Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Fiscalidad e impuestos de los Autónomos

El modelo 115 del IRPF de los alquileres

El modelo 115 sirve para realizar la declaración trimestral de las retenciones practicadas a los alquileres de inmuebles urbanos (locales, oficinas y naves) en los que desarrollamos una actividad empresarial. Te explicamos qué es, cómo rellenar el impreso, si estás entre los que debe cumplimentarlo o no y los plazos de presentación. 

Artículo actualizado el 16/10/2017 y escrito por Infoautónomos

El modelo 115 del IRPF de los alquileres
  1. Qué es el modelo 115
  2. Quién está obligado a presentar el modelo 115
  3. Rellenar el modelo 115 paso a paso
  4. Resultado del modelo 115. Tiempo y forma de entrega
  5. Del modelo 115 al modelo 180

Qué es el modelo 115

El modelo 115 es un modelo de liquidación mediante el que autónomos y empresas declaran a Hacienda las retenciones del IRPF practicadas por sus alquileres a lo largo del trimestre. Es decir, si desarrollas tu negocio en una oficina, taller o espacio de trabajo alquilado (eres arrendatario) tienes que rendir cuentas ante Hacienda de las retenciones que has practicado cada mes en el pago de ese alquiler.

En el modelo 115 hay que especificar qué dinero has dejado de pagar al arrendador (quien alquila) a cuenta del IRPF, si es una persona física, o el Impuesto sobre Sociedades, si es una persona jurídica. La cantidad que figure deberás ingresarla en Hacienda trimestralmente.

Quién está obligado a presentar el modelo 115

Están obligados a presentar el modelo 115 autónomos y pymes titulares de un contrato de arrendamiento (alquiler) de inmueble urbano (los rústicos están exentos), afecto a su actividad económica.

Existen ciertas exenciones a tener en cuenta. No habrá que cumplimentar el modelo 115 en los siguientes casos:

  • Cuando se trate de alquileres de vivienda que las empresas pagan a sus trabajadores.
  • Cuando la cuantía del alquiler no supere los 900 euros anuales.
  • Cuando quede acreditado que el arrendatario tributa por alguno de los epígrafes del grupo 861 de la Sección primera de las Tarifas del Impuesto sobre actividades económicas.
  • Cuando estemos ante un contrato de arrendamiento financiero que tenga por objeto exclusivo la cesión del uso de bienes inmuebles a cambio del abono periódico de cuotas. Es decir, un leasing financiero o arrendamiento por renting.
  • Cuando las rentas se obtengan por las entidades totalmente exentas establecidas en el artículo 9.1 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

casillas modelo 115

Rellenar el modelo 115 paso a paso

Tras habernos identificado y haber consignado tanto el año como el trimestre corriente, hay que rellenar cinco casillas en el apartado de “Liquidación”.

Casilla 1. En ella hay que especificar el número de empresas o personas a las que pagamos alquileres.

Casilla 2. Aquí habrá que indicar la “base de las retenciones e ingresos a cuenta”, es decir, el bruto, la cantidad total obtenida antes de quitarle la retención o incluirle el IVA.

Casilla 3. Indicaremos ahora las “retenciones e ingresos a cuenta”, el valor total de la retención aplicada a los alquileres a lo largo del trimestre.

Casilla 4. Ésta se rellena exclusivamente cuando lo que estamos presentando es una declaración complementaria a otra anterior por el mismo concepto y correspondiente al mismo ejercicio y periodo. Puede darse el caso de que nos equivoquemos al rellenar el modelo 115, pues bien, Hacienda nos da la posibilidad de que, en el mismo plazo, podamos presentar una vez más este formulario de manera complementaria al primero. Sólo en este caso anotaremos aquí el resultado a ingresar de la declaración anteriormente presentada (a la que ésta hace referencia y complementa).

Casilla 5. Será el momento en el que indiquemos el “resultado a ingresar”. Coincidirá con la cantidad de la casilla número 3 y, en caso de estar ante una declaración complementaria, será el resultado que obtengamos de hallar la diferencia entre las casillas 3 y 4.

resultado modelo 115

En un ejemplo sencillo. Pongamos que tenemos un solo perceptor (nº perceptores) y nuestro alquiler en bruto (base retenciones) asciende a 1.000€. Hemos cumplimentado el modelo 115 aplicando una retención (retenciones e ingresos) del 15% por lo que nuestro resultado a ingresar (casilla 5) es de 150€. Pero, posteriormente, hemos caído en la cuenta de que la retención debería haber sido del 19% por lo que tenemos que cumplimentar, de nuevo, el modelo 115. En esta segunda ocasión lo que estamos haciendo es una “declaración complementaria” por lo que hay que rellenar la casilla número 4 (resultado de la anterior) y el dinero a pagar (casilla 5) es el resultado de restar la nueva declaración a la anterior.

    Modelo 115 Modelo 115 “Declaración complementaria”
Casilla 1 Nº perceptores 1 1
Casilla 2 Base retenciones 1.000€ 1.000€
Casilla 3 Retenciones e ingresos (15%) 150€ (19%) 190€
Casilla 4 Resultado de la anterior   150€
Casilla 5 Resultado a ingresar 150€ 190€ - 150€= 40€

Resultado del modelo 115. Tiempo y forma de entrega

El modelo 115 debe presentarse una vez que finalice cada trimestre en el caso de autónomos y pymes (y de forma mensual en el caso de grandes empresas). Tienes dos formas de hacerlo: vía telemática (teniendo el certificado digital) o presentándote ante cualquier entidad bancaria colaboradora con la declaración para efectuar el ingreso correspondiente.

No olvides que, en cualquier caso, hay que hacerlo entre los primeros 20 días naturales tras la finalización del trimestre. Es decir, del 1 al 20 de los meses de abril, julio, octubre y enero.

Del modelo 115 al modelo 180

Al final del ejercicio (año) y coincidiendo con la declaración del cuarto trimestre (entre el 1 y el 20 del mes de enero del año siguiente), también se debe presentar, junto con el modelo 115, el modelo 180. Se trata de un resumen anual de las retenciones declaradas cada trimestre donde, además, habrá que detallar la identidad de los perceptores y las referencias catastrales de los inmuebles objeto de nuestros contratos de arrendamiento.

Si mantienes dudas sobre cómo cumplimentar éste u otros modelos, no dudes en ponerte en contacto con nuestra asesoría fiscal que resolverá todas tus dudas.

    • Ferran Maylinch
    • 20 de octubre de 2017 a las 13:47
    • Hola, según este artículo no estoy obligado a presentar el 115 "cuando la cuantía del alquiler no supere los 900 euros anuales".

      En mi caso no la supera, pero mi gestora me dice que me "han aplicado una retención en la factura, y si al hacer su declaración de la renta/impuesto sociedades ven que no se ha ingresado este importe te lo pueden reclamar, o bien pedirte un certificado conforme has pagado estas retenciones (que no tendríamos). En todo caso tendrías que hablar con ellos para que no te apliquen la retención, pero si ya está practicada este dinero se debe ingresar."

      No me queda claro. ¿Debería o no presentar el 115?
    • Javier Santos
    • 20 de octubre de 2017 a las 15:25
    • Hola Ferrán
      Efectivamente si ya han aplicado retención en la factura entonces sí que deberías presentarlo. Si estás por debajo de 900 euros es conveniente que avises al cliente para que no te practique retenciones en las facturas.
      Un cordial saludo
    • Beatriz Regueira
    • 20 de octubre de 2017 a las 17:50
    • Hola,

      He leido un articulo que has subido hace tiempo sobre los autonomos administradores y queria saber si me podias ayudar , porque me estan cerrando las puertas en todos los lados. Soy autonomo y tengo un centro de formacion, acabo de recibir una subvencion para ejecutar un curso con una duracion de 9 meses, gestiono todo lo relacionado al curso, docentes, alumnos , material, etc,,,,,, pero cuando quiero facturar no puedo , porque soy autonoma, como puedo hacer para cobrar mis servicios ,,,,,,,,
    • Javier Santos
    • 20 de octubre de 2017 a las 18:12
    • Hola Beatriz
      Si tienes una SL puedes cobrar con nómina o factura como explicamos en este artículo que precisamente acabo de actualizar:
      http://infoautonomos.eleconomista.es/contratar-trabajadores/nomina-autonomos-administrador-sociedad/.

      Si eres simplemente autónoma, sin SL, lógicamente no hay nómina y tampoco factura al tratarse de una subvención. Y supongo que te piden que justifiques el 100% del gasto subvencionado, eso quiere decir que no contemplan una retribución para el autónomo. Es un extremo que debes aclarar con ellos, que justificante pueden admitir por tu trabajo, tendría que ver las bases de la subvención para analizarlo bien. Si no contemplan que el autónomo cobre (es raro pero ya lo he visto alguna vez), la única solución es apoyarse en un tercero amigo que pueda hacerte una factura justificable y luego tú hacerle una factura. Es un poco irregular pero quizás la única salida.
      Un cordial saludo
    • Javier Santos
    • 29 de noviembre de 2017 a las 19:28
    • Hola Mario
      Gracias por tus palabras, nos ayudan a seguir trabajando duro. Tomo nota de los temas que sugieres, la verdad es que en patentes no estamos muy versados pero lo ponemos en la lista de temas pendientes
      Un cordial saludo
    • Amelia Fernández
    • 1 de diciembre de 2017 a las 17:44
    • Buenas tardes, me parecen muy interesantes los temas tratados, espero me pueda ayudar. Soy médico y trabajo por las tardes en una clínica privada . Estoy dado de alta como autónomo y quería contratar a mi mujer unas 20 horas semanales . Tendría que ser como autónomo colaborador o podría ser dado de alta en ss.
comments powered by Disqus