Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Gestión Laboral y de Recursos Humanos

Cómo entender la nómina de tu trabajador

Enfrentarse por vez primera como profesional o empresario a la nómina de un trabajador puede resultar complejo al tratarse de un documento que registra una serie de datos que es fundamental conocer y entender. Y eso precisamente es lo que viene a facilitar este artículo. En las próximas líneas detallamos los elementos que tu asesoría laboral ha de incluir en la nómina de tus trabajadores.

Artículo actualizado el 18/6/2019 y escrito por Infoautónomos

Cómo entender la nómina de tu trabajador

Los autónomos, personas físicas, y autónomos societarios con trabajadores en plantilla suman a la gestión fiscal del negocio y el pago de la cuota de autónomos una tercera obligación que han de cumplir de forma religiosa: la entrega y el pago de la nómina mensual, el documento justificativo de una relación de tipo laboral. En las próximas línas abordamos los conceptos que forman parte de la nómina de un trabajador, con especial hincapié en los seguros sociales del trabajador. 

1. Qué información contiene la nómina de un trabajador

Como en en cualquier documento justificativo de una relación de tipo laboral o mercantil, la nómina que viene a ser la forma del trabajador por cuenta ajena de cobrar por los rendimientos de trabajo, ha de contener unos conceptos mínimos que estandarizan el formato de la nómina conforme a la legislación vigente, Orden ESS/2098/2014, de 6 de noviembre, de modelo de recibo individual de salarios. 

Empecemos por afrontar el significado de dos conceptos básicos: el salario bruto y el salario neto. El primero de ellos responde a la cuantía total de la nómina antes de practicar retenciones del IRPF y en concepto de cotización a la Seguridad Social, mientras que el salario neto es el dinero que finalmente va a ir directamente a la cuenta bancaria del trabajador. Por tanto, el neto es el salario real.

1.1 Partidas del salario bruto

El salario bruto está constituido por las siguientes retribuciones recogidas en el artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores:

Percepciones salariales

Se considera salario la totalidad de las percepciones económicas del trabajador, en dinero o en especie, por la prestación profesional de sus servicios laborales (por cuenta ajena) con independencia de la forma de remuneración.

A efectos prácticos, la partida percepciones salariales corresponde al salario base, las horas extraordinarias, los salarios en especie, las pagas extraordinarias prorrateadas a las que ha de hacer frente el autónomo o la sociedad empleadores.

Generalmente estas percepciones cotizan a la Seguridad Social y vienen determinadas por el convenio colectivo de la actividad que se desarrolle, aunque se puede estipular, previa negociación con la empresa, cuantías superiores a las indicadas en el convenio dependiendo de la cualificación y experiencia del trabajador y de la competencia que para ese puesto de trabajo haya en el mercado laboral.

Es importante indicar que el salario determina los siguientes aspectos:

● La base imponible a efectos de tributación.
● La cuantía de la indemnización en casos de extinción de la relación laboral.
● La cuantía de los medios de protección que garantizan el estado de bienestar, esto es prestación por desempleo, jubilación, etc.

Percepciones extrasalariales o no salariales

En este concepto se incluyen las percepciones que según el artículo citado no tienen la consideración de salario. Nos referimos a las cantidades percibidas por prestaciones o indemnizaciones de la Seguridad Social, indemnizaciones por gastos relacionados con la actividad (prendas de trabajo, dietas de viaje, gastos de locomoción...) así como indemnizaciones por traslados, despidos y suspensiones. Estas percepciones extrasalariales corren a cargo bien de la empresa o de la propia Administración.

A diferencia de las percepciones salariales, las percepciones extrasalariales no cotizan a la Seguridad Social.

 

 

 

Asesoría laboral para gestión de nóminas

1.2 Partidas del salario neto

Al salario bruto se ha de restar la suma de dos conceptos-deducciones que son obligatorios y darán como resultado el salario neto. Hablamos de las cotizaciones a la Seguridad Social y a las retenciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Cotizaciones a la Seguridad Social

La cotización a la Seguridad Social la va a asumir en un amplio porcentaje el empresario y en menor medida el trabajador.

Cotizaciones a la Seguridad Social a cargo de la empresa

A la hora de calcular las cotizaciones a la Seguridad Social que corre a cargo de la empresa van a influir los siguientes aspectos:

● Salario bruto anual
Tipo de contrato de trabajo
● Tipo de jornada
● Edad del trabajador
● Número de pagas

Tipo de cotización para la empresa contratante

Es el empresario el que asume parte de los costes en materia de cotización a la Seguridad Social de sus trabajadores. Este ingreso se realiza en el momento del abono de la nómina descontándole las siguientes cuatro partidas que debes tener muy presentes a la hora de contratar a un trabajador:


● Cotización por contingencias comunes: Este concepto cotiza al tipo 23,60% del sueldo bruto.
● Cotización por desempleo: Cotiza al 5,50% en contratos indefinidos y 6,70% en contratos temporales.
● Cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales: el porcentaje depende de las tablas de cotización para cada actividad, pudiendo oscilar entre el 1% para trabajadores de oficina, el 1,85% en el comercio al por menor, el 3,60% en actividades de limpieza y seguridad y el 6,70% en actividades de alta riesgo como la construcción o el transporte por carretera.
● Cotización por formación profesional: al tipo 0,60%
● Cotización al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa): al tipo 0,20%

Por ejemplo, para un puesto de trabajo en oficina la Seguridad Social a cargo de la empresa supone un 30,9% del sueldo bruto para contratos indefinidos y un 32,1% para contratos eventuales. En contratos eventuales a tiempo parcial subiría un 1% adicional.

Bonificaciones a la contratación

Has de saber que existen incentivos para amortiguar el coste las cotizaciones a la Seguridad Social por parte del empresario. Estas ayudas a la contratación consisten en bonificaciones de las cuotas empresariales a la Seguridad Social que conlleva la contratación de determinados tipos de trabajadores, normalmente en situación de desempleo.
Cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador

Como ya hemos mencionado, una parte de la cotización a la Seguridad Social también la asume el trabajador reduciendo su salario bruto y dando como resultado junto al resto de deducciones el salario neto a percibir.

Tipo de cotización para el trabajador contratado

Se compone de tres partidas
● Cotización por contingencias comunes: al tipo 4,70% del sueldo bruto
● Cotización por formación: al tipo 0,10%
● Cotización por desempleo: al tipo 1,55% en contratos indefinidos, 1,60% en contratos temporales), lo que en total supone un 6,35% del sueldo bruto

Retenciones en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Hay que apuntar que el porcentaje de retención en el IRPF es variable. En esta variabilidad influye el volumen de ingresos de ingresos que hay que deducir de la nómina y que el empresario debe ingresar en Hacienda trimestralmente como anticipo del IRPF a cuenta del trabajador y las siguientes circunstancias personales del trabajador contratado.

● Estado civil e ingresos del cónyuge
● Año de nacimiento
● Grado de discapacidad
● Descendientes y Ascendientes
● Pagos de préstamos por vivienda habitual
A modo orientativo el porcentaje de retención puede oscilar entre el 4% para un sueldo bruto de 1.100 euros al 13% para 2.000 euros o el 20% o más para 3.000 euros brutos.

Si te resulta especialmente difícil y engorrosa la gestión de las nóminas de tus trabajadores recuerda que Infoautónomos te ofrece servicio de asesoría laboral contratando cualquiera de nuestros packs de gestion fiscal para autónomos y sociedades. 

2. Estructura de la nómina de un trabajador

Encabezado de la nómina

En este primer apartado se incluyen los datos identificativos tanto de la empresa como del propio trabajador.
Datos identificativos de la empresa: Dirección física del centro de trabajo, NIF y código de cuenta de identificación.
Datos identificativos del trabajador: Nombre, NIF, número de afiliación a la Seguridad Social, grupo profesional o categoría de puesto de trabajo, grupo de cotización y antiguedad.

Periodo de liquidación o de devengo de la nómina

Normalmente corresponde al mes natural aunque también conviene saber que existen grupos de cotización que obligan a que el periodo de devengo sea diario.

Detalle de devengos

Ya hemos adelantado algo una líneas más arriba. En este apartado se incluyen los ingresos que recibe el trabajador divididos en percepciones salariales y extrasalariales que computan el salario bruto.

Deducciones a la Seguridad Social y retenciones por IRPF

Las percepciones salariales y no salariales conforman los ingresos brutos del trabajador pero en una segunda parte hay que aplicarle las llamadas deducciones, es decir, la cantidad a cuenta del trabajador que la empresa ingresa a Seguridad Social y Hacienda en concepto de cotizaciones e IRPF respectivamente

Líquido a percibir

El importe que va a engrosar la cuenta bancaria de tu trabajador en concepto de nómina es el resultado de restar al salario bruto las deducciones y retenciones anteriores. De esta manera se obtiene el sueldo neto.

Detalle de las bases de cotización

El modelo de recibo individual de salarios, como se le conoce formalmente, también incluye las bases de cotización a la Seguridad Social junto a las bases de IRPF.

Lugar de la emisión de la nómina y firma de las partes

En último lugar, pero no por ello menos importante, debe aparece el lugar de la emisión de la nómina, la firma y el sello de la empresa. La firma del trabajador sigue siendo necesario o cualquier medio electrónico que acredite que ha aceptado y recepcionado su nómina aunque el pago se haya realizado a través del banco. De esta manera el recibo deja constancia de la percepción del salario. 

3. Ejemplo de nómina

A continuación, ponemos a tu disposición un ejemplo de nómina en el que puedes detectar los conceptos anteriormente detallados. Y si lo que quieres saber es cuánto te cuesta contratar a un trabajador también te facilitamos un plantilla de cálculo de costes salariales a la que puedes acceder por ser suscriptor del Club de Infoautónomos

 

Ejemplo de nómina de trabajador

 

comments powered by Disqus