Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Fiscalidad e impuestos de los Autónomos

Sanciones de Hacienda

En este artículo vamos a analizar las principales infracciones tributarias, las sanciones de Hacienda que conllevan (esto es, multas fijas o proporcionales) y las circunstancias que hacen que Hacienda las califique como leves, graves o muy graves.

Y por último, un ejemplo práctico que te ayudará a calcular una de las sanciones más habituales: pago del IVA, retraso y/o no presentación.

Artículo actualizado el 1/9/2014 y escrito por Infoautónomos

Sanciones de Hacienda

A lo largo de éste artículo conoceremos las infracciones y sanciones de hacienda más habituales y su funcionamiento. Veremos:

1. ¿Cuándo se producen las sanciones de Hacienda?

2. Requisitos para que exista una sanción de Hacienda.

3. Clases de infracciones tributarias y sanciones de Hacienda.

4. Infracciones tributarias más corrientes e importe de las sanciones

5. Recargos y reducciones en las sanciones de Hacienda

6. La infracción del artículo 191 de la LGT. Ejemplo práctico. Retraso o no pago del IVA.

Queremos aclarar por otra parte, que este artículo se centra en el ámbito administrativo, sin entrar en el  penal, dejando a un lado los delitos contra la Hacienda Pública cuya sanción corresponde a los Juzgados y Tribunales y no a la Administración  Tributaria.

1. ¿ Cuándo se producen las sanciones de Hacienda?

Para que Hacienda pueda imponer una sanción es necesario que se cometa una infracción tributaria. La Ley 58/2003 de 17 de diciembre, en adelante, Ley General Tributaria, define las infracciones tributarias como las acciones u omisiones (falta de acción) que tengan carácter doloso o culposo, es decir, en las que se aprecie la existencia de culpabilidad, que se encuentren contempladas y sancionadas como tales en esta Ley o en otra.

Entenderemos perfectamente esta definición legal analizando las  características que exponemos en el apartado 2 y  que son comunes a todas las infracciones administrativas, y por lo tanto, aplicables a las tributarias.

2. Requisitos para que exista una sanción de Hacienda

Para que Hacienda pueda imponer una sanción es necesario que hayamos cometido una infracción, es decir,  que se den los cinco requisitos siguientes:

  • Acción/Omisión: puede tratarse de una acción (comportamiento activo) o de una conducta pasiva. En este segundo caso, es necesario para que se produzca la infracción, que hubiera existido un deber de actuar.
  • No cumplir las leyes: La conducta que constituye la infracción tiene que contraria a una  norma legal.
  • Recogida en una Ley: La conducta infractora y la sanción que conlleva  tienen que estar recogidas en una Ley. No existirá sanción si  en el momento de producirse la conducta, ésta no constituye infracción administrativa.
  • Voluntariedad. Significa que la conducta que se lleva a cabo persigue unas consecuencias y éstas son  deseadas. Por ello, se excluyen de sanción de Hacienda los casos de fuerza mayor (sucesos que no pueden preverse)
  • Culpabilidad: El tipo de culpabilidad que se exige para cometer una infracción incluye tanto la simple negligencia (cuando nuestra conducta  no es cuidadosa o no ponemos la atención adecuada para no perjudicar a otro)como la intencionalidad de la persona infractora de provocar esas consecuencias (dolo). En cualquiera de los dos casos, Hacienda podrá imponer una sanción,  correspondiendo la prueba de la culpabilidad también a ella  por el principio de presunción de inocencia de forma que, mientras no se demuestre lo contrario, no existirá responsabilidad administrativa.

¿Te ayudamos a reducir tu gasto fiscal?

Paga por lo que contratas. Tenemos un plan adaptado a las necesidades de tu negocio

desde 25 €/mes

3. Clases de infracciones tributarias y  sanciones de Hacienda

Las infracciones tributarias se clasifican en: leves, graves y muy graves.Junto a cada infracción tributaria que recoge la Ley en los artículos 191 a 206, va señalando cuándo es leve, grave o muy grave, y también la sanción que conlleva en cualquiera de los tres casos.

Por lo general, las sanciones que se contemplan para las mismas, son económicas. En muchos casos, la cuantía de la multa es fija, aunque en otros Hacienda puede solicitar el pago de un porcentaje concreto sobre la cantidad defraudada (multa proporcional).

En algunos casos, la sanción consistirá de forma accesoria en la  suspensión del ejercicio de la profesión, empleo o cargo público, por un plazo mínimo de tres meses y un máximo de doce.

Para que Hacienda pueda calificar la infracción e imponer la sanción que corresponda, va a tener en cuenta si en nuestra conducta se da alguna de las circunstancias siguientes:

  • Ocultación de datos: existe ocultación de datos cuando no presentamos nuestras declaraciones o lo hacemos incluyendo operaciones inexistentes o con importes falsos. Por ejemplo, si omitimos una serie de ingresos de nuestra actividad en la declaración anual de renta.
  • El empleo de facturas, justificantes u otros documentos falsos o falseados siempre que la incidencia de  estos documentos represente un porcentaje superior al 10% de la base de la sanción.
  • La utilización de personas interpuestas, cuando el infractor con el fin de ocultar su identidad haya hecho figurar a nombre de un tercero (con o sin el consentimiento de este último), la titularidad de unos bienes, obtención de unas rentas etc.
  • La utilización de medios fraudulentos.

Son medios fraudulentos:

a) incumplir de forma absoluta nuestras obligaciones de llevanza de contabilidad (empresarios en estimación directa normal en IRPF) o de los libros de contabilidad

b) llevar contabilidades distintas que se refieran a la misma actividad y al mismo ejercicio no permitiendo conocer la verdadera situación de la empresa;

c) llevar de forma incorrecta los libros de contabilidad o  los libros registros (autónomos) falseando importes, omitiendo operaciones o contabilizando en cuentas incorrectas.

4. Infracciones tributarias más corrientes y sanciones de Hacienda

Las  principales infracciones tributarias se encuentran recogidas en la LGT, en los artículos 191 a 206. Algunas de las más destacables, junto con la del artículo 191, que analizaremos en detalle en el apartado 5, son:

4.1. Infracción tributaria por dejar de ingresar dentro del plazo establecido en la normativa de cada impuesto la totalidad o parte de la deuda tributaria (artículo 191).

Tres puntualizaciones a tener en cuenta:

a) debemos causar un perjuicio económico a Hacienda, ya que la infracción que se comete es la falta de ingreso;

b) si regularizamos (presentamos e ingresamos) nuestra autoliquidación de forma voluntaria, aunque sea transcurrido el plazo legal de  presentación e ingreso, siempre con anterioridad al requerimiento por parte de Hacienda, no estaremos cometiendo esta infracción;

c) tampoco la estaremos cometiendo si presentamos nuestra autoliquidación sin ingreso, ya que en este último caso, se iniciará el período ejecutivo con los recargos que correspondan.

4.2. Infracción tributaria por incumplir la obligación de presentar de forma completa y correcta declaraciones o documentos necesarios para que Hacienda practique la liquidación correspondiente (artículo 192)

A diferencia de la anterior, se aplica en los casos en los que es Hacienda quien liquida la declaración que presentamos (como por ejemplo en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en aquellas Comunidades Autónomas en las que se permite)

4.3. Infracción tributaria por obtener de forma indebida devoluciones (artículo 193).

Se aplica en los casos en los que, en lugar de dejar de ingresar, hemos obtenido  de forma indebida una devolución. En este caso,  a diferencia de lo que ocurre con la infracción siguiente en la que simplemente hemos solicitado la devolución, Hacienda ya nos ha devuelto.

 

Sanciones por infracciones de los artículos 191,192 y 193:

Las tres infracciones tienen en la LGT las mismas sanciones. Las sanciones dependerán de si las infracciones son leves, graves o muy graves, y para saberlo deberemos acudir a lo que establece la norma.

  • Infracción leve- La sanción consistirá en multa proporcional del 50%
  • Infracción grave.- La sanción consistirá en multa proporcional del 50 al 100% . El porcentaje mínimo del 50 se incrementará en función de si por ejemplo, existe perjuicio económico a Hacienda o se han cometido infracciones de manera continuada.
  • Infracción muy grave.- la sanción consistirá en multa proporcional del 100 al 150%. El porcentaje del 100% también se podrá incrementar con arreglo a lo anterior.

La sanción se aplicará sobre la cantidad no ingresada en la autoliquidación (para la infracción del artículo 191), sobre la que liquide Hacienda en el caso de que no se haya presentado declaración (artículo 192) o sobre la devuelta  cuando no correspondía la devolución solicitada (artículo 193)

Las infracciones del 191, 192 y 193, como veremos en el ejemplo práctico del 191, cuando son graves o muy graves pueden graduarse (porque llevan aparejadas multas proporcionales)  con arreglo a dos criterios contenidos en el artículo 187:- si se ha causado perjuicio económico a Hacienda - o si se han cometido de forma repetida otras infracciones tributarias.

4.4. Infracción tributaria por solicitar indebidamente devoluciones, beneficios o incentivos fiscales (artículo 194).

En este caso, tenemos que distinguir dos infracciones:

a) La infracción que se produce siempre que omitamos datos relevantes o incluyamos datos falsos en la solicitud de la devolución indebida. La infracción será grave.

Sanción por infracción grave. La sanción consistirá en multa pecuniaria proporcional del 15%.

b) La infracción que se produce por la solicitud indebida de beneficios o incentivos fiscales, siempre que, como en la anterior, omitamos datos relevantes o incluyamos datos falsos, y no se apliquen las infracciones de los artículos 191,192,194.1 o 195.  La infracción será  también grave.

Sanción por Infracción grave.- En este caso, la sanción consistirá en multa fija de 300 euros.

La sanción se aplicará sobre la cantidad que se hubiera solicitado indebidamente.

4.5. Infracción tributaria por no presentar en plazo autoliquidaciones o declaraciones sin que exista perjuicio económico para Hacienda o por incumplir la obligación de comunicar el domicilio fiscal (artículo 198).

Tenemos que distinguir dos conductas que constituyen  infracción:

a) La Infracción que consiste en presentar una declaración o autoliquidación fuera del plazo establecido por la Ley que regula ese Impuesto  concreto con solicitud de devolución (no se causa perjuicio económico a Hacienda).

Ejemplo: si  nuestra declaración anual de renta (modelo 100) con resultado negativo de 850 euros (a devolver) correspondiente al ejercicio 2013, la  hubiéramos presentado el día 5 de julio de 2014 ( fuera de plazo) estaríamos cometiendo la infracción del 198. Sería una infracción leve.

Sanción por infracción leve.-La sanción consistirá en una multa fija de 200 euros, pero si  presentamos la declaración sin requerimiento de Hacienda, es decir, de forma voluntaria,  la sanción prevista se reduciría a la mitad, quedando en 100 euros. En el ejemplo anterior, la sanción quedaría reducida a 100 euros. En el caso de que Hacienda nos hubiera notificado la falta de presentación de la declaración mediante varios requerimientos, la sanción de 200 euros será compatible con la sanción impuesta por resistencia, obstrucción, excusa o negativa  a la actuación  de la misma.

Si incumplimos la obligación de presentar  nuestra declaración censal como empresarios o profesionales a través del modelo 036 o 037, la infracción también se encuadrará en este artículo, y será leve, pero la sanción aumentará de 200 a 400 euros, existiendo también posibilidad de reducción a la mitad.

b) La infracción que consiste en no comunicar el domicilio fiscal o el cambio del mismo por parte de aquellos que no sean empresarios o profesionales (no realicen actividades económicas).

Se trata de una obligación que muchos desconocen, cuyo incumplimiento puede derivar en la imposición de una sanción por parte de Hacienda. ¿Cómo comunica una persona física que no es empresario o profesional su domicilio fiscal o el cambio del mismo? Existen dos mecanismos: a través del modelo 030 o mediante el modelo 100 de declaración anual de IRPF. La infracción también será leve.

Sanción por infracción leve.-  La sanción por la falta de comunicación del domicilio fiscal por parte de los que no realicen una actividad económica consistirá en una multa fija de 100 euros, sin posibilidad de reducción a la mitad como en la comentada anteriormente.

5. Recargos y reducciones en las sanciones de Hacienda

Los recargos y reducciones más habituales son:

5.1. Recargos por retrasos en la presentación

El importe del recargo por la presentación  fuera de plazo variará en función del tiempo transcurrido desde el último día del plazo estipulado.

  • presentación dentro de los tres meses siguientes: recargo del 5%.
  • presentación  dentro de los seis meses siguientes: recargo del  10%
  • presentación dentro de los doce meses siguientes: recargo del 15%
  • Si han transcurrido más de doce: recargo del 20%. Además en este último caso Hacienda nos exigirá los intereses de demora que correspondan.

Existe la posibilidad de que este recargo se reduzca en un 25% siempre que se ingrese totalmente tanto el importe del  recargo  en los plazos del artículo 62.2 de la LGT (éstos plazos se le indicarán en la notificación de Hacienda enla que se señala el recargo) como el importe de la deuda. 

5.2. Reducción por conformidad:

Cuando el sancionado acepta la multa de Hacienda, se beneficia de una reducción del 30%.

5.3. Reducción por pago:

Si el autónomo o la pyme ingresa el importe total de la sanción en los plazos ya comentados del artículo 62.2 (se indican en la notificación en la que se nos sanciona), y no recurre la sanción, tendrá derecho a una reducción del 25%, una vez aplicada, si procede, la reducción anterior por conformidad.

6. Infracción del artículo 191. Ejemplo práctico.

Un ejemplo práctico nos ayudará a entenderlo contemplando dos supuestos:

Un autónomo en régimen general de IVA obligado a presentar e ingresar trimestralmente la autoliquidación por  este impuesto a través del modelo 303. El resultado de la autoliquidación es a ingresar 3.450 euros.

Nota aclaratoria: Vamos a simular que hacemos referencia a la autoliquidación del primer trimestre del modelo 303. El plazo límite para la presentación e ingreso, por parte de este autónomo, del modelo 303 del primer trimestre finalizaría el día 20 del mes de abril.

Primer supuesto: presentación fuera de plazo del IVA

El autónomo presenta e ingresa la autoliquidación del primer trimestre  fuera de plazo el día 1 de mayo, sin que Hacienda le haya notificado su falta.

Siempre será mejor que regularice voluntariamente cuanto antes, que esperar la notificación de Hacienda como veremos diferenciando este supuesto del segundo.

Solución:

Cálculo del recargo: Hacienda exigirá al autónomo  en este caso concreto, un recargo del 5% (puesto que  presentó e ingresó la deuda el 1 de mayo, dentro de los tres meses siguientes). El recargo del 5% se aplicará sobre el importe a ingresar, es decir, sobre  los 3.450 euros.


Reducción del recargo.- Existe la posibilidad de que se reduzca este importe en un 25% siempre que se ingrese totalmente tanto el importe del  recargo  en los plazos del artículo 62.2 de la LGT (éstos plazos se le indicarán en la notificación de Hacienda enla que se señala el recargo) como el importe de la deuda. En el ejemplo, el autónomo presentó la autoliquidación  e ingresó la deuda, por lo que si ingresara el recargo, como veremos a continuación, tendría derecho a esta reducción.
Si con fecha  de 18 de mayo el autónomo recibe la notificación y liquidación del  recargo,  como la notificación se ha producido entre los días 16 y útlimo del mes de mayo, el artículo 62.2 de la LGT indica el plazo para  el pago en período voluntario, en este caso del recargo: desde el día siguiente al de la recepción de la notificación (19 de mayo) hasta el día 5 del mes de julio.Si ingresara dentro de ese plazo tendría derecho a la reducción:


Recargo del 5% de 3.450= 172,50 EUROS.
Reducción del 25% = 172,50 – 43,13 = 129,37euros (recargo a ingresar)

Hacienda no podrá imponer sanción por este retraso ya que hemos regularizado antes de un posible requerimiento, ni  tampoco intereses de demora.

Segundo supuesto: no presentación del IVA

El autónomo  no presenta ni ingresa de forma voluntaria y con fecha 20 de mayo le llega una notificación de Hacienda.

En dicha notificación se le indicará el inicio de un procedimiento de comprobación o de investigación o de un procedimiento sancionador con las consecuencias que conlleva estar inmerso en cualquiera de ellos. 

Solución:

Infracción: dejar de ingresar la totalidad de la deuda. La infracción se calificaría como grave, puesto que la base de la sanción es superior a 3000 euros y existe ocultación. Existe ocultación en este caso porque no se ha ingresado la deuda.

Sanción: El artículo establece, en este supuesto, una multa proporcional del 50 al 100% de la base de la sanción. Cuando la infracción es grave o muy grave, Hacienda en esta infracción del 191, puede incrementar el porcentaje mínimo de la multa si  concurren una serie de circunstancias, como veremos en el cálculo de la sanción. La base de la sanción serían los 3.450 euros (cantidad no ingresada).

Sanción reducida: Existen dos posibles reducciones aplicables a las sanciones  económicas de los artículos 191 a 197:

Reducción por conformidad: 30%

Reducción por pago: 25%. En este caso si el autónomo ingresa el importe total de la sanción en los plazos ya comentados del artículo 62.2 (se indican en la notificación en la que se nos sanciona), y no recurre la sanción, tendrá derecho a esta reducción, una vez aplicada, sI procede, la reducción anterior (por conformidad).

Cálculo sanción:

Sanción mínima: 50%

Incremento por comisión repetida de infracciones: 0%

Incremento por perjuicio económico a Hacienda: 10%

Sanción incrementada: 60%

Reducción por conformidad: (30% X 60%) = -18%

Sanción reducida: 42%

Reducción por pronto pago: (25% X 42%) = -10%

Total  porcentaje sanción:  32%

Total sanción : 32% de 3450 (base de la sanción) = 1.104 euros

comments powered by Disqus