Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Expansión y crecimiento empresarial

El sector retail en España

Más de 600.000 establecimientos comerciales pertenecen al sector retail en España. En este artículo realizamos un recorrido por el concepto de comercio minorista, su evolución en el tejido empresarial y la normativa que lo regula. También abordamos la nueva incorporación del modelo ecommerce y las principales tendencias actuales.

Artículo actualizado el 14/10/2016 y escrito por Infoautónomos

El sector retail en España

El sector retail es motor de impulso de la economía y el empleo españoles y la forma de vida de muchos autónomos y pequeñas empresas que desarrollan su labor profesional en el comercio minorista. En este artículo realizamos un amplio recorrido por el sector en nuestro país para entender el concepto, su evolución y marco legal, los nuevos protagonistas y las principales tendencias que actualizan el rumbo del comercio minorista.

1. Definición del retail

El retail es el término inglés que designa al comercio minorista. La venta al por menor se desarrolla directamente entre la empresa comercial, último enlace de la cadena de distribución, y el cliente final.

Si atendemos a una definición más teórica la Ley de Ordenación del Comercio Minorista explica que “es aquella actividad desarrollada profesionalmente con ánimo de lucro consistente en ofertar la venta de cualquier clase de artículos a los destinatarios finales de los mismos, utilizando o no un establecimiento”.

El retail es, por tanto, un sector muy amplio que abarca diferentes modelos de negocios: desde la tienda de ultramarinos a la gran superficie y desde un comercio textil independiente a la sucursal de una franquicia.

2. La evolución del sector minorista en cifras

El sector minorista es un importante motor económico en España. Supone el 5,5 % del PIB español y lo constituyen casi 600.000 establecimientos, es decir más del 16% del total de establecimiento en la economía española. Además, el retail daba trabajo a 1.907.500 personas en 2015, según el INE, lo que supone un 10,53% de la población ocupada a final de 2015.

La crisis económica afectó negativamente al sector que, durante siete años consecutivos, registró pérdidas millonarias por la caída del consumo influyendo especialmente en los comercios de una sola tienda.

Dicen que después de la tormenta llega la calma y 2015 fue el año de la recuperación para el comercio minorista. El sector retail repuntó y según los últimos datos del Índice General del Comercio Minorista de 2016, después de 7 años de caídas, la tendencia de los últimos 21 meses es el crecimiento y la creación de nuevos puestos de trabajo.

La recuperación económica influye directamente en aquellos factores que determinan la tendencia en el sector minorista. Según la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) la favorable evolución del paro, la moderación de los precios y la menor presión fiscal han permitido incrementar la renta de los hogares y reforzar la confianza del consumidor, facrores que influyen decisivamente en la recuperación del comercio.

Pero es precisamente el Índice de Confianza del Consumidor, elaborado por el CIS, el que en los últimos meses sigue una tendencia desigual que va desde el decrecimiento por la incertidumbre política hasta el incremento por la época estival y vacacional.

3. Marco legal: Ley de comercio minorista

El sector minorista se ve regido por la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista. Dicha ley tiene como finalidad conseguir un sistema de distribución eficiente y tutelar los derechos de los consumidores, objetivos que regula a lo largo de 17 artículos.

La norma se rige sobre las bases de libertad empresa, de circulación de bienes, de precios y de establecimiento comercial como rezan sus primeros artículos. Pero también regula otros aspectos, entre ellos, la tramitación de licencias o la forma de los contratos junto con las garantías postventa, el pago a lo proveedores y en definitiva todo aquello que tiene que ver con las rutinas del comercio minorista.

Hay que hacer mención especial a la regulación de los horarios comerciales, regulados por La ley 1/2004 y por las Comunidades Autónomas, una legislación que siempre generan controversia debido al conflicto latente entre la protección de la actividad del pequeño comercio y los intereses de las grandes superficies y de los consumidores que defienden que se pueda abrir siempre, tendencia que poco a poco va ganando terreno en la opinión pública y la normativa reguladora.

4. Nueva incorporación en el sector: comercio electrónico

Es evidente que una característica común entre las empresas de retail es el canal de venta; un canal de ventas que en los últimos tiempos ha experimentado cambios importantes y cuenta con otro modelo, es decir, el del comercio electrónico.

Las tiendas y los locales comerciales de siempre han quedado superados por la revolución digital del eCommerce o comercio electrónico minorista que en los últimos cuatro años sigue una tendencia al alza en España. La venta online supone un tercio de la facturación del comercio minorista según el Informe sobre Tendencias de Medios de Pago 2015 de Tecnocom.

Ante estas cifras, el comercio minorista tradicional ve en el progresivo crecimiento del ecommerce motivo de preocupación y mayor competencia. Pero algunos pequeños comerciantes ven también la oportunidad que supone para llegar a nuevos clientes y mercados. Y es que el futuro es el de un mercado global que trasciende los tradicionales puntos y canales de venta, de carácter más local, y que atiende con rapidez a los nuevos hábitos de compra.

5. Tendencias en el sector retail

La tecnología no sólo ha cambiado el canal de ventas del sector retail sino también los propios modelos comerciales y sus entresijos. La competencia en el sector obliga al autónomo y la pyme minorista a aplicar a estar al día de las nuevas tendencias retail para aplicar nuevas estrategias o adaptarlas a sus propios canales de venta:

  1. Check Up o identificar las preferencias del consumidor mediante el uso de tecnologías para personalizar la oferta. Gracias a las aplicaciones del comercio en cuestión instaladas en los smartphones de los consumidores, el autónomo dispone de herramientas de análisis que chequean los hábitos de compra del cliente.
  2. Tiendas donde la compra sea una experiencia, o como se han dado a llamar, “tiendas sentimentales”. El espacio físico cobra un nuevo sentido para ser proyector de vivencias, una tendencia también apoyada en el neurobranding que vincula las reacciones nerviosas del consumidor con los estímulos que envía una marca. En tiendas online, carentes de espacio físico, las nuevas tecnologías son fundamentales.
  3. No dejar a los compradores solos, sino crear comunidad con ellos para dar valor a la compra. El concepto de comunidad de marca está en auge. Las redes sociales posibilitan este vínculo con los clientes potenciales y fieles a los que trasmitir las características de tu producto y/o servicio.
  4. Comercios omnicanal para que las empresas minoristas puedan ofrecer un acercamiento completo de su marca al comprador. Tener una presencia omnicanal puede ser sinónimo de una mayor facturación dado que el comercio puede llegar a un cliente cada vez más digitalizado a través de e commerce, aplicaciones para smartphones, redes sociales…
  5. Nuevas formas de pago, las herramientas TechRetail como Apple Pay, Samsung Pay y Android Pay vía teléfonos inteligentes, está creciendo en todos los países europeos. Estas formas de pago, en el centro de la experiencia de compra, ofrecen al consumidor sus principales demandas: comodidad y garantía de seguridad.
  6. El Big Data permite extraer información muy valiosa de las bases de datos de los compradores y almacenarlos. Esta opción tecnológica es especialmente práctica para comercios online que a través del registro de visitas a la web tienen la opción de personalizar la oferta al cliente.
  7. El uso de drones para la entrega del producto va a afectar a la experiencia de la compra. Los primeros en hablar de ello fueron Amazon. La entrega de los pedidos a domicilio mediante esta tecnología permite la compra en cualquier lugar sin barreras.

El sector del retail está viviendo toda una revolución. Las tendencias actuales hacen que el antiguo concepto de la venta minorista quede superado y se busque una definición más acorde con los nuevos tiempos. Hay nuevas oportunidades que dejan atrás al comercio más clásico. Y las pymes y autónomos deben tratar de modernizarse y aprovecharlas, su supervivencia puede depender de ello.

comments powered by Disqus