El crédito fácil como solución a los problemas de liquidez del autónomo

financiación

Año nuevo, proyectos nuevos. ¿Está entre ellos montar un negocio? Emprender es, y nunca mejor dicho, una gran empresa que precisa de financiación. Incluso para los pequeños detalles como  hacerte con ese portátil que tanto necesitas o dar la señal del alquiler de un local.  Encontrar los recursos necesarios para montar tu negocio o bien darle un empujón si ya estás asentado es posible gracias a las opciones de financiación alternativa que a continuación vemos.

1. Fórmulas de financiación alternativa

La crisis económica dio lugar a reticencias por parte de los bancos a la hora de conceder préstamos. Esta imposibilidad derivó en la búsqueda y la proliferación de fórmulas alternativas a la tradicional financiación bancaria.

Entre dichas fórmulas figuran las subvenciones públicas, no siempre lo suficientemente satisfactorias, o métodos de financiación colectiva como el crowdfunding, un recurso que experimentó su auge hace unos años y aún continúa dando frutos. Otra de las soluciones financieras más aceptadas, han sido los servicios gestionados a través de internet por empresas innovadoras que conceden crédito fácil a autónomos y pymes para hacer frente a gastos inesperados.

En medio de esta búsqueda de opciones de financiación alternativa los emprendedores también recurren a los llamados Business Angels, convertidos últimamente en tabla de salvación e impulso de muchas startups de éxito. Aunque su primera opción es siempre una más de andar por casa, más cercana, los llamados Family, friends and fools.

Pero si hay una fórmula eficaz de obtener dinero esa es la de los microcréditos online que, como su propio nombre indica, está al alcance de un clic.

2. El microcrédito, una opción rápida y eficaz

Son muchos los nombres que se le otorgan a esta posibilidad de adquirir dinero de forma rápida: crédito exprés, crédito rápido, microcrédito online…Con independencia de la denominación el crédito fácil se presenta como un buen recurso financiero las necesidades que pueden surgir en la economía de un negocio.

¿Tienes que hacer frente a una multa por un mal estacionamiento cuando repartías la mercancía? ¿Debes el pedido del último mes a tu proveedor? El crédito fácil es la solución a este tipo de imprevistos que requieren pequeñas cantidades de dinero, que van de los 300 a 900 euros que se facilitan y forma inmediata.

Los microcréditos son una opción muy utilizada por autónomos debido a sus ventajas. Su solicitud es sencilla, vía internet o telefónica, y no requiere de la pesada burocracia de los préstamos bancarios. La mayoría de las compañías de crédito rápido ni siquiera solicitan avales o documentación de solvencia bancaria, lo que lo hace más atractivo.

Pese a que la obtención del microcrédito es cuestión de 10 min, no debes tomar a la ligera su solicitud. Es muy aconsejable que previamente estudies tus verdaderas necesidades y la situación económica de tu negocio. Debes tener muy en cuenta aspectos como el flujo de caja o la amortización del crédito y así prever las posibilidades de devolución.

Marina Rivero
Esta entrada fue publicada en Financiación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.