Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

La contabilidad del autónomo y la pyme

El ratio de liquidez de tu negocio

Si tienes problemas para hacer frente a tus pagos rutinarios quizá deberías empezar a llevar un control exhaustivo de tu tesorería. Para ello nada mejor que un indicador relativo como el ratio de liquidez, que mide la capacidad de tu negocio para afrontar sin dificultades las obligaciones más inmediatas.

Artículo actualizado el 13/6/2016 y escrito por Infoautónomos

El ratio de liquidez de tu negocio

El ratio de liquidez, al igual que el Fondo de Maniobra, es un indicador más de la capacidad que un negocio tiene para hacer frente a sus obligaciones en el corto plazo. Ahora bien, dependiendo de la situación y del fin, puede convenir usar uno u otro indicador. El primero aporta datos en términos absolutos y el segundo es un índice relativo.

El ratio de liquidez puede convertirse en una herramienta fantástica para gestionar tu tesorería siempre que se sepa interpretar adecuadamente; y para ayudarte a a ello estamos nosotros aquí.

Esta definición del ratio de liquidez es muy básica y adaptada a aquellos que tengan conocimientos reducidos en el mundo de la contabilidad y los estados financieros.

Si lo prefieres, puedes acceder a una definición más amplia y técnica en el diccionario económico de eleconomista.es.

Cálculo del ratio de liquidez

El cálculo es muy sencillo: tan solo hay que dividir el activo corriente (derechos de cobro a corto plazo, tesorería, y existencias) entre el pasivo corriente (obligaciones de pago y compromisos a cumplir en el corto plazo).

1.jpg

¿Qué significa el resultado? ¿Cómo se interpreta? 

El resultado obtenido de esta división se interpretará en un sentido u otro en función de si es mayor que uno o menor que uno:

  1. Si es mayor que uno: supone que el activo circulante es mayor que el pasivo corriente, lo cual en su justa medida es una señal de salud. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si el dato es muy superior a uno puede significar que existe un exceso de recursos activos que no están siendo explotados y por tanto, no se está obteniendo toda la rentabilidad que se podrá conseguir de ellos.

No obstante, esto tampoco debe hacer activar las alarmas, ya que puede rectificarse con facilidad. Tan solo habría que buscar una buena inversión para sacar utilidad al exceso de activo. Es más con coste de oportunidad que un coste económico en sí.

  1. Si es menor que uno: indica que el negocio tiene problemas de liquidez y posiblemente se enfrente a dificultades con las obligaciones contraídas en el corto plazo (a pagar a menos de un año). En este caso lo mejor es seguir los consejos que infoautonomos te da para obtener liquidez.

Como veis no hay un criterio objetivo para definir qué valor del índice es el perfectamente adecuado; tan solo contamos con una mera aproximación a los datos  más óptimos.

Esto es así porque todo depende del tipo de negocio en cuestión ya que hay algunos que funcionan con un exceso de liquidez considerable debido a que los cobros y pagos se efectúan en periodos de tiempo muy cortos; y otros, por el contrario, que usan instrumentos financieros potentes con pagos a muy largo plazo.

De cualquier forma, conocer este índice y saber usarlo adaptándolo a tu propio negocio puede aportarte grandes ventajas a la hora de controlar tu tesorería, y que “no te pille el toro” con los pagos más próximos.

comments powered by Disqus