Política de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su instalación. Para más información haz clic aquí.

Seguir navegando

Tipos de sociedades

Pacto de socios: Qué es y cómo se hace

Contar con un pacto de socios puede suponer la diferencia entre la supervivencia y el fracaso de tu negocio. Muy a menudo, el espíritu emprendedor impide que los socios de una recién creada startup contemplen los problemas de puedan surgir entre ellos en el futuro. Gracias a este acuerdo, la resolución de esos conflictos tendrá lugar de forma rápida y eficaz.

Artículo actualizado el 20/9/2015 y escrito por Infoautónomos

Pacto de socios: Qué es y cómo se hace

Contar con un pacto de socios puede suponer la diferencia entre la supervivencia y el fracaso de tu negocio. No pretendemos ser alarmistas, sin embargo, esa es la realidad. El buen funcionamiento de una sociedad no está garantizado con el mero cumplimiento de la legalidad vigente.

Al contrario de lo que puedas pensar, la legislación mercantil y civil no está lo suficientemente detallada como para regular cada uno de los aspectos inherentes a un negocio. Esto no es algo malo. Todo lo contrario. La ley otorga una gran capacidad auto-reguladora a los socios. Después de todo, existen multitud de posibilidades y variables que pueden ser objeto de regulación. Poder decidir las reglas de juego supone una gran libertad, pero también un ejercicio de responsabilidad que no conviene tomar a la ligera.

¿Qué es el pacto de socios?

El pacto de socios es un acuerdo suscrito por todos los socios de un negocio, cuyo propósito no es otro que el de regular las relaciones internas dentro de la sociedad, a fin de garantizar la resolución de conflictos que puedan poner en riesgo la continuidad del proyecto. Existen una gran variedad de casos, que en seguida vamos a explicar al analizar las cláusulas típicas de un pacto de socios modelo. Debes tener en cuenta que la ley no obliga a la firma de un pacto de socios; sin embargo, te recomendamos encarecidamente que cualquier proyecto en el que te involucres cuente con uno.

Imagina que pasados unos años de desarrollo y actividad de vuestro negocio, uno de tus socios decide que quiere abandonar la sociedad, pero pretende vender sus participaciones a un amigo suyo que te es totalmente desconocido y en el que ni si quiera confías. Probablemente, en ese momento, agradecerás haber firmado un pacto de socios, de acuerdo con el cual tú y el resto de socios tengáis prioridad a la hora comprar dichas participaciones. Éste es tan sólo un ejemplo típico de los muchos problemas a los que se enfrentan emprendedores primerizos que no han hecho sus deberes.

Descargar modelo de Pacto de Socios

¿Cuándo y por qué debes firmar un pacto de socios?

Los momentos en los cuáles debe firmarse un pacto de socios son, fundamentalmente, aquellos en los que un nuevo socio entra en la sociedad. Por lo tanto, el pacto de socios ha de tener lugar:

  • En cada ocasión en la que un nuevo socio entre a formar parte de la sociedad.

No obstante, si bien el motivo fundamental de acuerdo con el cual se ha de firmar un pacto de socios es para evitar conflictos internos, cuya resolución no está regulada por la ley, existe un motivo igual de importante y que, a menudo, no es explicado en artículos como éste. Con independencia de que realmente surja o no un problema, contar con un pacto de estas características funciona como una garantía de que éste se resolverá rápidamente. Este elemento es de vital importancia a la hora de atraer capital inversor a tu negocio. Un business angel o un fondo de inversión se mostrarán, por ejemplo, mucho más inclinados a involucrarse en un proyecto que cuente con mecanismos para evitar bloqueos en la toma de decisiones mediante votación de los socios.

¿Qué eficacia tiene el pacto de socios?

Lo primero que debes entender es que el pacto de socios se basa en el principio de la autonomía de la voluntad, de acuerdo con el cual, las partes pueden acordar todo lo que estimen oportuno, siempre y cuando no sea contrario a la ley.

Por otra parte, el pacto de socios es de naturaleza “inter pares”, o lo que es lo mismo, su eficacia se limita a aquellas personas que lo firmaron, las cuales quedarán obligadas entre sí, e incluso tendrán derecho a utilizar determinadas acciones legales en caso de que el acuerdo haya sido incumplido. Esto incluye, por ejemplo, acciones para exigir una indemnización por daños y perjuicios o incluso para obligar a las otras partes a cumplir con lo acordado.

Sin embargo, cuando se trata de responder frente a terceros, debes tener en cuenta que el pacto de socios, en principio, carece de eficacia.

¿Cómo se hace un pacto de socios?

En primer lugar, y aunque existen multitud de pactos de socios modelo, es siempre recomendable redactar uno que se adate específicamente a la naturaleza y estrategia del negocio en cuestión.

Para hacer un pacto de socios, basta con la firma de un documento cuyo contenido cuente con la conformidad de todos los socios. Este acuerdo no debe confundirse con los estatutos societarios, los cuales deben ser recogidos en escritura pública ante notario. Por supuesto, nada impide que el pacto de socios sea también elevado a carácter público ante notario, aunque esto último no es necesario para dotarlo de eficacia jurídica.

También conviene destacar que, cuando se desee su modificación, la naturaleza contractual de este pacto exige el acuerdo de todos los firmantes, sin que tenga lugar la aplicación de las mayorías establecidas por los estatutos.

Por último, los compromisos a los que los socios se obligan mutuamente tienen plena aplicación jurídica. Por ese motivo, y aunque no es obligatorio contar con asesoramiento legal, recomendamos encarecidamente hacerlo.

Descargar modelo de Pacto de Socios

¿Qué regulan los pactos de socios?

Existen una gran cantidad de cuestiones que pueden ser objeto de regulación en un pacto de socios. No obstante, vamos a intentar resumirlas en los distintos apartados:

  • Buen gobierno de la sociedad: Todo el conjunto de normas destinadas a dirimir conflictos o situaciones de bloqueo en la toma de decisiones, principalmente en los órganos societarios más relevantes, como la junta de accionistas y el consejo de administración.
  • Entrada de socios: La entrada de nuevos socios y, especialmente, la de inversores necesita contar con unos términos y condiciones que se adapten a los objetivos de todos.
  • Salida de socios: Todo negocio puede experimentar la salida de un socio, en cuyo caso es recomendable haber pactado previamente las condiciones en las cuales esta circunstancia tenga lugar, tales como el derecho de adquisición preferente, los derechos de arrastre (drag along) y acompañamiento (tag along), etc.
  • Funciones y dedicación de cada socio: Dejar por escrito el tiempo de dedicación personal al proyecto, así como aquellas funciones y tareas a las cuales cada socio se compromete puede evitar serios malentendidos.
  • Cláusula de no competencia: Puede darse el caso de que los socios se comprometan a no trabajar o ser socios a su vez de otra empresa que lleve a cabo una actividad económica semejante.

Para terminar, queremos insistir en que un pacto de socios debe funcionar como garante del buen funcionamiento del buen funcionamiento de un negocio, evitando la aparición de conflictos y, llegado el caso, garantizando su resolución. Por ese motivo, conviene analizar adecuadamente el contenido del acuerdo para evitar que éste no se convierta en un elemento que impida la adecuada evolución del negocio.

    • rubenchik
    • 11 de octubre de 2015 a las 10:00
    • Muy relevante el tema.Gracias y un saludo.
comments powered by Disqus