Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

La contabilidad del autónomo y la pyme

El Fondo de Maniobra

La liquidez es muy importante para toda empresa, y un buen indicador de la misma es el Fondo de Maniobra, que tiene en cuenta tanto los pagos como los cobros más próximos. Es importante mantener un Fondo de Maniobra positivo durante todo el ejercicio para mantener a flote una empresa. Aquí te traemos algunos consejos para conseguirlo.

Artículo actualizado el 13/6/2016 y escrito por Infoautónomos

El Fondo de Maniobra

Si eres autónomo o tienes una pyme bien sabrás que la falta de liquidez es uno de los quebraderos de cabeza que más frecuentemente  te mantiene en vela durante noches y noches.

Haces bien en preocuparte por ello, ya que entre las causas de mortalidad de pymes de mayor calado en España se encuentra, precisamente, dicha escasez de saldo disponible.

Pero también debes saber que quedarte sin dormir no soluciona nada, así que ¡manos a la obra!

El primer paso para quitarte esta preocupación de la cabeza es medir tu liquidez, o sea, tu capacidad para hacer frente a los pagos a corto plazo. El mejor indicador de dicha capacidad es el Fondo de Maniobra.

¿Qué es el Fondo de Maniobra?

El concepto teórico del Fondo de Maniobra es bien sencillo: diferencia entre activo corriente y pasivo corriente. Es decir, el conjunto de tu efectivo, tus existencias y tus derechos de cobro en el corto plazo (1 año); menos el conjunto de tus obligaciones de pago en el  corto plazo.

Por su definición se trata de un dato o magnitud que se extrae del balance de situación de una empresa.

Espera, seguro que con este gráfico del balance de situación general de una empresa cualquiera  lo entiendes mejor:

C:\Users\alvar\Downloads\FM.jpg

Si no te manejas mucho con los balances aquí tienes un poco de información al respecto.

¿Cómo se interpreta este indicador de liquidez?

Bien, una vez calculado el Fondo de Maniobra tenemos que saber qué significa dicha cantidad, si es buena o mala, y en este último caso, qué podemos hacer para mejorarla.

Las respuestas a estas cuestiones no son sencillas, pues todo depende del tipo de empresa que se trate, de sus objetivos, su tamaño, su forma de funcionar…

Así que lo mejor es enfocarnos en un caso concreto, y como no podía ser de otra forma, lo ideal es que nos pongamos en la piel de un autónomo cuya empresa suele ser pequeña, de funcionamiento general, con una estructura poco compleja, y con el objetivo natural de aumentar beneficios.

En primer lugar, como es lógico, y teniendo en cuenta que el Fondo de Maniobra indica la capacidad de la empresa para hacer frente a los pagos más inmediatos, cuando dicha cantidad es positiva es un reflejo de que la empresa cuenta con una buena salud.

Por lo contrario, si la cantidad es negativa debemos entender que la empresa no goza de un buen estado de liquidez y muy posiblemente tenga serios problemas para atender sus obligaciones y pagos próximos; y mucho menos podrá solventar con facilidad contingencias imprevistas.

Tranquilo, si este último es tu caso, que no cunda el pánico, hay soluciones. En primer lugar, debes tener  en cuenta que un Fondo de Maniobra negativo ocasional es aceptable y no debe llevarte a tomar medidas drásticas.

Ahora bien, cuando notes que realmente comienza a ser un problema no lo dejes pasar y actúa. En muchas ocasiones se toma la decisión fácil de continuar el camino ignorando el problema, lo cual conlleva un agrandamiento del agujero negro de deudas y puede llegar a ser muy perjudicial.

Pero, ¿qué se puede hacer para mejorar la situación que implica un Fondo de Maniobra negativo?

  • Retrasar pagos a la administración: en la mayoría de los casos Hacienda pasa la mano, aunque si la deuda aplazada supera  los 18.000€ deberás presentar algunas garantías de pago. Otra opción es retrasar el pago de la cuota de autónomo a la Seguridad Social.

  • Fórmulas de anticipo de cobros: el descuento de pagarés o el factoring son unas opciones muy tentadoras para que las entidades financieras te adelanten pagos de clientes, pero cuidado, implican un descuento así que no es aconsejable abusar de ellos.

  • Retrasar pagos: esta acción es más de tipo negociadora que otra cosa. Trata de hacer con suficiente poder de negociación y ten un poco de mano izquierda para conseguir mayores plazos de pago a tus proveedores.

  • Rebajas o descuentos: en situaciones extremas puedes “tirar los precios” u ofrecer grandes descuentos por pronto pago para aumentar ventas e ingresos y así conseguir dinero líquido rápido.

Por supuesto, también puedes acudir a los métodos tradicionales como pólizas de crédito o financiación a través de entidades bancarias.

Espero que este artículo te haya sido útil y no te quede ninguna duda sobre el concepto de Fondo de Maniobra, pero de ser así no dudes en comentar, preguntar o ponerte en contacto con nosotros.

comments powered by Disqus