8 de cada 10 autónomos trabaja enfermo

Los autónomos españoles tienen que hacer frente a muchos condicionantes que hacen realmente complicada su andadura profesional. Pero frente a las adversidades estos “superhombres” y “supermujeres” consiguen cumplir sus sueños y trabajar por cuenta propia. Esto no quiere decir que no les preocupen determinadas situaciones que tienen presentes en su día a día a la hora de desarrollar su actividad económica.

Pérdida de clientes y jubilación, los mayores temores

En el estudio “Jubilación y Hábitos de ahorro de los españoles”, del Instituto Santalucía, se han identificado las situaciones que producen mayor estrés financiero a los autónomos, son sus grandes preocupaciones. Y, con un 83,5%, gana la pérdida de clientes. Y es que el hecho de perder ingresos también los lleva a tomar decisiones como trabajar estando enfermo o en periodo vacacional.

8 de cada 10 autónomos asegura trabajar enfermo y más de un 67% asegura reducir a menos de 22 días al año sus vacaciones. Más de la mitad de los autónomos de este país (51,4%) asegura no estar preparado para hacer posibles imprevistos financieros que puedan sobrevenir.

A la pérdida de clientes, le sigue de cerca, con un 80%, la jubilación. Los números son obvios, la pensión media de un autónomo es un 41,3% inferior a la media de un trabajador en régimen general, según se desprende del mismo estudio. Y eso a pesar de las medidas que han entrado en vigor con la Nueva Ley de Autónomos que permiten la compatibilización del cobro de la pensión de jubilación con seguir trabajando por cuenta propia (si tienes a una persona contratada).

El 92% de los autónomos está preocupado porque sus pensiones sean todavía más bajas en el futuro y a más del 89% le preocupa perder calidad de vida una vez que se jubilen. Además, 8 de cada 10 asume que tendrá que llevara a cabo su retiro más tarde que en el caso de los asalariados, de hecho, de media, ya se jubilan dos años más tarde que los trabajadores por cuenta ajena.

Morosos, inversión para emprender y gestión administrativa

De esta lista no se escapa la preocupación de los autónomos al retraso o impago de los clientes, esta sería la tercera situación más estresante para el trabajador por cuenta propia con un 72,8%.

La inversión para emprender el negocio es otro de sus temores. En este sentido, una de las medidas mejor acogidas de la Nueva Ley de Autónomos es la de la ampliación de la Tarifa Plana. Desde el 1 de enero de 2018 durante dos años para pagar de manera reducida la cuota de autónomos, lo que permite invertir las ganancias en el desarrollo de la actividad. Recuerda que si te acoges a la base de cotización mínima, durante un año, la cuota queda reducida a 50€ y durante los siguientes 6 meses estará bonificada al 50%. Los 6 últimos meses, hasta completar los 24 se ve reducida el 30%. Otra medida establecida para ayudar al emprendimiento es el pago único o capitalización del paro.

Resulta curioso observar cómo las declaraciones trimestrales y anuales a Hacienda, con un 61,6% y un 60% de los votos, respectivamente, tienen su lugar en este listado. Y bien es cierto que la cumplimentación de los modelos puede llegar a ser engorrosa y tediosa, pero recuerda que para todos estos trámites tienes a tu disposición a la asesoría de Infoautónomos.

Este informe deja clara la percepción que tienen los propios trabajadores autónomos sobre su situación laboral y la vulnerabilidad de un colectivo que se siente desprotegido en muchas ocasiones. Por encima, un último dato para el optimismo, más del 62% afirma que le gustaría seguir trabajando por cuenta propia el resto de su vida profesional. A todos los “superhéroes” que cada día os enfrentáis a este tipo de preocupaciones: ¡Ánimo!

Mónica Martínez
Esta entrada fue publicada en autónomos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 Comentarios en 8 de cada 10 autónomos trabaja enfermo

  1. Luis dijo:

    Para un autónomo cada hora no trabajada y cada día no trabajado es equivalente a tiempo que no cobras y en el que dejar de ganar dinero, por eso un autónomo no puede permitirse dejar de trabajar por estar enfermo, así como no puede coger muchas vacaciones, a menos que su negocio vaya muy bien y se lo pueda permitir.

  2. Esto lo escuché yo ayer y me quedé asombrado la diferencia entre asalariados y autónomos…

  3. Manu dijo:

    He estado de autónomo más de treinta años después de haber trabajado por cuenta ajena doce. En esos treinta y pico años solamente cogí dos bajas y fueron por operación de las rodillas, pero pidiendo el alta voluntaria a los veinte días, incluso contra la recomendación de la mutua ( las mutuas están locas por dar el alta). Cuando cogías un trancazo de gripe, intentar aguantar al fin de semana que empezaba el sábado a las 5 o las 6 para meterte en la cama. Cuando te arreaba un lumbago, cosa frecuente al tener que manejar peso constantemente ( tenía un supermercado) y no podías ni moverte en la cama pues a las 5 como tarde, arriba y las cajas de fruta o de droguería o lo que fuera, te ponías de rodillas y a colocarlas. Con esto no pretendo pedir que todo el mundo lo haga , pero sí hacer ver a quienes tienen un trabajo bien remunerado, seguro, entrando a las 8 o las 9 y sin trabajar las tardes, empezando su fin de semana el viernes por la tarde…que se consideren afortunados y lo disfruten. Yo hacía lo que me gustaba y todos los inconvenientes son superables cuando tienes cariño a lo que haces.

  4. Pedro dijo:

    Mientras dura la incapacidad temporal por enfermedad común ¿se puede hacer cargo de la gestión de tu actividad una persona que esté jubilada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*