Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Seguridad Social de los Autónomos

Derechos, bonificaciones y ayudas para madres autónomas

El dato de mujeres autónomas sigue creciendo: 1 de cada 3 trabajadores por cuenta propia de nuestro país es mujer.

Pero, mientras el crecimiento del emprendimiento femenino se sitúa en casi el doble que el masculino, convirtiéndose en un valor alcista, muchas se ven abocadas a abandonar su profesión cuando deciden ser madres.

En este artículo hemos recopilado las ayudas para madres autónomas. También sus derechos y bonificaciones.

Si eres mujer y autónoma es de imprescindible lectura.

Artículo actualizado el y escrito por Infoautónomos

Derechos, bonificaciones y ayudas para madres autónomas

Si lo prefieres puedes escuchar este artículo sobre Ayudas para madres autónomas aquí:

Las mujeres autónomas siguen creciendo.

En los últimos 10 años el número de altas femeninas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha crecido un 7,9%.  De hecho, 1 de cada 3 trabajadores por cuenta propia en nuestro país es mujer.

Y es que, si bien las mujeres son menos en el RETA (de las más de 44.000 altas como persona física del primer semestre de 2018, el 53,8% son varones frente al 46,2% de mujeres) ellas tienen mayor espíritu emprendedor.

El crecimiento del emprendimiento femenino se sitúa en el 1,83%, mientras que el masculino se queda en 0,80%.

El 70% de las mujeres emprendedoras en España inician sus negocios por oportunidad, pero muchas de ellas se ven obligadas a abandonarlo una vez que deciden ser madres.

Y es que la conciliación familiar es una de las grandes trabas para la mujer trabajadora por cuenta propia y madre.

Para evitar que esto suceda, el Estado tiene concebidas determinadas ayudas, prestaciones y bonificaciones, con las que paliar la escasez de ingresos durante el periodo de baja y conciliar, o al menos intentarlo, las vidas laboral y profesional.

El pasado viernes el Tribunal Supremo estableció que las prestaciones por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Esta es solo una, pero si eres autónoma y madre, o vas a serlo, no te dejes de leer este artículo porque seguro te interesa. 

Ayudas para madres autónomas: baja por maternidad

La mujer autónoma tiene derecho a la baja por maternidad durante 16 semanas ininterrumpidas.

Un periodo que se contabiliza desde el día mismo del parto y que puede aumentar en casos de hospitalización y parto múltiple.

Si bien la madre está obligada a disfrutar de las 6 semanas posteriores al nacimiento, puede transferir al otro progenitor las otras 10, o parte de ellas, o disfrutarlas a media jornada.

Una medida de la que también se pueden beneficiar aquellas mujeres trabajadoras por cuenta propia que deciden adoptar o tutelar a un menor. En este caso la fecha de la resolución administrativa de adopción o tutela supondrá el inicio de la baja y la recepción de la prestación.

Para poder recibir esta ayuda por maternidad  hay que cumplir con determinados requisitos:

1. Estar dada de alta tanto en Seguridad Social como en Hacienda y al día de los pagos (hay un plazo de 30 días para poner en orden tus cuentas en caso de no estar al corriente).

2. Tener cubierto un periodo mínimo de cotización establecido del siguiente modo:

  • Entre 21 y 26 años, al menos 90 días en los 7 años anteriores al momento del inicio descanso o 180 días cotizados a lo largo de su vida laboral.
  • Más de 26 años, al menos 180 días en los 7 años anteriores al parto o 360 días a lo largo de su vida laboral.
  • La excepción es para aquellas madres menores de 21 años a quienes no se les exige un periodo mínimo de cotización.

3. Comunicar en un máximo de 15 días el parto o la resolución administrativa de adopción o tutela.

La cuantía diaria del subsidio será el resultado de dividir la suma de las bases de cotización durante los 6 meses inmediatamente anteriores a la baja entre 180. Además, la cuota de autónomo estará bonificada al 100%.

Ayudas para madres autónomas: baja por maternidad no contributiva

¿Y qué pasa si no se ha cotizado lo suficiente? Pues que existe una pensión no contributiva por maternidad.

Podrás optar a ella sino cumples con los requisitos para poder ser beneficiaria de la baja por maternidad contributiva.

La duración de este subsidio se reduce a 42 días naturales desde la fecha del parto. Aunque puede verse extendida si concurre alguna de estas circunstancias:

  • Familia numerosa.
  • Familia monoparental.
  • Parto múltiple, igual o superior a dos hijos.
  • Cuando el padre o la madre estén afectados por una discapacidad igual o superior al 65%.

Su cuantía es diferente a la de la pensión en su modalidad contributiva y es igual al 100% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM). Actualmente hablamos de 17,93 euros diarios, que para 42 días haría un total de 753,06€.

En esta segunda opción de la baja por maternidad también la madre autónoma queda exenta de cotizar. 

Ayudas para madres autónomas: bonificaciones en la cuota

Las madres autónomas tienen derecho a otro tipo de ayudas más allá de la baja maternal.

Diferentes bonificaciones se ponen al servicio de la trabajadora por cuenta propia:

  • Bonificación para autónomas para la conciliación familiar vinculada a la contratación

La cuota mensual a la Seguridad Social será bonificada al 100% durante 12 meses si se va a cuidar a un menor de 12 años o a un familiar de hasta segundo grado (por afinidad o consanguinidad) con dependencia o discapacidad en un grado mínimo del 33%.

La cara B de esta bonificación es que existe la obligación de contratar a alguien que te sustituya mientras tú sigas dado de alta en el RETA. Y, una vez que vuelvas a estar activa tendrás que mantenerte en alta, mínimo, otros 6 meses.

Esta contratación se puede hacer a media jornada, pero, consecuentemente, la bonificación también se efectuará al 50%.

  • Bonificación para autónomas que disfruten de descanso por maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia

Esta medida no está sujeta a la contratación y, al igual que la anterior, bonifica el 100% de la cuota de autónomos. En este caso la cuantía de la prestación se halla haciendo una media entre las últimas 12 cotizaciones abonadas y solo puede solicitarse para descansos superiores a 1 mes.

  • Bonificación para madres autónomas que se reincorporan al trabajo tras la baja maternal

Las madres que trabajan por cuenta propia y se reincorporan a la vida laboral tras el periodo de baja, pueden disfrutar de la Tarifa Plana sin tener que esperar los plazos ordinarios de 2 años desde la última vez que la disfrutaron.

Para ello tienes que haber causado baja tanto en Seguridad Social como en Hacienda y reincorporarte a la actividad antes de que pasen los mencionados 2 años.

Y, si se opta por una cotización por una base más elevada, se aplicará una bonificación del 80% de la cuota.

  • Bonificación de la cuota para madres víctimas de la violencia de género

Para aquellas madres autónomas que hayan sufrido la terrible lacra de la violencia de género y hayan tenido que cesar en su actividad para hacer efectiva su protección, existe una bonificación del 100% de la cuota durante 6 meses.

Se suspende la obligación de cotizar, pero se entenderá que, a efectos de la solicitud de prestaciones, durante ese periodo sí se habrá cotizado. En un estado anómalo asimilado al de alta.

Para saber cuál es la base reguladora de ese periodo habrá que hacer el promedio de las bases cotizadas en los 6 meses previos a la suspensión de la obligación de cotizar.

Ayudas para madres autónomas: prestaciones directas

  • Ayuda en caso de parto múltiple

En el caso de dar a luz gemelos percibirás 2.565 €.  Una cantidad que varía y aumenta en función de los niños que tengas en el parto.

Si son 3 hijos la prestación aumenta hasta los 5.131 € y, para aquellas madres que tengan 4 o más, la ayuda llega a 7.696 €.

  • Ayudas por el nacimiento

Hay tres casos “protegidos” en los que a la madre se le otorgará una prestación o ayuda de 1.000 euros en un pago único tan solo por el hecho del nacimiento:

1. El bebé llega a una familia numerosa o comienza a serlo con el nuevo miembro.

2. Se trata de una familia monoparental.

3. Si la madre (o el padre) tenga una discapacidad de más de un 65%.

Ayudas para madres autónomas: Deducción en el IRPF 2018

Si tienes un hijo puedes deducirte en el IRPF 1.200 euros anuales hasta que tu bebé cumpla los 3 años. Una ayuda que también puedes percibir mensualmente en cuotas de 100€ si es que así lo solicitas.

Sea como fuere, tienes que haber cotizado un mínimo de 15 días en el mes en el que se solicita la ayuda y cumplimentar el Modelo 140 en las oficinas de la Agencia Tributaria, o a través de su página web.  

Ayudas para madres autónomas: Riesgo durante el embarazo y la lactancia natural

Se trata de una prestación que se reconoce, salvo algunas peculiaridades, en los mismos términos que en el Régimen General.

Son situaciones protegidas:

  1. Por riesgo durante el embarazo: cuando la trabajadora tiene que interrumpir tu actividad profesional porque el desempeño de la misma influya negativamente en la salud del feto, o en la suya propia, y así quede certificado.
  2. Por riesgo durante la lactancia natural: cuando haya que interrumpir la actividad profesional porque influya negativamente en su salud o en la del hijo menor de 9 meses, y así quede certificado.

Las prestaciones derivadas tienen la naturaleza de contingencia profesional, pero las madres tienen derecho a la misma, aunque no hayan cotizado por riesgo profesional.

Esta ayuda consistirá en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora establecida para la prestación de la IT derivada de las contingencias profesionales.

Ayudas para madres autónomas: Cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave

Se considera una situación protegida el periodo de cese parcial en la actividad para el cuidado de los menores enfermos afectados por cáncer o cualquier otra enfermedad grave que implique ingreso hospitalario de larga duración y requiera cuidado directo, permanente y continuo.

Eso quiere decir, que la madre opta por reducir su jornada al menos en un 50% (entendiendo por "jornada" 40 horas semanales).

Para el reconocimiento y abono de esta ayuda que compensa esa carencia de ingreso por la reducción de la jornada hay que estar al corriente de pago de la Seguridad Social.

Ayudas para madres autónomas: por Comunidades Autónomas 2018

Un último respaldo a todas aquellas madres autónomas y que requiere de una búsqueda pormenorizada, es el que ofrecen las comunidades autónomas.

Con que te des una vuelta por la página oficial del gobierno de tu región podrás encontrar ayudas económicas, becas para guarderías, libros de texto…

Y no solo las comunidades autónomas, también hay organismos de las provincias (como la diputación), las ciudades y los pueblos que tienen medidas implementadas para promover la natalidad o ayudar a la conciliación.

Lo mejor es que acudas a los servicios sociales de tu ayuntamiento para que te echen una mano y te orienten en la búsqueda.

Y si quieres que desde Infoautónomos gestionemos todo el papeleo concerniente a tu maternidad, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

    • Juan TREBE
    • 13 de octubre de 2018 a las 20:25
    • Muchos hombres ponen la empresa a nombre de su mujer para pagar menos impuestos, hacen bien porque es inconstitucional que una mujer pague menos impuestos que un hombre y un periodista debería saberlo.
comments powered by Disqus