Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Seguridad Social de los Autónomos

¿Qué es el RETA?

Todos los autónomos deben cumplir la obligación de tributar por sus ingresos ante Hacienda y cotizar por su actividad empresarial frente a la Seguridad Social. Pero los trabajadores por cuenta propia (autónomos) no lo hacen como los trabajadores por cuenta ajena (asalariados) sino que están incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Si quieres saber qué es el RETA, cómo darte de alta, cómo y cuánto se cotiza en este Régimen… atento al siguiente artículo.

Artículo actualizado el y escrito por Infoautónomos

¿Qué es el RETA?

Sujetos incluidos en el RETA

El RETA es el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en el que deben estar inscritas todas aquellas personas que realicen de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, y siempre que el desempeño de esta actividad no esté sujeta a contrato de trabajo por ninguna empresa.

La página de la Seguridad Social especifica que deben ingresar en el RETA, además de este perfil genérico:

  • Cónyuge y familiares hasta segundo grado, por consanguinidad o afinidad, que colaboren con el trabajador autónomo y no tengan condición de asalariado.
  • Escritores de libros.
  • Trabajadores autónomos económicamente dependientes que son aquellos que reciben, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos, de un mismo cliente.
  • Trabajadores autónomos extranjeros que residan y ejerzan legalmente su actividad en el territorio español.
  • Profesionales que ejerzan una actividad por cuenta propia que requiera la incorporación a un Colegio profesional cuyo colectivo ya esté integrado en el RETA, con determinadas salvedades.
  • Los socios industriales de sociedades regulares colectivas y de sociedades comanditarias.
  • Los socios trabajadores de las Cooperativas de Trabajo Asociado que hayan optado en sus estatutos por este régimen (la edad mínima del trabajador tiene que ser 16 años).
  • Comuneros o sociedades de comunidades de bienes y sociedades civiles irregulares.
  • Quienes ejerzan funciones de dirección y gerencia, incluyendo el desempeño del cargo de consejero o administrador, y los que presten servicios para una sociedad mercantil capitalista siempre que posean el control efectivo de aquella (o lo que es lo mismo, ser titular de, mínimo, la mitad del capital social).

Quedan excluidos de este RETA los trabajadores por cuenta propia o autónomos cuya actividad se incluya en otro Régimen de la Seguridad Social. Y se añade a la lista de incluidos los trabajadores por cuenta propia agrarios mayores de 18 años y que reúnan los requisitos:

  1. Ser titular de la explotación y obtener, al menos, el 50% del total de la renta total y el tiempo de trabajo dedicado sea superior a la mitad del tiempo de trabajo total.
  2. Que los rendimientos anuales netos obtenidos de la explotación agraria no superen el 75% del importe de la base máxima de cotización establecida en el Régimen General de la Seguridad Social.
  3. No tener más de dos trabajadores fijos en la explotación o que el número de jornales satisfechos a los trabajadores eventuales no supere los 546 en un año.

Cómo darte de alta en el RETA

Si tienes claro que tienes que afiliarte al RETA porque tu perfil se encuentra entre los mencionados anteriormente, deberás cumplimentar el modelo TA0521. Este modelo tiene varias versiones según la actividad que vayas a realizar. Se trata de un trámite que debes hacer acudiendo a la sede de la Dirección General de la Seguridad Social que te corresponda o vía telemática, si tienes activada la firma electrónica.

Un dato importante, porque es algo que ha cambiado con la entrada en vigor del articulado completo de la Ley de Autónomos en enero de 2018: tendrás que darte de alta en la Seguridad Social hasta 60 días antes de iniciar tu actividad y, posteriormente (aunque sea en el mismo día) darte de alta en Hacienda. De hecho, si no cumples con este requisito, puedes perder las bonificaciones vigentes de las que puedes ser beneficiario (tarifa plana, pluriactividad…).

Eso si, no comenzarás a pagar cuota de autónomos hasta que no cumplas con este segundo alta, vía modelos 036 ó 037. Ese será el momento exacto en el que la Administración entienda que comienzas a desarrollar tu actividad.

¿Estoy obligado a inscribirme en el paro? INfoautónomos te ayuda

Cuánto se cotiza en el RETA

La cotización en el RETA tiene la finalidad de proporcionaros ciertas coberturas a los trabajadores autónomos. La Administración deja en tu mano la posibilidad de elegir estar cubierto por unas cosas u otras según lo que decidas pagar cada mes.

Siempre pagarás por las contingencias comunes que te cubren ante una enfermedad común o accidente no laboral, pero a partir de ahí tú decides de entre las coberturas voluntarias las que quieres y las que no. Con una excepción: autónomos calificados de “económicamente dependientes” (TRADE) o con un trabajo considerado de alta siniestralidad laboral también estarán obligados a cotizar por contingencias profesionales.

Entre las cotizaciones voluntarias del RETA puedes elegir:

  • Cotización por contingencias profesionales que ofrecen una cobertura más amplia que las comunes ya que tendrás derecho a la atención privada en tu mutua de trabajo y al cobro de una prestación que asciende al 75% de la base de cotización del mes anterior a la baja.
  • Cotización por cese de actividad que te permitirá, siempre y cuando cumplas determinados requisitos, percibir el paro de los autónomos.

Cómo se cotiza en el RETA

Si tienes claras las contingencias por las que quieres estar cubierto ahora solo falta echar las cuentas de lo que te supondrá mensualmente la cotización. Bien es cierto que el 80% de los autónomos tan solo cotiza por las contingencias comunes pero debes pensar que aumentar un poco la cuantía de la cuota mensual puede allanarte el camino en caso de ponerte enfermo o tener que cerrar tu negocio.

De todas formas piensa que aunque de primeras elijas una base de cotización, con la nueva Ley de Autónomos, podrás cambiarla hasta 4 veces al año sin consecuencias de ningún tipo. Cada año esta base viene marcada en los Presupuestos Generales del Estado, donde se especifica su extremo mínimo, en la actualidad, 919,80€, y el máximo, 3.751€.

Partiendo de la base elegida, irás aumentando el porcentaje de las contingencias que quieras cotizar. Por ejemplo, si te decantas por cubrirte ante el cese de la actividad, tienes que sumar un 2,20% a la base. Para cotizar por contingencias profesionales tendrás que buscar el porcentaje que corresponde a tu actividad, pero que siempre oscilará entre el 1,3% y el 6,8%.

Esperamos que hayas entendido un poco mejor cómo funciona y para qué sirve el RETA porque es sumamente importante que te familiarices con estos términos en paralelo al desarrollo de tu negocio. De todos modos, si quieres olvidarte de estas cuestiones lo mejor es que te pongas en contacto con la asesoría de Infoautónomos y dejes que nuestros profesionales resuelvan todas tus dudas y te ayuden con todo el papeleo.  

    • Libertad Canaria
    • 14 de febrero de 2018 a las 22:22
    • La mejor opción que tienen los autónomos en España es emigrar.
comments powered by Disqus