus proveedores, aprovechar el periodo de promociones y rebajas y ahorrar ese piquito para hacer frente al pago del próximo trimestre.  
  • Al día con Hacienda: Más de uno se ha encontrado con una notificación de la Agencia Tributaria a la vuelta de unos días de asueto y para colmo, se ha pasado el plazo de las alegaciones. Si te marchas unos días recuerda avisar a Hacienda para no recibir notificaciones, en caso de estar de trabaciones no tendrás ese problema; llegarás a tiempo a todo.
  • El tiempo que es oro. Ese preciado bien que te falta durante el resto del año ahora casi te sobra. Debes ver el lado positivo a la reducción de clientela. Ahora dispones del tiempo que te ha faltado durante del resto del año para abordar esas tareas pendientes,  adelantar trabajo, establecer nuevos objetivos empresariales o hacer ese seminario online que nunca pudiste por falta de este preciado recurso. En definitiva aprovecha el tiempo para ser productivo.
  • Lejos del mundanal ruido. Que no te vayas a una paradisiaca isla a nadar con delfines, a comprobar el ritmo frenético de la quinta avenida o a ver lo modelos imposibles de las playas de Benidorm no significa que vayas a estar enclaustrado en casa.  Si sales te encontrarás una ciudad desierta en la que poder caminar una noche de verano sin hacer una cruzada para encontrar sitio en una terraza a la que has llegado aparcando casi en la puerta porque tenías sitio de sobra.
Verano de Infoautonomos

Parte de la plantilla de Infoautónomos en verano

2. Qué te pierdes en trabaciones

  • Una cartera que en pleno verano se queda tiritando. Los autónomos más que nadie miran el bolsillo. Los precios estratosféricos de las grandes compañías hoteleras, las cervecitas en el chiringuito o los souvenir para toda la familia con los que nunca aciertas merman mucho una economía que desde este mes de julio tiene que hacer frente al incremento del 3% la cuota de autónomos.
  • Proyectos a medias: No hay nada peor que estar inmerso en un gran proyecto laboral e interrumpirlo para liberarte unos días. Aunque resulta comprensible y tienes derecho al descanso probablemente es muy poco conveniente. Acaba lo que empiezas, es el momento.
  • Depresión postvacacional. Es lo bueno de no parar. Perderte esos largos suspiros en la víspera de la reincorporación al puesto del trabajo, los recuerdos de esa cala balear y las instrucciones de tu suegra o tu yerno. No tienes las necesidad de volver a empezar, como el famoso anuncio sino que tus pilas son Duracell, duran y duran.
  • Retenciones pero no fiscales sino en carreteras, largas colas de acceso o salida y en definitiva un tráfico que quita las ganas de airearse a cualquiera. La DGT ha previsto más de 89 millones de desplazamientos en carretera este verano pero los que no viajen por tierra también tienen su San Benito: interminables esperas para facturar en el aeropuerto y las tediosas instrucciones del personal de vuelo antes del despegue y el ridículo aplauso final al piloto tras el aterrizaje.
  • Miles de kilómetros de costa en los que la diferencia entre toalla y toalla es de 1 cm. Niños chillando como si no hubiera mañana y esa búsqueda inquietante del hueco donde no hay  bañistas jugando a las palas con la única intención de adentrarte en aguas que no siempre son cristalinas.

Decía Wiston Churchill que el pesimista ve dificultad en toda oportunidad y el optimista la oportunidad en toda dificultad. En Infoautónomos somos de los optimistas. Por eso, desde nuestros puestos de trabajo en  nuestras oficinas queremos enviarte todo nuestro ánimo y buen rollo.

El verano de Infoautonomos

Los trabajadores de Infoautónomos al pie del cañón

Marina Rivero
Esta entrada fue publicada en autónomos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 Comentarios en Las trabaciones del autónomo

  1. Jabs dijo:

    Penoso el artículo. Si seguimos pensando que el autónomo tiene que ser un “SER” un “ente en sentido despectivo” de la sociedad estamos apañados.
    En ese artículo no he leído nada en referencia al elemento más importante del Ser Humano. LA FAMILIA y eso que?,.. revise su autor el artículo y vuelva a escribirlo con sentido común por favor.

  2. Fede dijo:

    Me gusta el juego de palabras… trabaciones…

    Al final todo son trabas para el autónomo 😉