Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Marketing y ventas

Responsabilidad Social Empresarial

Acciones para hacer de la responsabilidad social de tu negocio autónomo una ventaja competitiva. Hablamos de qué es la responsabilidad social empresarial, cómo afecta y qué ventajas reporta al autónomo y las acciones al alcance del autónomo para tener un negocio sostenible.

Artículo actualizado el y escrito por Infoautónomos

Responsabilidad Social Empresarial

En este artículo podrás encontrar una introducción al concepto de responsabilidad social empresarial, un análisis de cómo afecta a los autónomos, las ventajas que pueden conseguir y lo más importante, una guía abreviada con aquellas pequeñas medidas al alcance de un autónomo que quiera tener un negocio sostenible.

Los apartados incluidos son:

  • ¿Qué es la responsabilidad social empresarial?
  • La responsabilidad social empresarial y los autónomos
  • Ventajas de la responsabilidad social empresarial para el autónomo
  • Acciones al alcance del autónomo para implantar la responsabilidad social empresarial

1. ¿Qué es la responsabilidad social empresarial?

Se define como la “ Integración voluntaria por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores ” (Consejo Económico y Social Europeo).

Implantar una estrategia de responsabilidad social empresarial (RSE) supone prestar atención al impacto del negocio en los cinco grupos de interés con los que se relaciona, tratando de alcanzar una relación justa y equilibrada con todos ellos: clientes, accionistas, proveedores, trabajadores y finalmente el entorno y la comunidad.

El origen de la RSE está en los años 70 y 80, en los que surge una respuesta ciudadana ante la actitud de determinadas empresas. A finales de los 90 aparecen los primeros códigos de ética empresarial desde organismos internacionales (ONU, OCDE, OIT). Desde 2001 la Unión Europea impulsa este proceso con la publicación del “Libro Verde de la UE sobre RSC”, en el marco de la Estrategia de Lisboa.

Los principios rectores del desarrollo sostenible son: la promoción y protección de los derechos fundamentales, la solidaridad intra e intergeneracional, una sociedad abierta y democrática, la participación ciudadana, la participación de las empresas e interlocutores sociales, la coherencia de las políticas y la gobernanza y la integración de las políticas económicas, sociales y medioambientales.

2. La responsabilidad social empresarial y los autónomos

La adopción de una estrategia de responsabilidad social en la empresa supone para el autónomo asumir  plenamente su triple responsabilidad, no solamente la económica sino también la social y la medioambiental.

La RSE se está convirtiendo en un elemento estratégico de la gestión debido al creciente poder de los consumidores, que cada vez en mayor medida ejercen su poder en la decisión de compra, adoptando posiciones de consumo favorable o boicot. Y es que la sociedad vigila la ética y responsabilidad social empresarial a través de medios tradicionales (asociaciones, sindicatos,  organizaciones de derechos humanos) y nuevos (reputación online en internet).

Hasta ahora la RSE ha calado sobre todo en las grandes empresas, que han venido adaptando en consecuencia toda su estructura (misión, visión, estrategias, marketing, proveedores, RRHH, administración …), aunque muchas veces se las acusa de efectuar meras operaciones de “maquillaje” con fines de marketing..

Sin embargo muchos autónomos también han desarrollado acciones  de RSE, bastante antes incluso de acuñarse el término, y lo han hecho de forma aislada, intuitiva, por iniciativa y responsabilidad de la persona al frente del negocio.

El reto en que esta práctica de tener resposabilidad social empresarial se generalice entre la mayoría de los autónomos, aunque para ello deberán superar los obstáculos que encuentran (desconocimiento, falta de sensibilización, escasez de recursos y falta de visibilidad de sus actuaciones). Cuentan para ello con dos importantes fortalezas, su proximidad al entorno, con relaciones directas con los grupos de interés y la mayor flexibilidad para adaptarse a los cambios.

3. Ventajas de la responsabilidad social empresarial para el autónomo

El gran beneficio que proporciona la implantación de una estrategia de responsabilidad empresarial por parte de un autónomo es la mejora de su posición competitiva, algo que se puede conseguir a través de distintas ventajas, algunas de carácter externo y otras de carácter interno:

Ventajas externas de la RSE:

  • Mejor reputación de la marca.
  • Mayor fidelidad de la clientela.
  • Mayor satisfacción del cliente ante un producto de calidad.
  • Mejores relaciones con la comunidad local.
  • Mayor prestigio de la empresa en la sociedad.

Ventajas internas de la RSE:

  • Personal más motivado e implicado, que aporta más a la empresa.
  • Mejora del clima laboral.
  • Mayor productividad, consecuencia de las ventajas anteriores.
  • Ahorro de costes, como por ejemplo los energéticos o los ligados al absentismo laboral.
  • Sostenibilidad del negocio del autónomo.

4. Acciones al alcance del autónomo para implantar la responsabilidad social empresarial

Los autónomos que quieran implantar la responsabilidad social en la empresa,  pueden hacer muchas más cosas de las que inicialmente parece para convertir sus negocios en sostenibles y además a un coste mínimo. Estas acciones constituyen una guía de iniciación dividida en los 5 ámbitos de aplicación de la responsabilidad social empresarial:

  • Medioambiente
  • Calidad
  • Igualdad
  • Empleo
  • Entorno / Comunidad

Vamos a ver cuáles son las posibles acciones a implantar en cada ámbito:

RSE en el MEDIOAMBIENTE

  • Cultura de reciclaje: Selección y reciclaje de residuos y uso de materiales reciclados.
  • Prevención de la contaminación atmosférica y acústica: Sistemas de control de gases y sistemas de aislamiento de ruidos.
  • Uso racional de los recursos naturales: Prevención de fugas (agua …) y medidas básicas para el ahorro energético y de consumo de agua (bombillas eco, etc).
  • Formación y sensibilización de los trabajadores: Talleres de formación y un plan interno de sensibilización.
  • Uso de recursos y tecnologías ecológicos: contratar sólo a Proveedores sostenibles y comprar productos y consumibles más naturales y menos contaminantes.
  • Sistemas de gestión medioambiental (SGM): en negocios de cierta envergadura implantar un sistema EMAS o ISO 14001, con la correspondiente certificación.

RSE en la CALIDAD

  • Establecer procedimientos de actuación: determinar por escrito la manera de proceder en actividades críticas para la marcha del negocio.
  • Medir la satisfacción de la clientela: Cuestionarios de valoración y buzón de sugerencias de mejora.
  • Control del proceso de producción: Inspección de tareas en procesos críticos y contratación de proveedores que aplican criterios de RSE.
  • Nuevas tecnologías: Uso de software que ayude a la mejora de la gestión.
  • Sistemas de calidad certificados: en negocios de cierta envergadura, implantar un sistema de calidad ISO 9001 o similar, con la correspondiente certificación.

RSE y la IGUALDAD

  • Igualdad entre mujeres y hombres: Contratación de mujeres, igualdad salarial, conciliación de la vida laboral y familiar (horarios, excedencias, guarderías), solicitar ayudas en caso de maternidad y no tolerar el acoso sexual.
  • Igualdad de oportunidades para colectivos en riesgo de exclusión: Contratación de personas en riesgo de exclusión sociolaboral, programas de integración en la empresa y cooperaciónr con empresas que integran personas en riesgo de exclusión.

RSE en el EMPLEO

  • Política de contratación y promoción: Contratos justos y estables, igualdad contractual en la plantilla, aplicación del convenio colectivo e impulsar la formación continua del personal.
  • Clima laboral: Reconocimiento del trabajo bien hecho (verbal, premios …), comunicación interna (recogida de ideas y sugerencias), manual de acogida, actividades lúdicas periódicas y ofrecer unas condiciones laborales incluso mejores que las del convenio.
  • Prevención de riesgos laborales: implantar un plan de prevención de riesgos laborales, medidas de seguridad e higiene y un  plan de seguridad e higiene.

RSE con el ENTORNO y COMUNIDAD

  • Relaciones externas: buena gestión económico financiera que nos permita pagar a los proveedores en los plazos legales, clima de colaboración con las Administraciones Locales, pertenencia a asociaciones sectoriales locales y veto a proveedores no sostenibles.
  • Formación: colaboración en programas de prácticas de jóvenes y personas en riesgo de exclusión.
  • Apoyo a actividades sociales y deportivas: Patrocinio de asociaciones y actividades deportivas, regalo y/o cesión de materiales y objetos reutilizables y donación del 0,7% de la facturación a proyectos de cooperación al desarrollo.

Si en tu negocio aplicas muchas de estas acciones, no olvides darles visibilidad, publicando al menos un breve informe de sostenibilidad en tu página web.

comments powered by Disqus