Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Gestión Financiera

Deducción por inversión en empresas nuevas o recientes

La deducción por inversión en empresas nuevas en la declaración de la renta o IRPF es una de las medidas estrella que fueron introducidas por la Ley de Emprendedores para favorecer la inversión de particulares, pequeños inversores y business angels en proyectos de emprendedores y en nuevas empresas o de reciente creación.

Te explicamos su funcionamiento, características, cuantías deducibles, los requisitos que es necesario cumplir y el modelo 165 a cumplimentar.

Artículo actualizado el 27/11/2017 y escrito por Infoautónomos

Deducción por inversión en empresas nuevas o recientes

La ley de emprendedores introdujo esta interesante deducción para favorecer la inversión de particulares y business angels en proyectos de emprendedores. Así que si estás en fase de captar capital para tu negocio o startup, ten muy en cuenta esta deducción del IRPF porque te puede ayudar a terminar de convencer a esos conocidos (family, fools and friends) que podrían estar interesados en invertir en tu negocio.

Cuantía de la deducción

Será el 20% de las cantidades invertidas en acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación. Esta deducción se aplicará en la declaración de la renta o IRPF del inversor.

La inversión máxima deducible será de 50.000 euros anuales, que darían lugar a una deducción máxima de 10.000 euros. Para la base deducible se computará el valor de adquisición de las acciones o participaciones. No se podrán incluir cantidades que se hubieran beneficiado de deducciones por cuentas de ahorro – empresa o de deducciones autonómicas similares.

Requisitos de la deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación

Se establecen cinco requisitos a cumplir por la entidad en la que se invierta:

  • Forma societaria: podrá ser Sociedad Anónima (S.A.), Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.L.), Sociedad Anónima Laboral (S.A.L.) o Sociedad de responsabilidad Limitada Laboral. (S.L.L.). Puedes ampliar información sobre estas formas mercantiles en nuestra comparativa de tipos de sociedades.
  • Actividad económica: es necesario ejercer una actividad económica que cuente con medios personales y materiales. No se admitirán sociedades que tengan como actividad la gestión de patrimonios inmobiliarios o mobiliarios.
  • Fondos propios: no podrán superar los 400.000 euros anuales en el momento de adquisición de las acciones o participaciones. Si la sociedad forma parte de un grupo, este límite se aplicará a los fondos propios del conjunto de entidades del grupo.
  • Antigüedad de la empresa: máximo de tres años. Las acciones o participaciones deberán ser adquiridas en el momento de la constitución de la sociedad o en una ampliación de capital en los tres años siguientes.
  • Nueva actividad: no serán deducible las participaciones en entidades que ejerzan la misma actividad que se venía realizando por parte de otra sociedad.

Además se establecen estos otros dos requisitos a cumplir por el inversor y la empresa:

  • Permanencia: las acciones o participaciones adquiridas se deberán mantener un mínimo de tres años y un máximo de doce.
  • Participación máxima: el inversor no podrá tener más del 40% del capital social, ni directa ni indirectamente a través de su cónyuge o parientes hasta segundo grado de consanguinidad.
  • Certificado de la sociedad: para proceder a la deducción el inversor deberá obtener un certificado de la sociedad donde se indique el cumplimiento de los requisitos de forma societaria, actividad y fondos propios.

El modelo 165: Procedimiento para la deducción por inversión en empresas nuevas

Como hemos dicho, la deducción del 20% se aplicará en la declaración de la renta del inversor.

Ahora bien, Hacienda establece una serie de pasos previos obligatorios:

En primer lugar, los socios inversores interesados en la deducción deben solicitar a la Sociedad un certificado acreditativo del cumplimiento de los requisitos, certificado que debe expedirse en el ejercicio en que se haya realizado la adquisición o ampliación del capital social.

En segundo lugar, la sociedad deberá presentar en Hacienda en el mes de enero del año siguiente el modelo 165, una declaración informativa en la que tendrá que identificar a los socios a los que se les ha emitido el certificado acreditativo, indicando el porcentaje que supone su participación en el capital social de la empresa y la fecha de adquisición. Podrá tratarse tanto de capital inicial como de una posterior ampliación de capital.

Si los inversores aplican la deducción en su declaración de la renta sin que la empresa haya presentado el modelo 165, Hacienda les requerirá posteriomente que justifiquen dicha inversión, así que para cuidar las relaciones con sus socios inversores y evitarles papeleos y reclamaciones es importante que la empresa cumpla este procedimiento.

    • René
    • 14 de octubre de 2013 a las 10:09
    • Es claro las inversiones a partir de Septiembre de 2013 estarán afectas a esta modificación. Pero la duda es si están también afectas las inversiones desde esta fecha, pero en empresas constituidas con anterioridad a septiembre de 2013.
      Esto por que la ley indica que puede ser por ampliación de capital efectuada en los 3 años siguientes a la constitución. Por lo tanto ¿una empresa constituida en 2012, que recibe una inversión por ampliación de capital posterior a septiembre de 2013, se considera una empresa nueva o reciente creación?.
    • Javier Santos
    • 24 de octubre de 2013 a las 18:13
    • Hola René
      La orden de La Ley de emprendedores se refiere a una antiguedad de 3 años, no menciona que sea sólo para empresas creadas a partir de la entrada en vigor de la orden. Por ello creo que es aplicable a una sociedad constituida en 2012 en su calidad de empresa de reciente creación, siempre y cuando las inversiones se realcen a partir de septiembre 2013 conforme a los requisitos explicados. Saludos
    • Javier Santos
    • 27 de mayo de 2015 a las 19:32
    • Hola
      Es una medida relativamente reciente y no hemos tenido ninguna noticia sobre su derogación, por lo que entendemos que está operativa.
      Y sobre el certificado, entiendo que basta con un escrito por parte de la sociedad.
      Saludos
    • B Serra
    • 28 de mayo de 2015 a las 08:12
    • Muchas gracias!!
comments powered by Disqus