5 conclusiones sobre el futuro del comercio electrónico

comercio electrónico

Si tienes un comercio electrónico, te alegrará saber que las cifras están de tu parte. Un estudio de la ONTSI afirma que los compradores online no dejan de crecer y, además, de aumentar su gasto. En 2015, el e-commerce generó en España 20.745 millones de euros, un 27,5% más que el año anterior. En ese mismo período el número de compradores pasó de 18,6 millones a 20,4 millones. Es decir, que afortunadamente tu mercado está en plena ebullición.

Sin embargo, para aprovechar la buena coyuntura hay que saber adaptarse rápido a los cambios del sector y del modelo de consumo, que no son pocos. Hasta hace unos años, el reto era la tecnología. Ahora, la principal dificultad es que el usuario, cada vez más exigente, tenga una experiencia de compra satisfactoria y repita.

En la última edición del Meet Magento celebrada en Madrid, los expertos del mundo del e-commerce hablaron del futuro y de los retos a los que van a necesitar enfrentarse las tiendas online. Estas son algunas de las conclusiones que deberías tener en cuenta para no quedarte atrás:  

1. La compra online y offline deben unificarse

Si además de la tienda online tienes un comercio tradicional es más que probable que gestiones ambos como si fuesen entes independientes. Es un error. Tal y como señalaba en el evento Jorge Cano, el gestor de e-commerce de Uno de 50, la experiencia del consumidor debe ser con la marca y no con el canal.

¿Por qué? Primero porque Internet te brinda muchísima información sobre tus clientes y sería una lástima que no la aprovechases también en el cara a cara para aconsejarlo y ofrecerle exactamente lo que está buscando. El futuro pasa por identificar al consumidor y registrar sus pasos en ambos comercios.

Y segundo porque empieza a no haber diferencias entre el consumidor online y offline. La misma persona puede acudir a tu establecimiento, probarse un abrigo, subir al metro y comprarlo por internet desde su teléfono móvil. Tienes que asumir que el mundo real y virtual están más conectados que nunca.

2. La especialización es clave

Lo más habitual es pensar que cuánto más genéricos seamos en nuestro comercio, más público potencial tendremos. Sin embargo, esta estrategia ya no funciona. Para competir con los grandes, los pequeños comercios necesitan especializarse. Si lo haces, marcarás la diferencia y podrás dirigir todas tus acciones y comunicación hacia un nicho específico, lo que resulta mucho más efectivo.

3. Una compra online no acaba con el pedido

En cuanto recibas un pedido cantarás victoria. ¡Pero ojo! No te limites a centrar tus esfuerzos en la experiencia de compra del usuario en la página web. Una compra online finaliza cuando el cliente recibe su pedido en casa. Esto significa que hay que cuidar bien la logística y que la personalización ha de extenderse hasta la entrega. No olvides los pequeños detalles: el envoltorio, una tarjeta de agradecimiento, un pequeño regalo de bienvenida, facilidades para el cambio o devolución, etc.

4. Las puertas a la internacionalización están abiertas

Una de las grandes ventajas del comercio electrónico es que aumenta exponencialmente nuestro público potencial. Con una tienda online, no hay fronteras y eso es algo que debes aprovechar para vender más. En este sentido, no obstante, se plantea el reto de la escalabilidad. Debes conseguir que crezcan tus ventas utilizando los mismos recursos o ampliándolos, pero en menor proporción. Así es como se consigue de verdad optimizar el proceso de ventas y aumentar el margen de beneficios constantemente.  

5. La movilidad forma parte del e-commerce

El estudio de la ONTSI asegura que la mayor parte del consumo electrónico se realiza desde casa, pero algo está comenzando a cambiar. Cada vez se hacen más compras en movilidad. De hecho, en 2015 esta tendencia ocupó por primera vez el segundo lugar (12,9%), superando a las compras desde el lugar de trabajo (8,9%). ¿Qué significa esto? Que tu tienda online tiene que estar adaptada al móvil y permitir un proceso de compra seguro y fácil también desde estos dispositivos.

Nuria Molina
Esta entrada fue publicada en Emprender, Internet y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 Comentarios en 5 conclusiones sobre el futuro del comercio electrónico

  1. Jonathan dijo:

    Buenas tardes,

    En el segundo punto, la especialización, ¿también valdría tener un comercio más genérico, pero hacer acciones y comunicaciones de lo principal del comercio o de lo que se quiera potenciar?

    Lo digo porque yo tengo un negocio online al que me dedico a todo lo relacionado con el vinilo, pero no es lo mismo un vinilo decorativo que una camiseta con estampación en vinilo textil. En este caso potenciamos los vinilos decorativos. ¿sería bueno de cara SEO hacer otra tienda online separando productos?
    Si miramos ejemplos como los de Amazon o El Corte Inglés, no parece que pueda importar mucho, ya que Amazon, por ejemplo, casi siempre sale primero o en la primera página de Google en casi todo lo que buscas. Claro, que luego sería técnicamente más complicado de gestionar dos webs. (mil perdones si no se pueden mencionar marcas o empresas)

    Muchas gracias por vuestras opiniones y próspero año nuevo.

    Un saludo

    • Respuesta a Jonathan:
      Nuria Molina dijo:

      Hola, Jonathan:

      Disculpa el retraso en responder. En mi opinión, no sería necesario que crearas dos tiendas. Al fin y al cabo, tu tienda ya se ha especializado en algo (vinilos). Sería diferente si, por ejemplo, fueseis una imprenta digital más genérica y tuvieseis interés en explotar los vinilos decorativos.

      Para reforzar ese tema podéis hacer una comunicación más enfocada a la decoración.

      Gracias por tu comentario y feliz año para ti también.

      Un saludo