Fintech: definición y tipos de empresas

Que la tecnología ha entrado en nuestras vidas para quedarse es más que evidente, tanto es así que ya hasta ha hecho mella incluso en el mundo financiero. Hoy hablamos de las empresas FinTech, porque aunque muchos creen que es una moda pasajera, lo cierto es que es una de las tendencias financieras actuales con más fuerza.

Hasta hace poco tiempo, las entidades financieras querían desvincularse de esta nueva explosión tecnológica, porque no llegaban a ver los beneficios directos que le podían ofrecer. En cuanto vieron que muchos de los servicios que se ofrecían online eran iguales o mejores a los suyos, la banca decidió tomar cartas en el asunto.

Pero… ¿Qué es una empresa FinTech?

Es aquella que se crea con el fin de prestar servicios financieros utilizando las últimas novedades tecnológicas, creando innovadores productos y servicios para los usuarios.

Esto está suponiendo una auténtica revolución en el sector financiero si lo comparamos con la idea de Banca tradicional que teníamos hasta ahora.

Podríamos decir que las FinTech han surgido de forma natural aprovechando las necesidades del mercado y combinándolas de forma eficaz con las nuevas tecnologías.

Debemos recordar que ante todo estamos ante un nuevo cambio de paradigma empresarial”

Es cierto que la mayoría de empresas FinTech surgen como startups y suelen recibir financiación de los llamados business angels. Aunque todas comparten su denominador común que es la tecnología, el objetivo que busca cada una de ellas es bien distinto. Por eso las hemos clasificado en cinco categorías.

Tipos de Fintech

Gráfico original de Mooverang

Gráfico original de Mooverang

1. Las que hacen lo que los bancos no pueden (o no quieren)

Estas startups cubren las necesidades de aquellos usuarios que no reciben respuestas en las entidades financieras. Este tipo de empresas incluyen las siguientes áreas de negocio:

FinTechs de micromercenazgo

Kickstarter a día de hoy es una de las principales empresas bajo el techo de la economía colaborativa. Esta empresa funciona como intermediaria entre las personas que tienen una idea y aquellas que la quieren financiar a través de pequeñas donaciones.

Préstamos entre particulares

En 2006 se fundó la empresa estadounidense Lending Club, cuya finalidad es ofrecer un servicio de préstamos entre particulares. En junio de 2013 había generado más de $2.000 millones en préstamos.

Abrir sin documentación una cuenta bancaria

La empresa francesa Compte-Nickel te permite abrir una cuenta bancaria en un estanco, sin necesidad de presentar ningún tipo de documentación, sólo con tu teléfono móvil. Este servicio nació de la necesidad de muchas personas que no tenían papeles o que no cumplían con toda la burocracia del país.

2. Las que mejoran los servicios de los bancos

Uno de los mayores costes que debe asumir toda empresa y empresario internacional es la compra-venta de divisas. Las empresas FinTech han sabido aprovechar esta debilidad.

Compra-venta entre particulares:

TransferWise te permite ahorrar hasta un 90% a la hora de enviar dinero al extranjero.

Compra-venta entre empresas

Kantox es la plataforma pionera en este campo, te permite ver los tipos de cambio en tiempo real y te calcula la cantidad de dinero que estás ahorrando.

3. Las que compiten directamente con los bancos

Hay un nicho de mercado donde las empresas FinTech compiten directamente con los bancos, ofreciendo servicios similares. Sin embargo, las plataformas online nunca podrán ofrecer un tratamiento personalizado como el de la banda tradicional ( ¿o si?).

Este servicio es el que más gastos genera en el sector bancario, es por eso que algunas FinTech se han atrevido a elaborar un algoritmo que con unas preguntas son capaces de elaborar un porfolio de inversiones y estudiar el perfil de riesgo del cliente al detalle.

Las FinTech consiguen abaratar los costes y consiguen dar una solución eficiente a los problemas de planificación bancaria

4. Las que aprovechan las infraestructuras y las mejoran

Cuando pensamos en empresas FinTech, estas son las primeras que nos vienen a la cabeza, se trata de plataformas que aprovechando las oportunidades de las nuevas tecnologías, las adaptan a mejorar servicios y funcionalidades del sector financiero. Dentro de esta categoría podemos incluir:

Pagos móviles

En España la aplicación para pagos con móvil es Twyp, que ha sido desarrollada por la empresa ING Direct. Este es un claro ejemplo de cómo una entidad financiera ha sabido aprovechar las ventajas que ofrece las FinTech para ofrecer un servicio nuevo a sus clientes.

Agregadores

Se consideran así a aquellas plataformas como Fintonic que permiten llevar un control de tus gastos e ingresos para poder ahorrar con mayor facilidad.

Análisis de datos (Big Data)

Cuyo objetivo es predecir el comportamiento de los usuarios, analizar diferentes parámetros y sobre todo vender más y mejor.

Cada uno de los clics que hacemos en las redes proporciona información relevante sobre nosotros a las empresas. Utilizando determinados algoritmos y parámetros, las grandes corporaciones pueden conocer mejor el mercado y a los consumidores.

Estas plataformas son un arma de doble filo para la banca tradicional, por una parte consiguen abaratar los costes a la hora de conocer a los usuarios. Por la otra, harán que el sector financiero pierda su relación directa con sus clientes y se convertirán en una mera empresa de gestión financiera que transfiere información de los clientes a una base de datos.

5. Las que reinventan el sistema económico

No podían faltar las empresas que quieren reinventar el sistema financiero desde 0, por lo que sus posibilidades de fracaso son muy elevadas. Dentro de esta categoría incluimos:

Bitcoins y demás criptodivisas

Tienen el mismo valor que el dinero pero sólo funcionan en Internet. Se caracterizan sobre todo por ser un sistema de pago seguro y por su carácter descentralizado. A diferencia del resto de plataformas FinTech, Bitcoin no tiene propietarios y son los propios usuarios de esta moneda los que controlan su uso y valor.

Sistemas de pago de intermediación

Con total certeza podemos decir que PayPal es la plataforma más conocida y más usada en el mundo para realizar pagos por Internet. Funciona tanto entre particulares como empresas, se caracteriza por ser una forma rápida y segura para pagar a través de Internet.

Si queréis soñar un poco, todo el sistema financiero podría rehacerse con estas empresas” Afirma Pat Grady de la empresa Sequoia.

Tendencia de las FinTechs españolas

Este gráfico resume cuál es la tendencia actual de las FinTech españolas:

grafico-fintech-espana

Aunque al mercado español le queda aún mucho camino por recorrer para ponerse a la altura de nuestros vecinos europeos, si analizamos la inversión y el crecimiento, es más que evidente que vamos por buen camino.

Es lógico que se hable de una burbuja FinTech en España, pues la inversión se triplicó en 2015 en comparación con la de 2014. Esto es una muestra del cambio de mentalidad que estamos atravesando en nuestro país, un cambio que también están experimentando las empresas españolas, que empiezan a confiar en las FinTech.

La inversión se triplicó en 2015 en comparación con la de 2014

Según un estudio de la plataforma colaborativa Finanzarel, las pequeñas y medianas empresas de nueva creación en España son las que más utilizan estos sistemas financieros alternativos.

En definitiva, si miramos los datos y las previsiones del sector FinTech, la tendencia apunta a que este sector se consolidará como una alternativa a la banca tradicional aportando nuevos valores y servicios a los usuarios.

Fuente del gráfico

Esta entrada fue publicada en Economía, General, Innovacion, Internet y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.