Extinción y prescripción de deudas tributarias

prescripción de deuda tributaria


En Infoautónomos hemos hablado largo y tendido sobre las deudas tributarias: cuáles pueden aplazarse, los recargos por declaración extemporánea, los intereses que se aplican, cómo procede la Administración ante ellas…Hoy, venimos a contarte dos aspectos nuevos: la extinción y preescripción de deudas tributarias. Y es que debes saber que la Ley General Tributaria contempla supuestos de extinción de la deuda fiscal al tiempo que establece plazo de prescripción. ¿Quieres saber más? Continúa leyendo.

Casos de extinción de la deuda tributaria

Antes de conocer el periodo de tiempo que ha de pasar para que una deuda tributaria prescriba has de tener en cuenta que la misma queda oficialmente extinguida en los siguientes casos:

  • Cuando realizas el pago de la deuda. Recuerda que puedes confiar en la asesoría online de Infoautónomos para la gestión del pago de tus impuestos.
  • En el supuesto de compensación. También se puede extinguir total o parcialmente una deuda a favor de Hacienda, en periodo voluntario o ejecutivo, por compensación de créditos al deudor por parte de la Administración. Esa compensación se da porque tanto Hacienda, como el autónomo o la pyme, son reciprocamente acreedor y deudor.
  • En caso de condonación de la deuda. El Código Civil recoge la posibilidad de perdonar de forma total o parcial una deuda.
  • Cuando la normativa aduanera así lo establezca a través de sus medios de extinción.
  • También habrá extinción de la deuda tributaria siempre que se produzca la preescripción de la misma; preescripción que a continuación detallamos.

Plazo de prescripción de deudas tributarias

La Ley General Tributaria, en su artículo 66, fija en cuatro años el plazo general para la extinción de la deuda tributaria. Estos cuatro años son contados a partir  del término del plazo reglamentario y voluntario para presentar la correspondiente declaración o autoliquidación.

Se trata, además, de una extinción de oficio, es decir, que se da sin que haya reclamación por parte de la persona interesada, del obligado tributario. Por tanto, pasados estos cuatro años, la Administración no puede exigir el pago de la deuda tributaria y sus correspondientes sanciones, pero el autónomo o la pyme (el contribuyente en general) también pierden el derecho a realizar cualquier acción derivada, esto es por ejemplo, la solicitud de la devolución de ingresos indebidos.

Si bien es cierto que cuatro años es el plazo general de preescripción de una deuda tributaria, Hacienda puede interrumpir el proceso mediante envío de notificación, por motivos específicos que se dan en caso del derecho de la Administración tanto a liquidar o a exigir el pago de las deudas liquidadas o autoliquidadas y a solicitar devoluciones y reembolsos como el derecho del contribuyente a obtener también devoluciones o reembolsos. Aunque como decimos los motivos son específicos, las causas más destacables para la interrupción del plazo de preescripción son:

  • Cualquier acción o movimiento de la Administración tributaria sobre la deuda tributaria puestos en conocimiento del deudor.
  • La interposición de reclamaciones o recursos de cualquier clase ante las actuaciones realizadas con conocimiento formal del obligado en el curso de las mismas.
  • Por cualquier actuación fehaciente del obligado tributario sobre la liquidación o autoliquidación de la deuda tributaria, la devolución, reembolso o rectificación de la autoliquidación.
  • Por cualquier actuación de Hacienda para realizar la devolución o el reembolso.
  • Por la declaración de concurso de acreedores por parte del deudor.
  • La recepción de la comunicación de un órgano judicial en la que se ordene la paralización del procedimiento administrativo en curso.

Además, es importante saber que si recibes una notificación de Hacienda con aviso de inicio de procedimiento de inspección, el plazo de prescripción ya no será de cuatro años sino que se amplía a ocho años.

Por último, decir que el plazo de preescripción también se amplía a diez años en caso de procedimiento de comprobación por parte de Hacienda de las deudas compensadas o pendientes de compensación así como de las deducciones aplicadas o pendientes de ello, por lo que es imperativo legal mantener la información justificativa durante ese periodo de tiempo.

Marina Rivero
Esta entrada fue publicada en autónomos, Fiscalidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 Comentarios en Extinción y prescripción de deudas tributarias

  1. Prescripción dijo:

    Perdona Marina, y sin ánimo de molestar, es prescripción y no preescripción (Artículo 66 y siguientes de la Ley General Tributaria)

    • Respuesta a Prescripción:

      No es molestia en absoluto, al contrario. Agradecida quedo por alertarme del error. Desconozco el motivo que me ha llevado a alternar en el propio artículo el término correcto con el incorrecto pero en cualquier caso mea culpa.

      Un saludo.

  2. Oscar dijo:

    Hola Marina,

    Gracias por el artículo, me ha resultado muy útil. Sin embargo, tengo una duda, según lo que dice tu último párrafo, ¿significa que tenemos que guardar toda la documentación de facturas emitidas y recibidas así como gastos, etc. durante 10 años?

    • Respuesta a Oscar:

      Hola Oscar:

      Gracias por tus palabras.

      Ese último párrafo significa que conviene conservar aquella documentación justificativa de lo que la Administración está investigando en el procedimiento de comprobación esto es bases o cuotas compensadas o pendientes de compensación o deducciones aplicadas o pendientes de aplicación. Así viene establecido en el artículo 66 de la Ley General Tributaria. Si no te encuentras inmerso en un proceso de comprobación tributaria el plazo general de prescripción de es cuatro años al igual que el de la conservación de facturas.

      Un saludo.

  3. Alejandro dijo:

    Hace unos 7 años mi declaración de IVA salió negativa, y en lugar de pedir la devolución, dejé ese IVA pendiente de compensar en ejercicios posteriores. El caso es que cesé la actividad y aunque años después comencé otra actividad, en los 4 años posteriores nunca tuve oportunidad de compensar ese IVA.
    Tenía entendido que aunque ya pasó el plazo para compensarlo, esa cantidad siempre puedo pedir que me la devuelvan, y pensaba hacerlo este año pero este artículo me ha puesto en duda. ¿Este derecho de devolución también prescribe a los cuatro años?

    • Respuesta a Alejandro:

      Hola Alejandro:

      Habría que mirar los plazos exactos de lo que comentas para darte una respuesta clara sobre ello; te adelantamos eso sí que una vez han pasado los cuatro años establecidos en la Ley General Tributaria para la compensación cuentas con los cuatro años siguientes para la devolución, según la Dirección General de Tributos.

      Te recomendamos nuestro servicio de consultoría puntual para tratar el tema.
      https://infoautonomos.eleconomista.es/asesoria/consultoria/

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.