Se acabó el paro, ¿y ahora qué?

paro

Últimamente se ha informado del paro para autónomos o la posibilidad que tiene un autónomo de compatibilizarlo durante un tiempo determinado.

Es cierto que cualquier persona que esté en paro podrá darse de alta como autónoma y poder recibir ambos ingresos (el que genere de su facturación y el paro) siempre y cuando lo solicite con una serie de requisitos.

Esto es posible desde el 10 de octubre 2015, con la aprobación de la nueva Ley de Fomento del Trabajo Autónomo, donde los mayores de treinta años también pueden cobrar el desempleo y ser autónomos durante nueve meses.

Además, se amplía a cinco años el plazo para recuperar el paro si el autónomo cierra su negocio y se da de baja en este periodo. Ahora bien, siempre y cuando haya cotizado previamente a su periodo como autónomo unos 6 años recuperando así el desempleo pendiente (segunda oportunidad).

Hay que recordar que para la compatiblización del paro y autónomo se debe solicitar en determinados casos para que no sea rechazada la solicitud:

  1. El trabajador debe hacer cesado con carácter definitivo su actividad laboral anterior.
  2. La solicitud debe presentarse dentro de los primeros 15 días en los que se ejerza la actividad por cuenta propia. Si se pasa este plazo, no puede pedirse la compatibilidad.
  3. Es necesario darse de alta como trabajador por cuenta propia en alguno de los regímenes de la Seguridad Social.
  4. Se puede seguir cobrando el paro durante un máximo de 9 meses (270 días).

Si se te acabó la prestación por desempleo y tu camino como autónomo no te da ingresos, mantén la calma. Desgraciadamente, la cotización en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) no cubre el desempleo por lo que aquellas personas autónomas con más de 5 años cotizados en el RETA no se puede beneficiar de esta segunda oportunidad. El autónomo que pide la baja al cerrar su negocio no se encuentra en situación legal de desempleo, sin más.

Ahí es cuando nos preguntamos qué estamos pagando en nuestra cuota de autónomo. La respuesta, la jubilación, asistencia sanitaria, maternidad, paternidad, incapacidades, etc, pero no permiten recibir ninguna ayuda ni prestación por desempleo.

Si estás en esta situación, aquí te damos algunas claves para afrontarla en los primeros días:

  • Date de en la Agencia Tributaria y a la Tesorería General de la Seguridad Social con el fin de quedar liberado de las obligaciones de cotización.
  • Acude a la oficina de empleo para informar de tu situación e inscribirte como demandante de empleo y beneficiarte de cursos de formación, bolsa de trabajo, etc.

Tal y como os hablábamos en anteriores post, mientras que los trabajadores por cuenta ajena sí tienen derecho a acceder al “Plan Prepara”, es decir, la ayuda de 400 euros que se concede a los desempleados que han agotado los subsidios y prestaciones, los trabajadores por cuenta propia no cuentan con ella una vez han agorado “el paro”.

En realidad, no nos queda otra que solicitar información sobre los salarios sociales, aquellas ayudas distintas de las prestaciones por desempleo y que son concedidas por las Comunidades Autónomas a personas y familias en casos de riesgo de exclusión social.

También nos podemos valer de la ayuda, del tipo que sea, que nos ofrecen familiares y amigos, una ayuda tan inestimable como la propia para reponernos del duro golpe y apostar por nuestra capacidad para sacar otro proyecto adelante.

Esta entrada fue publicada en Ayudas y subvenciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 Comentarios en Se acabó el paro, ¿y ahora qué?

  1. Narciso dijo:

    Que verguenza de Pais,la pequena y mediana empresa es la que cream los puestos de trabajo y nosotros,nos arriesgamos con nuestro patrimonio y como nos vaya mal,perdemos hasta la familia y nada de preparations.Sinverguenzas,si tequedas con Deudas,no vuelves a levantar cabeza en la vida y eres perseguido por los acreedores.Haciendo,seguridad social,etc
    I

  2. Cece dijo:

    Hola,
    hice un exámen en el ayuntamiento para optar a entrar en una bolsa de trabajo como monitor de talleres. La bolsa es de 3 años. Quedé la segunda en la lista. La primera persona me ganó porque tenía experiencia en el mismo puesto desde hacía 4 años.
    Bien, la número 1 estuvo un año trabajando y al terminar, decidió no continuar y es entonces que me llaman a mí. Mi primer año era empleada del ayuntamiento con contrato incluido, alta seguridad social. Cuando voy a hacer mi segundo año de la bolsa, surgen problemas de otros monitores que denuncian al ayuntamiento. Me proponen que si yo quiero seguir tiene que ser como -autónoma-, porque el problema surgido va a ser largo en resolver y mi taller tenía que empezar en octubre.
    Me proponen ésto y claro, yo me quedo sin palabras. Me agarro a varias frases de parte del concejal: » cuando se arregle ésto con los demás monitores, retomas lo que venías teniendo».
    Por otro lado, voy a la Gestoría y me comentan que ésto es normal y que es la moda ahora en los ayuntamientos, que lo coja porque es lo que hay. Pregunto si puedo denunciarlos y me comentan que no me metiera en líos porque iba a perder lo que tenía.
    Termina mis 11 meses de autónoma y ahora qué?.
    Dónde está lo que prometen en las bolsas?. Contrato por 3 años del ayuntamiento.
    Dónde queda mi tiempo de experiencia ante otro exámen?. No cuenta.
    Ahora no tengo paro?.
    Qué hago?. Me deben éste año pasado??.
    Sigo pagando autónomos? 133 euros y pico hasta noviembre que es 180 euros. Pordios…una luz!!.
    Es obligatorio estar pagando a la gestoría durante un año 50 euros por gestionarte………..nada????.