Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Marketing Online

Guía básica para posicionar tu negocio en Google

Cuando inicias un negocio, o buscas nuevos nichos de mercado, es importante que hagas uso, entre otras, de la potente herramienta que supone Google.

Estar visible en Internet tiene una extrema importancia hoy en día cuando la competencia es voraz y se multiplican los impactos de productos parecidos al tuyo a través de las numerosas plataformas que supone el universo de la Red.

Estar en la primera página de búsqueda no es tarea sencilla, pero sí fundamental. Aquí tienes una guía básica para posicionar tu negocio en Google.

Artículo actualizado el 24/7/2019 y escrito por Infoautónomos

Guía básica para posicionar tu negocio en Google

Si lo prefieres puedes escuchar este artículo sobre cómo posicionar tu negocio en Google pinchando aquí:

Es vital estar en las SERPs

Según datos de Sixtrix, una de las mejores herramientas SEO existentes a día de hoy, cada vez que se realiza una búsqueda, la primera posición dentro del listado de resultados consigue casi el 60% de los clics de los usuarios.

Tan solo el 15% de los usuarios se decantará por la segunda posición. Y, a partir de ahí, el número de clics comienza a descender de manera drástica hasta la posición 10 (la última en la primera página de resultados), que obtiene el 0,73% de los impactos.

Casi nadie, pasa a la segunda página.

Y todo esto ¿qué significa? De una manera muy simple podríamos decir que cuando una persona tiene interés en un producto (bien o servicio), como puede ser el tuyo, y busca en Google quién puede cubrir su necesidad, los 10 primeros resultados (o SERPs ) son los que consiguen atraer el mayor número de clientes, llevándose la inmensa mayoría de la tarta que supone el pastel del mercado al que te diriges.

Pero, como te decía, colocarte en las primeras posiciones de los resultados de Google puede ser complicado y laborioso. Puedes basarte en estos pasos y consejos para conseguirlo.

1. Escoge tus Keywords o Palabras Clave

Una Keyword o “palabra clave” es aquella por la que debes posicionar tu producto. Es decir, debes conocer por qué términos tus clientes buscan en Google el bien o servicio que desarrollas para intentar posicionarte por ellas.

¿Y por qué? Porque la idea es que cuando busquen en Google determinadas palabras, esas keywords, seas tú quien aparezca en las primeras posiciones. 

Pongamos un ejemplo muy sencillo, pero aplicable a cualquier producto. Imagina que vendes escobas. Busca con qué palabras están posicionando en esa primera página tus competidores que también vendan escobas. Muy probablemente sean keywords como: escoba, cepillo, escobón, barredera, etc. Tú también debes usarlas para competir con ellos por estar en estas primeras posiciones.

Si obvias este paso estarás desaprovechando la oportunidad de, en primer lugar, conocer qué buscan y cómo buscan tus potenciales usuarios y clientes y en segundo lugar dar solución a sus consultas.

Consejos para elegir tus keywords

- Piensa qué palabras utilizarías tú mismo en caso de ser tu propio usuario

Anota las que te ofrece como “búsquedas relacionadas” Google y utiliza el planificador de palabras clave de Adwords.

Algunas herramientas que puedes utilizar para decantarte por unas u otras palabras clave son Ubersuggest (totalmente gratuita), Keywords Everywhere (una extensión de Chrome) y Answer the Public que te proporciona preguntas que hacen los usuarios en torno a un término, muy útil para organizar el contenido. El planificador de palabras clave de Google Ads también puede resultar útil.

- Analiza el volumen de búsquedas de las keywords y actúa en consecuencia

No es bueno utilizar keywords con mucha competencia, porque posicionar será muy complicado. Es mejor que elijas términos más específicos y largos llamados “long tails”.

Es importante dar respuesta a preguntas, por lo que Google desde hace tiempo incluye en los resultados directamente las respuestas a consultas tipo “cómo hacer…”, “tipos de…”.

Por tanto, siguiendo el ejemplo de las escobas, es mejor usar “escobas mango largo jardín” o “tipos escobas jardín” que poner solamente “escobas”.

2. Crea contenidos útiles

Lo ideal es que crees contenido útil relacionado con tu producto, algo más sencillo si te dedicas a un servicio. Me explico.

Google posiciona mejor aquellas páginas que ofrecen información útil para el usuario. Nosotros en Infoautónomos, por ejemplo, colgamos contenido como el que estás leyendo que es útil para ti por ser autónomo o tener una pyme. Te damos contenido que da respuesta a tus dudas en el entorno de la gestión de tu negocio. Eso debes hacer. Y bien es cierto que no todo negocio puede permitirse tener un equipo de redacción especializado, pero pongamos, una vez más, que vendes escobas, ¿qué deberías hacer si no puedes/quieres estar escribiendo artículos y/o post sobre el tema?

La solución: describir tu producto de una manera valiosa y útil. Porque no, no es lo mismo poner “Escoba de jardín” que poner “Escoba de jardín de cerda gorda con mango largo. Sirve para suelos cerámicos y cementados. Aguanta altas temperaturas en el exterior.” Esta descripción aporta valor y es útil para tu posible cliente.

Doble función del contenido

Por tanto, el contenido que incluyamos en nuestra página debe cumplir una doble función: redactarlo pensado en aportar información para el usuario y en posicionarlo en Google usando las keywords de una manera natural.

No debes caer en el error de sobreutilizar la palabra clave todo el tiempo, ya que esto produce un error llamado “Keyword stuffing” y es penalizado por Google. Lo ideal es encontrar sinónimos y llenar la palabra clave principal de contexto y semántica.

En otro ejemplo, si hablamos de “Panda” tendremos que poner alrededor de la Keyword palabras como “oso”, “bambú”, “China”, etc. para que Google sepa que hablamos del animal y no del coche, por ejemplo.

Y, si creas artículos o post como hacemos en Infoautónomos recuerda que tienen ser útiles para tus usuarios, tienen que informar, a la par que ser entretenidos. Deberás estructurar el contenido de manera que sean de fácil lectura haciendo uso de frases cortas, subtítulos, negritas, imágenes, etc.

Puedes estudiar en este mismo artículo cómo estructuramos y escribimos el contenido en Infoautónomos. Y no, no todos tienen que ser extensos. Por norma, con una información que tenga algo más de 400 palabras es suficiente. La extensión debe marcarla la propia información. Usa todas las palabras que necesites para contar lo que quieras contar, siempre que sea información de utilidad.

Pero ¿cómo saber si mi contenido es interesante y útil?

Esta pregunta es muy importante. Lo primero porque si te decides a escribir artículos el esfuerzo debe merecer la pena y segundo porque es vital tener algún feedback sobre si lo estás haciendo bien o mal.

El problema es que el interés de un usuario no es una métrica medible, por tanto, tenemos que traducirlo en una o varias métricas que nos permitan medir de la manera más exacta posible.

Las métricas a las que debes atender son:

- Tiempo de estancia en la página:

Este es el número de minutos o segundos que un usuario pasa en la página hasta que se va, o bien a otra página interna de nuestra web, o bien a otro sitio.

Cuanto mayor sea este tiempo, mejor. Eso sí hay que tener en cuenta que ese tiempo de estancia debe ser coherente con la longitud del contenido, porque si es un artículo que se lee en 4 minutos y la estancia media es de 14 minutos, o se han quedado dormidos o algo no se está midiendo correctamente.

- Tasa de rebote:

Supone que un usuario entra en el artículo y se marcha sin realizar ninguna interacción bien cerrando la pestaña o el navegador, bien volviendo a la página de resultados de Google y eligiendo otro contenido que, quizás, esté por debajo del tuyo.

Esta acción de volver a los resultados de búsqueda se denomina “Pogo Sticking”. Una tasa de rebote de un 65-75% es normal en un blog donde, generalmente, se va a leer un artículo y poco más.

- CTR (número de clics que obtiene un enlace respecto a su número de impresiones) en SERPs.

Supone la división entre el número de veces que se ha mostrado el resultado a un usuario que hace una consulta y el número de clics que se ha hecho en el mismo.

3. Optimiza tus páginas

Debes tener en cuenta varias cosas para sacarle el máximo partido al contenido que subas a tu espacio:

  1. Utiliza titulares creativos y pon tu keyword lo más a la izquierda que puedas. Por ejemplo, si tu keyword es “tipos de escobas” puedes poner el titular “5 tipos de escobas para jardín y exteriores”. Si tu palabra clave es “escobas de jardín” tu titular puede ser “Escobas de jardín: 5 tipos imprescindibles”
  2. La keyword con la que estés trabajando debe aparecer en varias ocasiones dentro del contenido. Sobre todo, al inicio, al final y en la URL. Pero cuidado porque de usarla en exceso Google puede penalizarte. Es otro ejemplo de Keyword stuffing del que te hablábamos en líneas superiores.
  3. Mucho cuidado con las metadescripciones también. Tienen que ser directas y atrayentes, porque son tu primera carta de presentación y el motivo por el que un usuario hará clic en tu contenido antes que en cualquier otro.

4. Indexar es fundamental

Otra de las cosas que debes tener en cuenta es que para que una página esté posicionada entre los resultados de búsqueda, esas SERP, es imprescindible que esté indexada. Es decir, detectada y analizada por los robots de Google y el resto de los buscadores, por lo que tenemos que facilitarles el camino, el rastreo, al máximo.

Una vez indexada una URL, tendremos que poner en marcha otras acciones para tratar de posicionarla en las primeras posiciones. Pero si no está indexada a ojos de Google dicha URL no existirá y, por tanto, nunca aparecerá en las páginas de resultados tras una búsqueda de los usuarios.

Es decir, tenemos que:

  1. Generar la URL
  2. Indexar la URL
  3. Posicionar la URL

Para indexar una URL…

Realiza linkbuilding interno. Los enlaces son las puertas de entrada de Google hacia otro contenido, por lo que, si un artículo no tiene ningún enlace desde otra página de tu propio sitio “enlace interno”, Google lo tendrá más complicado para llegar a él. Piensa, además, que Google va a considerar que si tú mismo no lo visibilizas es porque, en realidad, no le estás dando tú importancia, por lo que tampoco se la darán sus robots.

Actualiza los contenidos que ya tengas indexados y crea nuevos. De este modo Google te visitará con mas frecuencia y todo el proceso se hará de una manera más rápida.

Hazte amigo de Google Analytics

Hazte amigo de Google Analytics. Se trata de la principal herramienta analítica digital que ofrece el propio buscador de manera gratuita. Está atento a qué páginas de tu contenido son las más buscadas y tenlas siempre presentes y bien posicionadas porque eso ayudará a las más nuevas y pequeñas a posicionar mejor siempre que estén bien interconectadas.

Échale un vistazo al concepto de Link Juice, que tiene mucho que ver con esto.

Utiliza robots.txt. Se trata de un archivo de texto que se crea y sube a tu web para proporcionar información a los rastreadores de los buscadores sobre las páginas o los archivos para gestionar el tráfico de los rastreadores a tu sitio web.

5. Enamora a tus clientes

Sí, debes intentar que la experiencia en tu página sea casi, casi de amor. No vale con crear un buen contenido, algo que como hemos visto es fundamental, hay que provocar que el usuario que entre en nuestro sitio quiera quedarse y seguir “salseando” entre nuestros productos. Por lo que debemos conseguir que la navegación en nuestra web sea sencilla e intuitiva.

Por tanto es muy importante atender a que la velocidad de carga de nuestra página sea rápida. Una herramienta con la que puedes comprobar si esa velocidad de carga es óptima la encontrarás en https://tools.pingdom.com

Optimiza tu versión móvil

Debes tener la web optimizada para que en su versión móvil sea igual de apetecible. Entra aquí: Https://search.google.com/test/mobile-friendly para comprobar el estado de la versión “mobile” de tu web.

Crea un menú que no esté excesivamente cargado y sea intuitivo.

Elige tipografías que sean sencillas y fáciles de leer, es decir, que consigan que la lectura sea cómoda y rápida. Y piensa que toda la imagen de marca debe estar en armonía, por lo que también debes tener este dato presente a la hora de elegir los colores de tu web, su distribución, etc.

6. Aumenta la autoridad de tu sitio

Otro de los factores que Google tiene en cuenta para posicionarte es la fuente que origina el contenido. Por lo que, si tu sitio tiene un nivel de autoridad (o Domain Authority) alto, tendrás más probabilidad de que tu contenido se posiciones mejor que el de tus competidores.

Por tanto, es lógico pensar, que hay que estar muy pendiente de trabajar esa autoridad para que tu posición no solo no baje, sino que aumente.

Ese Domain Authority es realmente importante, variable y oscila entre 0 y 100 y, si consigues que otras páginas te mencionen, hacer una estrategia de link building externo, aumentará esa autoridad. Puedes buscar colaboradores, ofrecer artículos a invitados, acuerdos de colaboración, etc.

Mide tu Domain Authority y actúa

Una herramienta con la que puedes medir esa autoridad es SEO Toolbar MOZ. Ofrece varias herramientas gratuitas para SEO entre ellas MozBar que aporta métricas de cada página que visitamos en los navegadores Chrome y Firefox, así como de las diferentes páginas indexadas por Google que se muestran como resultados cuando realicemos una búsqueda.

Siguiendo estos consejos o guía básica para posicionar tu negocio en Google, deberías tener allanado el terreno para seguir trabajando en llevar tu negocio a las primeras posiciones del buscador y, así, aumentar los clics que luego se conviertan en ventas de tu bien o servicio.

Tienes más información sobre el tema en nuestra página web y recuerda que para la gestión fiscal, contable y laboral de tu negocio cuentas con los especialistas de Infautónomos con los que puedes contactar desde aquí.

comments powered by Disqus
2